Instituto de innovación social: La revolución digital ante los grandes retos del mundo

ESADE / Julio 04, 2018

  

El Instituto de innovación social de la Universidad Ramón Llull presentó el estudio “La revolución digital ante los grandes retos del mundo” que explora la convergencia entre el sector social, la innovación y las tecnologías de información y comunicación y su enorme potencial a la hora de resolver las disparidades económicas y los retos sociales y ambientales más críticos actualmente en América Latina.

El análisis se desarrolla desde la perspectiva de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). De acuerdo a la investigación, las metas planteadas por la ONU para 2030 son ambiciosas y lograrlas no será posible sin un esfuerzo de soluciones disruptivas, escalables y, sobre todo, que generen una transformación sistémica.

El 97 % de la actividad económica de América Latina se encuentra localizada en países exportadores de commodities (Banco Mundial, 2014) y debido al descenso del precio del petróleo, entre otros productos, la región ha vivido seis años de desaceleración económica y dos años de recesión (Banco Mundial, 2017). Asimismo, presenta contingencias ambientales, problemas políticos y corrupción que debilitan su capacidad de poner en marcha las reformas necesarias para una economía sostenible. Sin embargo, la región está dejando atrás la recesión y espera un crecimiento de hasta el 1,5 % en 2017 (Banco Mundial, 2017).

Dentro de una clasificación de cumplimiento de los ODS del 0 al 100, América Latina muestra un avance diverso. Algunos países, como Argentina, Chile, Uruguay y Brasil, se encuentran por encima de la media y otros, como Guatemala, Honduras y Panamá, aparecen hacia el final de la lista y todavía se enfrentan a retos importantes.

Innovación  social

La innovación social representa un campo fértil donde generar los cambios sistémicos necesarios para lograr el cumplimiento de los ODS. Junto a esta, la revolución digital ofrece la infraestructura y los canales necesarios para acelerar y escalar las soluciones. A lo largo de este estudio se analiza cómo la innovación social digital puede contribuir a alcanzar los ODS en América Latina. Se entiende la innovación social digital como un tipo de innovación social colaborativa, donde los innovadores, usuarios y comunidades cooperan mediante el uso de tecnologías, cocrean conocimiento y soluciones para un amplio rango de necesidades sociales, y crecen a gran escala y velocidad gracias al uso de Internet (Bria, 2017).

El estudio “La revolución digital ante los grandes retos del mundo”

Este estudio se divide en cinco partes:

  1. La primera introduce el campo de la innovación social digital, los diferentes tipos de innovación, los principales actores y la evolución de este fenómeno emergente.
  2. En la segunda se abordan los principales retos sociales y ambientales de América Latina, así como los avances digitales de la región.
  3. En la tercera se analiza el potencial de cumplimiento de los ODS a través de los diferentes tipos de innovación social digital, con base en una recopilación de 100 iniciativas identificadas en la región.
  4. A partir de estas, se profundiza el análisis a través de cuatro casos de éxito que aplican el marco teórico de las cinco variables de innovación social.
  5. Para finalizar, en la última parte se exponen una serie de reflexiones generales.

100 innovaciones

Es evidente que la innovación social digital se encuentra en auge en la región y los siguientes mapas reflejan 100 innovaciones que demuestran esta contribución.

Se ha valorado su contribución con respecto al cumplimiento de los diferentes ODS. Por último, se han aplicado las cinco variables de innovación social como filtro de selección: ¿Genera un impacto social? ¿Cuenta con un modelo económico sostenible, en funcionamiento o en desarrollo? ¿Tiene un enfoque innovador y qué tipo de innovación se aplica? ¿Tiene potencial para escalar o ser replicado? ¿Integra una colaboración intersectorial?

En su conjunto, la muestra representa diferentes fases de evolución: la fase startup, para iniciativas en su etapa inicial que ya demuestran un modelo viable, pero todavía no han llegado a impactar a más de 5.000 personas; la fase consolidada, con un modelo económico sostenible, y la fase internacional, para las iniciativas que operan en más de un país en América Latina, o incluso otras regiones, y que en muchos casos ya han llegado a impactar a más de un millón de personas.

 

Descargas de documentos

Descarga el estudio: La revolución digital ante los grandes retos del mundo»

Comentar