Soboce eleva producción de cemento con moderna planta

Página Siete / Julio 20, 2018

  

Fuente. Página Siete

La planta de Viacha de la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce) inauguró su nuevo molino vertical y nuevas instalaciones, que permiten ampliar la producción junto a las factorías de Santa Cruz, Oruro y Tarija de 1,6 millones de toneladas a más de 2,9 millones de toneladas al año de cemento.

La décima segunda ampliación denominada Illimani LP 12, en homenaje a La Paz, fue presentada ayer a los medios de prensa en esa localidad y demandó una inversión de más de 85 millones de dólares, la mayor en toda su historia.

“Un total de 85 millones de dólares fueron empleados para emplazar los nuevos sistemas de molienda, almacenamiento, ensecado, despacho y protección del medio ambiente, además de sistemas coordinados con un control automático del proceso y apoyados por una subestación eléctrica”, destacó el gerente general de Soboce, Juan Mario Ríos.

Añadió que el proyecto tenía como objetivos la modernización y ampliación de la capacidad de los sistemas productivos en esta planta, los cuales se alcanzaron mediante la instalación de tecnología de punta para la producción y despacho de cemento la que cumple con los mayores estándares a nivel mundial en lo requerido a producción de cemento, eficiencia energética y cuidado de medio ambiente.

El principal equipo en la planta es un molino de cemento vertical, modelo OK 36-4 del fabricante FLSmidtH, que no sólo es el primero en su tipo en Bolivia sino también el ubicado a mayor altura en toda América.

La factoría boliviana incluye también un domo para el almacenaje, una ensecadora, nuevos sistemas de despacho y protección del medio ambiente.

El gerente nacional de comercialización de Soboce, Marcos López informó que con el molino vertical, la empresa boliviana estrena un nuevo cemento denominado “Viacha LP12 Insuperable” que incluye mejores características de granulometría en sus partículas, lo cual permite obtener mayores resistencias en todas las aplicaciones de morteros y hormigones.

“Al tener una granulometría más uniforme, el hormigón tiene una menor porosidad, logrando además un hormigón más durable. (…) Este cemento tiene una mayor resistencia a sulfatos y un menor calor de hidratación, lo que evita que existan fisuras y filtraciones en obras estructurales de hormigón”, explicó López.

Es un cemento ideal para vigas, losas, columnas, zapatas. También se puede emplear en presas, alcantarillados, plantas de tratamiento, muros de contención, fabricación de tubos y toda obra que esté en contacto con el agua.

Su calidad reduce las posibilidades de filtraciones.

El costo no varía con la tradicional bolsa de cemento que tiene un precio de 55,50 bolivianos en las agencias de Soboce.

Proceso industrial

Las nuevas instalaciones fueron visitadas por periodistas y técnicos que ingresaron a la factoría con botas, casco y ropa provista por la empresa luego de una explicación detallada sobre los cuidados y exigencias en seguridad industrial.

Jaime Elio, jefe nacional de control industrial, sostuvo que en el nuevo sistema de desmenuzado la materia prima se achica y se almacena bajo techo con el fin de disminuir las emisiones al medio ambiente.

Luego se la lleva al molino de cemento que actualmente tiene una capacidad de procesamiento de 170 toneladas de cemento por hora. “Antes tenías la capacidad de sólo 100 toneladas por hora de cemento”, indicó Elio.

Posteriormente se pasa al sistema de ensecado, donde una rotativa de 16 boquillas envasa las bolsas de cemento.

Finalmente, se transfiere al sistema de paletizado donde los sacos de cemento se someten a un proceso de empaquetado con capacidad de despacho de 4.500 bolsas por hora. “Las bolsas envasadas se ponen en filas de seis u ocho. Cada fila tiene cinco bolsas para que con el palet se pueda llevar a los camiones y puedan ir a destino”, agregó Elio.

Claudio Rodríguez, presidente del directorio de Soboce y representante del grupo Gloria, resaltó que la labor que realiza la empresa tiene tres objetivos: garantizar la provisión de cemento al mercado de la construcción; brindar productos de alta calidad y un servicio de atención rápida y, tercero, ser protagonistas del crecimiento del país.

Desde 2015 la empresa invirtió $us 160 millones

Desde 2015 a la fecha la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce), como parte de su Plan Estratégico, invirtió más de 160 millones de dólares, informó el gerente general de la compañía, Juan Mario Ríos.

“Hemos invertido en el equipamiento de las plantas de hormigón, hemos comprado camiones modernos y estamos realizando inversiones en las otras plantas que tenemos en el país”, destacó el ejecutivo.

La ampliación de la planta de Viacha, que tiene una inversión de 85 millones de dólares, es la más importante que hizo Soboce en los últimos 20 años.

Esto trajo consigo una producción limpia y sin emisiones al medio ambiente. Con una inversión de más de 20 millones de dólares se instalaron los sistemas de control ambiental del proyecto. Se implementaron equipos y estructuras para la colección y reinserción al proceso de todo el polvo generado en la producción y también para la recuperación y recirculación del agua requerida en el proceso.

Demanda

Ríos indicó que en 2017 la demanda de cemento ha tenido un pequeño crecimiento del 1% respecto a 2016. “Hubo un pequeño crecimiento, la demanda no ha caído. De 2017, respecto a 2016 ha habido un crecimiento pequeño del 1%”, subrayó.

Soboce espera que este año el crecimiento económico pueda repuntar nuevamente gracias a las inversiones que realiza tanto el gobierno central, como los departamentales y municipales. “Esperamos que en los próximos meses, con la vitalización que está dando el Gobierno y distintos gobiernos departamentales y municipales a la inversión podamos tener aún más consumo de cemento”, puntualizó Ríos.

Comentar