ATT implementa firma digital en su plataforma SIGEINT

Erbol / Junio 25, 2018

  

La Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes – ATT informa que en fecha 5 de junio se instruyó a los operadores de telecomunicaciones gestionar la adquisición de la firma digital, con la finalidad de usar esta mejora tecnológica, que beneficia tanto a las empresas, como a la Autoridad y permite reducir los tiempos administrativos en un 90% en los diversos trámites que se realizan.

Anteriormente, con el intercambio del procedimiento de reporte de interrupciones de los operadores y la Autoridad se podía tardar hasta 5 días hábiles administrativos, en la actualidad, con la implementación del Sistema de Gestión de Interrupciones (SIGEINT) este tiempo ha reducido considerablemente, contando con una atención en tiempo real.

La firma digital es un mecanismo criptográfico el cual se encuentra normado e identifica únicamente a la persona o entidad que la origina, es creada por métodos que se encuentran bajo el absoluto y exclusivo control de su titular (persona natural o jurídica), totalmente susceptible de verificación y está vinculada a los datos del documento digital, de modo tal, que cualquier modificación de los mismos pongan en evidencia su alteración.

Como la firma manuscrita, es la prueba fundamental de que alguien, con una identidad propia, suscribió un documento y se encontraba presente al momento de suscribirlo y además; que esta persona asumirá de una manera u otra el contenido de las obligaciones que se desprenden del documento.

En el caso aplicado al SIGEINT, permite al operador de telecomunicaciones cargar los archivos correspondientes a reportes de interrupción súbita de servicio; así como las solicitudes de interrupción programada, mediante un documento firmado de manera digital, el cual facilita realizar el procedimiento desde las oficinas de la empresa que brinda este servicio, sin necesidad de confirmar o apersonarse físicamente a las oficinas del Ente Regulador.

Entre los diversos beneficios se destacan los siguientes: autorizaciones de trabajos programados en tiempo real; reducir los plazos de atención de los reportes de interrupciones súbitas y programadas; interactuar en tiempo real con los operadores, se elimina la burocracia en el trámite y la disminución en la utilización de papel, tanto de remisión de los operadores, así como por parte del Regulador al momento de comunicar una autorización.

Comentar