Bolivianos desarrollan un sistema inteligente que detecta la fiebre

Los Tiempos / Marzo 03, 2020

  
Fuente imagen: Los Tiempos

Un equipo de bolivianos desarrolló un sistema inteligente que mide la temperatura de las personas para detectar cuadros febriles en tiempo real, lo cual ayudará a prevenir la propagación de enfermedades virales como el coronavirus (Covid-19). Este sistema, que no es invasivo y no requiere de contacto físico con la gente, es ideal para habilitar en aeropuertos o terminales terrestres, donde hay bastante tránsito de entrada y salida de personas.

A nivel mundial, las infecciones virales y bacterianas —que se propagan a través del contacto humano y por medio del aire— son un grave problema para la salud pública, como el coronavirus (Covid-19), por el cual ya murieron más de 1.500 personas y la cifra de infectados supera los 60 mil.

Por ello, los cochabambinos Alejandro Galindo y Rodrigo Dávila, y el venezolano Alberto Quintero, quienes conforman la startup View Factor, desarrollaron Astrom Thermosense, un sistema inteligente de detección de fiebre por termografía.

La termografía infrarroja ayuda a detectar temperaturas elevadas en el cuerpo, lo cual puede indicar la presencia de un cuadro febril. A través de una cámara infrarroja, se producen imágenes térmicas o de calor que muestran incluso los más leves cambios de temperatura (0,05 °C) en el cuerpo, explica Dávila, gerente general de View Factor.

La temperatura promedio corporal de una persona normal está entre 36 y 37 °C y se puede hablar de fiebre cuando aumenta un grado o más por encima de los 37 ºC.

¿Cómo funciona?

Dávila señala que Astrom Thermosense es un sistema cuyo software se basa en inteligencia artificial y visión por computadora.

Explica que este sistema funciona con dos cámaras instaladas en un punto fijo, por ejemplo en mangas de abordaje en los aeropuertos. Una de ellas es una cámara normal y la otra, una termográfica. Con la primera se detecta el rostro y con la segunda la temperatura.

Gracias a que el sistema produce imágenes en tiempo real, el proceso de evaluación toma menos de un segundo.

“Este sistema rastrea las caras y realiza la medición de la temperatura de las personas en tiempo real y en movimiento”, dice Dávila.

Así, sin necesidad de detener el flujo de personas las cámaras junto al sistema realizan la evaluación. Es un método no invasivo que no ocasionará retrasos ni molestias.

“Gracias al software desarrollado por View-Factor, las cámaras pueden incluir mapas de calor y alarmas sonoras configuradas para alertar a los responsables del aeropuerto cuando detecte una persona con fiebre”, dice Dávila.

Al realizar una detección con Astrom Thermosense, la persona sospechosa será separada para tomarle la temperatura con un termómetro timpánico y seguir los procesos de bioseguridad del aeropuerto (como ser remitido a un centro de salud).

También se tomarán datos como su procedencia, síntomas, lugar a donde se dirige y otra información vital que puede ser compartida en una base de datos de fácil acceso para las autoridades competentes.

Astrom Thermosense estará terminado para fines de mes y cuesta unos 30 mil dólares. “Lo más costoso son las cámaras, que son de alta precisión”, explica el gerente general.

Los jóvenes emprendedores esperan que las autoridades bolivianas valoren lo que se desarrolla en el país y se deje de importar tecnología de afuera.

El equipo

Alejandro Galindo, quien vive en Estados Unidos, tiene un doctorado en Inteligencia Artificial, que aplicó a drones comerciales y por ello fue reconocido por el MIT Technology Review como uno de los 35 Innovadores de Latino America, en 2017.

Rodrigo Dávila, ingeniero electromecánico, trabajó en el rubro de la industria ayudando a montar grandes empresas en la manufactura de ladrillo, plásticos y alimentos.

Alberto Quintero tiene una maestría en visión por computadora y robótica. Trabajó más de 12 años en ingeniería de software y sistemas.

Sepa más

Evaluación constante

Astrom Thermosense permite evaluar a un grupo grande de personas en cualquier lugar, las 24 horas del día y los 365 días del año.

Alta precisión

El sistema puede ser calibrado para reconocer ligeras variaciones de temperatura y así identificar cuadros febriles de manera muy precisa.

Comentar