Emprendimiento

Aquakit, máximo aprovechamiento del agua residual doméstica

Los Tiermpos / Enero 31, 2018

  

Aquakit Srl, empresa boliviana que nació en 2016, está convencida que las aguas residuales domésticas no deben desperdiciarse, por el contrario tienen que ser recuperadas, tratadas y reutilizadas, más ahora que el agua dulce es un recurso cada vez más costoso y escaso sobre todo en las grandes urbes.

Con este objetivo y aportar al cuidado del medioambiente, Juan Carlos Escobar , propietario y gerente de la empresa, decidió incursionar en el país en el desarrollo de soluciones prácticas y sostenibles para el tratamiento de las aguas residuales en base a la tecnología de ozono.

Además, su experiencia de más de 15 años en el rubro de servicios petroleros en varios países, donde se optimiza la utilización del agua, le permite incorporar los avances disponibles en el mercado.

El pasado año, Aquakit implementó más de 15 proyectos de tratamiento de agua para su reciclaje, reutilización y reducción del consumo. “Actualmente, estamos trabajando con varias empresas constructoras para que las nuevas edificaciones cuenten con un sistema hidrosanitario”, destacó Escobar.

Agregó que varios de esos proyectos los desarrollaron con algunas alcaldías con el objetivo de tratar las aguas negras de unidades educativas, que no cuentan con alcantarillado, para que sean reutilizadas en riego forestal (de áreas verdes).

Combina tecnología

La tecnología avanzada que usa Aquakit combina procesos biológicos naturales (aeróbicos y anaeróbicos) con la oxidación avanzada en base a ozono, explica el máximo ejecutivo de la empresa.

“Esta combinación nos permite realizar el tratamiento de aguas negras y/o grises de manera rápida (para su reutilización) con plantas de tratamiento (kits) modulares que ocupan muy poco espacio y tienen un bajo costo, lo que las hace accesibles y sustentables”, apunta Escobar.

El ozono también es utilizado para la purificación de agua de consumo humano, ya que al ser un poderoso oxidante natural elimina rápidamente la contaminación microbiología (bacterias, coliformes y otras).

Además, el ozono no deja en el agua ningún residuo químico peligroso para la salud de las personas a diferencia de otras sustancias, como el cloro y los trihalometanos usadas para la potabilización del agua.

Los equipos que ofrece Aquakit para el tratamiento y desinfección de agua, en alianza estratégica con una empresa internacional en tecnología de ozonificación, rescatan todas las ventajas del ozono cuidando las necesidades operativas del usuario. “Nuestras plantas de tratamiento son modulares, automatizadas, de fácil instalación, bajo consumo de energía, no producen olor ni residuos tóxicos y requieren mínimo mantenimiento”, resaltó Escobar.

Ahorro del consumo

El consumo per cápita de agua potable en Bolivia, dependiendo de la región, es en promedio 300 litros/día, por encima de la cantidad recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es de 80 litros.

Según Escobar, de toda el agua utilizada por las personas, una pequeña cantidad, que no suele ser más de 10 litros/día, es para consumo. La mayor parte se emplea para lavar, en limpieza doméstica, regar, ducharse, cocción de alimentos y otros, que representa casi el 60 por ciento del total consumido.

Anotó que separando las redes de las aguas grises (de la ducha, lavamanos, lavanderías y maquinas lavadoras) de las negras, con la sencilla planta y el tratamiento de Aguakit, se recupera más del 50 por ciento de esas aguas desechadas para reutilizarlas en el riego de jardines o llenado de los tanques de los inodoros.

Aguas grises y aguas negras

Las aguas residuales domésticas pueden separarse en grises, aquellas provenientes de duchas, lavaderos y lavanderías, con un bajo nivel de contaminantes y carga orgánica, y que con un tratamiento de depuración con ozono puede utilizarse en lo que no se necesite que el agua sea potable.

Las aguas negras o cloacales contienen un alto grado de contaminación bacteriológica, pero también pueden reutilizarse a partir de otro proceso de tratamiento.

Etiquetas:

Comentar