El servicio de delivery triplicó su presencia en el sector gastronómico

El Deber / Febrero 08, 2021

  
Fuente imagen: Página Siete

PLa pandemia de coronavirus provocó que prácticamente todos los negocios se reconfiguren. En el caso específico del sector gastronómico, potenció su relación de las empresas con el servicio de delivery, el cual se convirtió en su principal canal de ventas durante los periodos más críticos de la cuarentena rígida. Así, de haber tenido entre un 5 y un 10% de presencia de delivery en el sector gastronómico, hoy acapara entre el 15 y el 30%.

Artículo relacionado: Servicios de Delivery con los que puede trabajar tu empresa en Bolivia

De acuerdo con Fernando Medina, Presidente de la Cámara Gastronómica de Santa Cruz, al ser limitadas las atenciones en los locales durante buena parte de 2020, el 100% de las ventas del sector se produjeron a través del servicio de delivery.

El delivery se convierte en una de las fuentes de ingresos

Conforme las restricciones se fueron flexibilizando, ese porcentaje fue disminuyendo para situarse en la actualidad, según Medina, entre un 15 y un 30%. Antes de la pandemia, el servicio de delivery concentraba entre el 5 y 10% de las ventas del sector gastronómico. “El delivery se convierte en una de las fuentes de ingresos. Muchas personas prefieren quedarse en casa. Son y serán una fuente de recursos fundamental para los negocios”, sostuvo Medina.

La importancia que cobra el servicio de reparto depende de las características del negocio (fast food, restaurante tradicional o un nuevo emprendimiento) y los horarios en los que se les permita operar, sobre todo, en la noche (que es cuando se producen más transacciones).

Cabe recordar que el 70% de las ventas nocturnas de los negocios gastronómicos se genera entre las 20:30 y 23:00.

En el caso de Pollos Chuy, el canal de venta por delivery externo acapara entre el 12 y 18% de sus transacciones. Esos porcentajes, según Eduardo Antelo, Gerente General de la empresa, varían de acuerdo con la rigidez de las cuarentenas. Si se toman en cuenta los pedidos que realizan los clientes para llevar (que recogen de los locales) y entregas que hace la firma a través de su propio servicio de reparto, el porcentaje oscila entre el 40 y 50% (antes de la pandemia alcazaba al 30%).

“La gastronomía no vive del reparto, la importancia de este servicio depende de las restricciones que se apliquen al sector. Hoy, debido a la pandemia, la gente prefiere pasar a recoger su comida o comer algo rápido en los locales que tienen medidas de bioseguridad, algo en lo que hemos invertido”, explicó.

El delivery ya existía desde hace 40 años

El ejecutivo señaló que el servicio de delivery no es algo nuevo, sino una prestación de la que disponen desde hace 40 años. Lo que ha cambiado, según Antelo, son las formas: evolucionó desde un pedido telefónico enviado por radiomóvil a las aplicaciones.

En el restaurante El Arriero, las ventas mediante el servicio de delivery en enero de este año concentraron el 25% de las transacciones. En 2020, acapararon el 15% de sus operaciones y ese porcentaje llegó hasta el 40% durante la reapertura del local. El negocio trabaja con tres empresas de entrega y cuenta con su propio servicio de reparto.

Para poder atender la demanda, El Arriero realizó inversiones en bioseguridad y empaques que garanticen el mejor manejo de los alimentos que comercializa y que adquieren sus clientes. Además capacitó a su personal para que sepa cómo trabajar con delivery y habilitó un espacio exclusivo para despachar los pedidos. En términos generales, El Arriero registró ventas un 50% menos que el año pasado, con respecto a las concretadas en 2019.

En La Fierita Burguer, las ventas mediante el servicio de entrega llegaron hasta el 30% durante la pandemia. Daniel Pérez, su Gerente Propietario, explicó que estar disponible en aplicaciones de delivery además le permitió llegar a nuevos clientes.

Gracias al delivery muchos de los clientes se fidelizaron a las empresas durante la pandemia

En la actualidad, debido a la flexibilización en las restricciones, las operaciones por delivery concentran el 15% de las transacciones. Y es que, según Pérez, muchos de los clientes que fidelizaron durante la pandemia prefieren visitar el local.

“Los delivery nos ayudaron para poder llevar los productos de la empresa. Gracias a ellos y su apoyo podemos satisfacer la necesidad de los clientes”, manifestó el emprendedor.

Para poder tomar el control en sus envíos y estar más cerca de sus consumidores algunos restaurantes crearon Zass, la primera aplicación cooperativa del sector gastronómico.

Algunas de las marcas disponibles en la app son Sushi Tren, Lomitos Hamacas, TutiCapa, Piñata Wey, Loa Gourmet Burger, Olla Camba y Los Hierros. La aplicación puede ser descargada desde la Google Play Store (dispositivos Android) y la Apple Store (iOS).

Socios estratégicos

Así como para los negocios gastronómicos el servicio de delivery es importante, para las empresas de reparto los restaurantes son socios estratégicos. Y es que, en la mayoría de los casos, la industria gastronómica concentra más del 50% de las transacciones de las compañías de entrega.

Para PatioService, la industria gastronómica representa el 80% de sus operaciones. Así lo indicó Juan Pablo Salinas, CEO de la compañía. “Para nosotros particularmente son aliados estratégicos, sin ellos, no existe el negocio”, señaló el ejecutivo.

Por ello, es que PatioService redujo el costo de sus servicios durante los primeros seis meses de la pandemia, para colaborar con los negocios gastronómicos. Además, creó la app Motoclick, para que los comercios usen sus motocicletas gratis sin comisión en sus propias entregas.

A decir de Salinas, el delivery creció mucho y los comercios, especialmente los pequeños, se beneficiaron, mientras que los grandes no lograron vender lo mismo que antes de la pandemia. Por consiguiente, es necesario que la industria se adapte un poco a vender más en línea o para llevar, haciendo más ligera su estructura.

El 65% de los pedidos que recibe Yaigo son de comercios gastronómicos

En el caso de Yaigo, aproximadamente el 65% de los pedidos que recibe proviene de comercios gastronómicos, indicó Ariel Valverde, CEO de la firma.

El restante 35% de las transacciones que registra Yaigo, se reparte entre farmacias, implementos de salud, supermercados, bebidas y tiendas regalos.

Artículo relacionado: Yaigo: You ask I go, una empresa de delivery de un equipo boliviano para los bolivianos

Para PedidosYa los restaurantes y los negocios gastronómicos son aliados muy valiosos. Según la empresa, esto ha sido un valor fundamental desde el comienzo de las operaciones a través de NetComidas, que comenzó-de la mano de emprendedores bolivianos que abrieron el mercado- siendo una plataforma dedicada exclusivamente al sector gastronómico y luego, a través de la adquisición por parte de la marca uruguaya hoy perteneciente a la firma germana Delivery Hero, evolucionó incorporando nuevas verticales de negocios como supermercados, farmacias, tiendas de mascotas, envíos y mucho más.

Durante la emergencia sanitaria, la compañía manifestó que registró un crecimiento mayor al esperado, a la vez que aumentaron los nuevos verticales como supermercados y farmacias.

Un aspecto en el que trabajan constantemente las empresas de delivery es el de mejorar la experiencia de sus usuarios optimizando sus aplicaciones y expandiendo el abanico de negocios, más allá de los gastronómicos, que ofertan sus productos a través de ellas.

Etiquetas: ,

Comentar