E-commerce crece pese a la falta de incentivos y logística

Página Siete / Junio 01, 2021

  
Fuente imagen: Página Siete

El comercio electrónico o E-commerce de productos y servicios en Bolivia crece gracias a las nuevas modalidades digitales de pago y a la confianza de los consumidores y empresas, y a pesar de la falta de incentivos y problemas de logística, señalan expertos.

“El E-commerce en Bolivia ha dado un salto cualitativo importante en el momento en que ha habido una intersección entre nuevas formas de pago, como los códigos QR, que han aparecido como alternativas para pagar por internet, y a las plataformas de delivery”, señaló el docente y consultor en tecnología de la información de la Agencia Bithumano, Marcelo Durán.

Por su parte, el gerente general de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Gustavo Jáuregui, indicó que el comercio electrónico en Bolivia experimentó un gran impulso a raíz de la pandemia, con un crecimiento del 150% en transacciones electrónicas efectuadas en varios rubros a partir de abril de 2020, cambio que fue impulsado, en parte, por los procesos de digitalización de la banca y a las restricciones de movimiento por la inmovilización social a causa de la pandemia del coronavirus.

“El crecimiento del E-commerce vino empujado por un cambio cultural en el consumidor boliviano gracias a los procesos de digitalización de la banca que generaron confianza en los usuarios para realizar pagos en línea. Las empresas, por su parte, también tuvieron que adaptarse a una nueva realidad con escenarios de movilidad limitada. Esta nueva realidad impulsó el surgimiento de nuevas soluciones de pago, plataformas web para crear puntos de venta de manera sencilla y soluciones de delivery de última milla que impulsaron la dinámica del e-commerce en Bolivia”, explicó Jáuregui.

Transformación digital con signos de maduración

Durán, por su parte, opina que el mercado digital del país muestra signos de maduración, al ofrecer, además de bienes, servicios y productos de consumo cultural.

“Hoy ya podemos ver ejemplos de plataformas que no sólo ofrecen productos, sino también servicios y consumo cultural, esa es una buena señal de que hay una madurez entre los consumidores. Se están contratando clases, lecciones y espectáculos”.

Jáuregui y Durán identificaron al menos tres elementos que deben fortalecerse para impulsar el comercio electrónico en el país.

  • En primer lugar, señala el gerente de la CNC, es importante continuar con el proceso de cambio cultural de la sociedad para generar confianza en las compras por internet.

“Este proceso se consolidará en la medida que las empresas desarrollen servicios pre-venta y pos-venta adecuada a las exigencias del mundo virtual para contar con mecanismos de atención de reclamos rápidos y confiables”.

  • En segundo lugar, Bolivia debe resolver los problemas de una logística deficiente que pone barreras al desarrollo del e-commerce. “En esta línea, se han desarrollado servicios de delivery de última milla que son interesantes soluciones, pero se requiere contar con servicios logísticos de entrega y recepción de paquetes más competitivos”.
  • Por otra parte, el servicio postal de correos del país aún no está a la altura del desafío que requiere el comercio electrónico, y las soluciones de transporte aún son informales y poco competitivas.

Por su parte, Durán señala que actualmente no existe una normativa tributaria ni incentivos apropiados para el comercio electrónico.

“No hay una política tributaria que estimule el sector, una de las principales preguntas que la gente se hace es si las empresas especializadas en el e-commerce deben tributar y dar factura y la respuesta es que claro que si, las empresas están reguladas por el código de comercio, pero existe una mala percepción. Y eso tiene que ver con las dificultades que existen para inscribirse en el régimen general. Deberían existir facilidades en este sentido, un régimen especial que facilite las cosas para las empresas digitales”, explicó.

¿Cuáles son las ventajas del E-commerce ?

  • Distribución. De acuerdo con el experto Marcelo Durán, hay tres ventajas fundamentales para los negocios que realizan comercio electrónico. La primera tiene que ver con el canal de distribución, ya que el e-commerce permite a las empresas abrir una sucursal 24/7 en cualquier parte del país o del territorio objetivo.
  • Logística. El segundo punto es la logística, ya que ahora existen empresas que se pueden terciarizar para que estas realicen los envíos, entre ellas las empresas de delivery, pero también otras especializadas.
  • Efectivo. El tercer punto se refiere a las facilidades de los pagos digitales. El tener efectivo en la caja chica requiere una logística de seguridad, señala Durán, mientras que en cambio ahora los pagos se pueden realizar con códigos QR que facilitan las transferencias de manera gratuita e interbancaria, así como otros métodos digitales que mejoran la seguridad del dinero.

Artículo relacionado: Simple, fácil y seguro: Guía para realizar transacciones financieras en la palma de tu mano

Posibles efectos de la ley de servicios digitales

De acuerdo con el gerente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Gustavo Jáuregui, el proyecto de ley de servicios digitales que plantea el cobro de impuestos a los consumos de bienes y servicios realizados a través de internet podría afectar el progreso del comercio digital en el país.

“Toda medida que imponga más impuestos sobre nuevos emprendimientos, no coadyuva al desarrollo del mismo. En el caso particular del comercio electrónico en Bolivia, ya existen soluciones que permiten asociar el pago de una compra de bienes o servicios por internet con la emisión de facturas electrónicas”.

Jáuregui agregó que no es necesario crear más impuestos, sino más bien simplificar y eliminar la carga que tienen los emprendedores formales. De hecho, el comercio electrónico en sí, es una vía que puede coadyuvar con la formalización de la economía, que debería impulsarse como una política pública.

En cambio, el gerente general de la CNC indicó que sería importante la promulgación de una normativa tributaria de impulso al comercio electrónico que permita reducir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) para transacciones realizadas por internet como mecanismo de reactivación y digitalización de la economía.

“En esta línea, en otros países se permite que sectores que venden por internet puedan lanzar campañas de venta con IVA cero en ciertos días del año para impulsar el comercio electrónico, y Bolivia debería replicar estas buenas prácticas que ya tienen resultados positivos en otras economías”, agregó el gerente de la CNC.

Comentar