Hecho en Bolivia: ¿Por qué apoyar a la industria nacional?

Bolivia Emprende / Junio 09, 2021

Compartir en:

Mediante datos proporcionados por FUNDEMPRESA a través del «Reporte Fundempresa Abril-2021: Estadísticas del Registro de Comercio de Bolivia» se conoce que hasta el mes de abril del 2021 existen  341.830 empresas en Bolivia. Cada una de estas empresas trabajan para aportar a la productividad y desarrollo del país que se ve proporcionado en el crecimiento económico y el aumento del Producto Interno Bruto (PIB) al cual según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) el año 2020, Bolivia tuvo un decrecimiento del 11.11% y mediante datos del Banco Mundial a través del reporte: Volver a crecer: Informe semestral del Banco Mundial para América Latina y el Caribe se conoce que para el 2021, Bolivia prevé un crecimiento del 4.7%.

Artículo relacionado: Volver a crecer: Informe semestral del Banco Mundial para América Latina y el Caribe

Para que Bolivia pueda lograr las metas propuestas, unos de los factores importantes para que el aparato productivo sea demandado por la población, es que la ciudadanía boliviana incremente el consumo de productos o servicios nacionales (bienes y servicios). Si las empresas cuentan con una mayor demanda de sus productos y/o servicios, las empresas incrementarán y mejorarán su oferta; de esa manera se podría satisfacer la demanda de los consumidores y al mismo tiempo se sofisticaría la estructura productiva de Bolivia y crecerá el Producto Interno Bruto (PIB).

1. Productos y servicios nacionales

Los productos y servicios nacionales tienen un valor agregado porque están hechos por talento y manos bolivianas que fortalecen la economía del país. Al comprar o adquirir la producción boliviana se potencia al sector productivo y el sector de servicios. Además, esto tiene como resultado la alimentación de recursos que ingresa a un ciclo virtuoso en el que la producción sale y entra a la economía nacional.

El momento que una persona prefiere consumir un producto nacional, llama a una mayor demanda, lo que conlleva a consolidar la economía y posteriormente se evidencia que entre empresas mejoran la calidad de la producción y hace que la industria nacional sea más competitiva.

Artículo relacionado: Jawitas mi Chulumani, la delicia que apuesta a convertirse en franquicia

2. Generación de empleo

Si se apuesta por los emprendimientos y empresas nacionales, se generan oportunidades de empleabilidad lo que hace posible que mejore la calidad de vida de cada boliviano.

Cuando una persona consume un producto o servicio nacional no solo aporta a un empresario también da la oportunidad para que varias personas puedan acceder o mantenerse en una fuente laboral desde diversos ámbitos, ya sea desde la persona que trabaja en producción de la materia prima, la fabricación y la presentación final del producto. Según el INE, Hasta el 2018, el país contaba con 225.396 empleados en servicios; 313.306 funcionarios en el sector de comercio y 101.563 trabajadores en la industria. Bolivia tiene gran talento humano de hombres y mujeres que con sus conocimientos son capaces de transformar la industria nacional. Los equipos de trabajo de cada empresa mostraron sus habilidades de resiliencia en diversos ámbitos sobre todo y gracias a la tecnología.

Artículo relacionado: Yaigo: You ask I go, una empresa de delivery de un equipo boliviano para los bolivianos

3. Transformación digital la llave maestra para la reactivación económica

La transformación digital da paso a la reactivación económica porque impulsa a que las empresas o emprendimientos cuenten con nuevos modelos de negocio, optimicen tiempos y costos, además de generar nuevas fuentes de ingresos que ayuda en la resiliencia del sector empresarial.

El ingreso acelerado de la digitalización en las empresas trajo el aumento de la competitividad, el crecimiento y la creación de empleo para nuevo talento preparado con habilidades tecnológicas. Asimismo incorporó soluciones que facilitan la gestión empresarial y ayudan en el uso eficiente de los recursos de las empresas.

La reactivación económica va de la mano de la transformación digital, la tecnología es una herramienta que ayuda en la formación integral de los equipos de trabajo, la planificación y control de actividades, asegura el uso eficiente de los recursos, mejora y optimiza la creación de productos y servicios.

Artículo relacionado: Ventajas de integrar la digitalización en las empresas

4. Cadena de valor que da paso al ecosistema emprendedor

En Bolivia se puede generar varias cadenas de valores entre emprendedores. Una cadena de valor es una serie de actividades que genera un valor agregado al producto o servicio final que ofrece cada empresa o emprendimiento. Esta cadena trabaja de manera sinérgica con las cadenas de valores de otras empresas, proveedores y clientes en actividades primarias, es decir, procesos básicos de venta como la producción de la materia prima, la fabricación del producto y el resultado final o bien pueden realizar actividades de apoyo que tiene relación con temas internos que le darán soporte a la empresa como el abastecimiento tecnológico, administración de recursos humanos e infraestructura, entre otros.

Artículo relacionado: Guía para acceder al Crédito SIBolivia

Estas cadenas de valor fortalecen el ecosistema emprendedor, porque se crean conexiones valiosas entre empresas, instituciones o inversionistas que de manera conjunta desarrollan ideas innovadoras que se pueden capitalizar, trabajar de manera colaborativa y en conjunto permite que se logren mejores resultados.

Artículo relacionado: Mapeo del Ecosistema de Tecnología Digital en Bolivia 2020

5. Hecho en Bolivia

Desde el año 2000 se impulsa la campaña «Hecho en Bolivia» que promueve el desarrollo productivo e industrial. Esta campaña es una estrategia con visión productiva y para salir de la aguda crisis que se vivía en ese entonces. La Cámara Departamental de Industria de Cochabamba el año 2001, propuso lanzar una campaña con el lema CONSUME LO NUESTRO – HECHO EN BOLIVIA – EMPLEA A LOS NUESTROS, que resultó exitosa cumpliendo la finalidad incentivar el consumo de productos bolivianos, para generar empleo y riqueza en el país.

El sello «Hecho en Bolivia» marca tendencia en productos y servicios producidos en el país porque llevan este distintivo, que en la actualidad, organizaciones campesinas, artesanos, entidades relacionadas con la cultura y miles de productos que circulan en el mercado llevan este distintivo de procedencia y marca país, como símbolo empresarial de identidad nacional y distinción internacional.

Te invitamos a consumir y comprar productos realizados en Bolivia que tengan la marca «Hecho en Bolivia».

Cuando una persona consume un producto nacional boliviano genera un efecto multiplicador en la economía y en la industria, asimismo hace que la marca «Hecho en Bolivia» realce y vaya más allá de las fronteras. Consumir productos bolivianos genera grandes beneficios al país a través de la generación de empleo, riqueza y oportunidades entre bolivianos. Con el consumo y apoyo de cada ciudadano se podrá reactivar la economía nacional. ¡Consume lo nuestro, apoya a los nuestros!

Comentar