Taller de Emprendimiento 24E

Las ventas de singani a EEUU crecen 46% en un año

La Razón / Marzo 03, 2020

  
Fuente imagen: Miguel Carrasco

El singani empieza a conquistar Estados Unidos. En un año, el valor de las exportaciones del aguardiente destilado hecho con uva blanca moscatel de Alejandría creció 46%. En 2018, las ventas llegaron a $us 133.380 y al año siguiente treparon a $us 194.642.

“El singani se exporta a Estados Unidos desde 2008 y ha ido creciendo (…). Esta bebida conquista nichos de mercados en países desarrollados porque tiene características únicas”, explicó a La Razón Jimena León, jefa de estadística del privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

¿Qué es lo que hace especial a esta bebida para que cuatro bodegas bolivianas se dediquen a producirlo y exportarlo?

La respuesta la da Franz Molina, vicepresidente de la Asociación Nacional de Industriales Vitivinícolas y además gerente de Producción de Los Parrales, empresa que exporta el producto. “El singani es un patrimonio, una bebida nacional y debería ser la más promocionada. Además es el cultivo productivo más importante que tiene Bolivia porque se benefician 20.000 familias y toda la materia prima es 100% nacional. No se importa nada como con la cerveza”.

Se elabora a partir de la destilación de vino de la uva moscatel de Alejandría. La bebida es originaria de los valles de Chuquisaca, Potosí y Tarija. Además, el destilado es producido a una altura mínima de 1.600 metros sobre el nivel del mar, que lo hace único.

Estas características han permitido al singani tener la denominación de origen en 2014, lo que le da valor a nivel internacional y le permite conquistar mercados como Japón. “La exportación total de singani en 2019 aumentó 67% en valor y más del 70% en volumen comparado con 2018. Los principales destinos han sido EEUU y Japón, aunque el segundo es esporádico”, resaltó León.

Tal ha sido el éxito de esta bebida, que se originó en 1530, que la bodega Campos de Solana exporta en la actualidad a Estados Unidos la propuesta Singani 63. “El proyecto nació luego de que el cineasta Steven Soderbergh vino a Bolivia como director de la película Che. Rodrigo Bellot que era director de casting en Bolivia, al finalizar todo el rodaje, le hace probar el singani Casa Real y le llamó la atención el aroma, la personalidad y expresó que quería llevar este producto para comercializarlo allá”, contó Nicolás Granier, director de Desarrollo Productivo y Operaciones de la Sociedad Agroindustrial del Valle.

Los envíos se concretaron hace cinco años tras bastante papeleo. El interés de Soderbergh por esta bebida se manifestó en una lucha para que sea vendida con su propia denominación y no como brandy ya que las botellas del destilado llegan a los comercios estadounidenses con una etiqueta en la que lo catalogan como brandy.

Granier agregó que “el mercado americano es sin duda uno de los principales para cualquier (bebida) espirituosa y las tendencias de la coctelería por lo exótico ayudan. Es un mercado muy grande, en donde hay una demanda por cosas distintas a lo que están acostumbrados. Bolivia tiene credenciales de ser un país atractivo”.

Otros mercados que destacan son Japón, en Asia, y Chile, en Sudamérica, que han estado demandando mayor cantidad del producto 100% boliviano.

Etiquetas:

Comentar