¿Es mi negocio escalable? 7 Formas de escalar tu negocio

Mondo Agit / Abril 18, 2019

  

“Una empresa nace para crecer en el mercado”, esta expresión parece obvia, todos nacen con esa expectativa de crecer, mejorar aumentar la cartera de clientes, etc, sin embargo, la realidad de nuestro medio da cuenta que si bien años tras año se incrementa el número de empresas en Bolivia (8.304 fueron creadas hasta mayo de 2018,) se percibe un estancamiento en los emprendimientos” de acuerdo a la directora de la Fundación Emprender Futuro, Allison Silva.

Este estancamiento responde a: de acuerdo al Reporte Nacional del Emprendimiento en Bolivia (Global Entrepreneurship Monitor GEM 2014)factores internos y externos a la empresa como las normativas o políticas nacionales de empresa y comercio, falta de estrategias para escalar, contratación de talento humano, financiamiento, limitadas herramientas e ineficiencia entre otros contribuyen a que muchas empresas se estanquen y otras que incluso se cierren.

Por otro lado, las empresas que registran un  crecimiento en la mayoría de ellos casos, su crecimiento es lineal.

Es posible lograr que un negocio sea escalable en nuestro medio, la buena noticia es que todos los negocios se pueden hacer escalables.

¿Qué es escalar un negocio?

Crecimiento lineal (rojo) exponencial (verde), y potencial (azul)

Generalmente, se entiende escalabilidad como la capacidad de un sistema o proceso de realizar más o menos trabajo sin verse afectado en su buen funcionamiento. En un negocio, escalabilidad se refiere a la forma de crecimiento: a la capacidad de crecer (o decrecer) sin que ello afecte (demasiado) su funcionamiento.

Desde el punto de vista de la escalabilidad, existen dos opciones: escalable o no escalable.

En un Negocio no escalable, el nivel de ventas es proporcional al nivel de costos, hablamos de un crecimiento proporcional.

El problema adicional de este tipo de negocio es el riesgo que supone el crecimiento. Si vendemos mucho más que antes, contratamos empleados, alquilamos un local mayor y adquirimos maquinaria. Luego, si unos meses (o años) después las ventas bajan un 30% estaremos pagando por una infraestructura y unos recursos humanos iguales que cuando vendíamos un 30% más (y aunque podamos cambiar de local, la ley no nos va a dejar despedir fácilmente a nadie).

Es el caso tradicional de la fábrica, el panadero, el músico que da conciertos, el maestro que da clases presenciales, la habitación de un hotel, etc.

En un negocio escalable, el costo es más o menos independiente de la cantidad de ventas, de modo que el crecimiento no es proporcional, sino exponencial. Es el caso de, por ejemplo, una aplicación o una película. A penas importa cuántas personas la vean o adquieran, la mayor inversión no es el ancho de banda ni el servidor del software, tampoco el soporte físico o ancho de banda para servir la película, sino la creación de ambas.

¿Cómo hacer escalable mi negocio?

1. Talento humano y capacitación

Se necesita más de una persona para tener un negocio exitoso. Tú llevas las riendas de la empresa como el dueño, pero el crecimiento requiere de expandir las ideas. Empujar a un equipo unido en donde cada miembro es un talento, ayudará a complementar las habilidades.

Así también es importante considerar que uno nunca termina de aprender, el equipo humano debe estar en constante capacitación.

Muchas veces, en los emprendimientos por necesidad, los emprendedores están tan en el negocio que se olvidan que tienen que seguir creciendo”, explica Alison Silva. Ante ello, es clave que quienes encabezan un negocio decidan moverse de su espacio de confort para ambicionar y llegar a más.

Cuando hacen eso entonces buscan más capacitación, buscan más socios, más redes de contacto donde puedan aliarse. Salir del espacio de confort y buscar más allá de lo que hay frente a uno es lo primero”, aconseja Silva.

Los emprendedores deben buscar capacitarse sobre aquellas que se enfocan en las verdaderas necesidades de su emprendimiento. Si bien la mayoría de las herramientas son útiles para todos, no todos los emprendedores necesitan conocer más sobre lo mismo.

2. Usa la tecnología

La tecnología debe convertirse en el mejor aliado del emprendedor. Accediendo a internet y usando herramientas de hardware y software las personas pueden acceder a un mundo de información y redes de contacto, todos factores determinantes a la hora de iniciar un negocio.

Utilizando las tecnologías de información y comunicación (TIC), los emprendedores pueden hoy contar con una serie de herramientas de trabajo, desde un ERP o CRM gratis, hasta línea de teléfono fijo vía skype, herramientas de gestión de tareas en cloud computing y plataformas de crowdsourcing, entre otras.

Otro los beneficios que ofrecen las TIC a los emprendedores, es que permite “la colaboración en línea y el intercambio de ideas, algo que impulsa la internacionalización”.

Por otro lado el Internet abre las puertas a añadir servicios tecnológicos como marketing online para todo tipo de negocios. De hecho los servicios financieros fueron unos de los primeros en virar hacia la banca digital. Las empresas también pueden adoptar ese modelo a sus negocios.

3. Innova

Que la innovación marque la diferencia de tu negocio en el mercado. Es importante generar y aplicar nuevas ideas que permitan mejorar ya sea en la presentación del producto o servicio, la atención, la distribución, el producto como tal.

Se pueden escalar transformando o adaptando procedimientos de forma que puedan ser realizados por máquinas o aplicaciones

Se debe desarrollar la capacidad creativa e innovadora en la etapa inicial de validación de la propuesta de valor en el entorno: solución-problema-cliente. Es allí cuando debemos  crear e innovar para satisfacer las necesidades únicas de los clientes y usuarios de la región.

4. Establece una Franquicia

Otra opción para convertir un negocio que está funcionando bien en un negocio escalable es aprovechar la fórmula de la franquicia. Vendes el éxito que has tenido en tu negocio original a otros emprendedores que estén buscando una oportunidad de negocio. Esta es la fórmula que hemos usado en Mondo Agit para un crecimiento más escalable.

Así, por ejemplo, en el caso de Kurukan, la empresa que hace trabajos de madera:

La venta de objetos de madera de un catálogo sería perfectamente escalable. Primero se crea el diseño y luego se buscan proveedores que hagan bien el trabajo. Finalmente se les da internamente el último toque, se le añade el “ingrediente secreto”. Ahí ya has escalado: con un empleado haces el trabajo que antes hacían 10. Creces en volumen de negocio, pero apenas en riesgo.

También se puede trabajar con patentes para proteger los diseños, así el proveedor puede hacerlo todo sin miedo a que te robe tu diseño (aunque no suele ser conveniente soltar toda la producción de la mano).

El trabajo de autor en una carpintería se puede escalar mediante precio: por lo que al principio se cobraba 100, ahora se cobra 500, mañana 1.000 y pasado 10.000, así hasta el infinito.

5. Define tus procesos

Si quieres que tu negocio escale de forma exitosa, es importante que definas las rutinas que operaciones va a impulsar, así mismo estos procesos deben estar documentados para facilitar la orientación a un nuevo miembros se incorpore en el equipo. Sin tal documentación creará más dificultades que la inversión de tiempo para crear y escribir estos sistemas.
Es importante para ellos estar estandarizados y delegar para asegurar que la producción fluya en sus prácticas.

6. Evalúa

¿Cómo verificas que tu negocio ha crecido sin haberte puestos estándares o parámetros precios? Cuando un negocio es pequeño, su propietario típicamente está envuelto en cada aspecto de su empresa. Una vez que transita de una pequeña a una gran compañía, el dueño no puede estar involucrado en cada detalle. Nadie puede. Cada empresas por mas pequeña que sea debe colocarse estándares que le permita medirse al final de cada periodo.

Las métricas permiten al emprendedor dormir en la noche. Ellas te dicen lo que está pasando en tus negocios, lo bueno y lo malo. Sin ellas, no tienes manera de saber qué arreglar o decir si tus esfuerzos son efectivos. Las métricas también van más allá de tus ganancias mensuales.

Así que, desarrolla un robusto set diario, semanal y mensual de métricas clave para medir tu negocio. Otra vez, si necesitas ayuda con esto, es probable que valga la pena invertir en buscar un consejo experto.

Con frecuencia, los líderes de negocios creen que darse cuenta de cómo crece su negocio es un gran reto. Pero la práctica hace al maestro.

Las 6 claves son importantes a considerar para escalar un negocio.  Ya decía Javier Megías en su artículo sobre la escalabilidad: Que un negocio no sea escalable no significa automáticamente que sea mal negocio, simplemente que el crecimiento será más lento: depende de ti como quieras ir.

7. Busca un mercado global

Lo importante en las tendencias del mercado global, es reconocer que así como se han roto las barreras geográficas, también se han ampliado los mercados locales, es decir, los mercados locales se han abierto a nivel internacional.

Etiquetas: ,

Comentar