Las mujeres de América Latina liderando el aprendizaje sobre la tecnología

BID / Mayo 02, 2019

  
Fuente: BID

Los cambios que produce la revolución digital están introduciendo posibilidades increíbles, acompañados también por retos intimidadores. Por lo tanto, el alfabetismo digital o el aprendizaje sobre la tecnología ya se considera una habilidad crítica para todas las personas. Según un informe por la GSMA, “la falta de habilidades digitales y el contenido relevante a nivel local son las barreras más grandes para la inclusión digital” en América Latina y el Caribe. Ciertos grupos de población, incluidas las mujeres, las personas de comunidades indígenas y las personas con discapacidades, se enfrentan especialmente con estos retos.

Afortunadamente, una generación de líderes diversas motivadas para ampliar las oportunidades de participación y capacitación en la economía digital ya se han dedicado a cerrar esta brecha, a partir de sus propias comunidades. Convocamos a varias mujeres en América Latina liderando en el campo de tecnología para que nos contaran sobre cómo llegaran a dedicarse a este campo, los proyectos que lideran ahora, y su visión para lograr que el futuro de la tecnología en la región sea más inclusivo. Sus iniciativas representan diferentes acercamientos para realizar este fin, a través del diseño y la apertura de recursos educativos para aprender sobre la tecnología e integrarla en nuestras vidas:

“Tener las habilidades tecnológicas necesarias, la voluntad de seguir aprendiendo y la creatividad para transformarnos”

Mercedes Werner es gerente de Innovación y Tecnología en el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. Es co-creadora de “Programá tu futuro,” una serie de talleres para jóvenes que buscan formación en áreas de programación y tecnología, y ha liderado otras iniciativas de educación digital. Para lograr la inclusión digital, entre otras medidas, dice que las experiencias de aprendizaje sobre la tecnología tienen que salir de las aulas.

“Si bien empecé mi carrera pensando en la educación con tecnología como la necesidad de aprender a trabajar con tecnología, hoy veo que es mucho más que eso,” Werner dijo. “El desafío más grande que tenemos es vivir la vida en el marco de la cultura digital y las grandes transformaciones. ¿Qué significa esto? Que además de los desafíos laborales que atravesamos están los sociales y culturales.”

Werner nos contó sobre la primera experiencia que le hizo comprender “la fuerza que la transformación digital tendría en nuestras vidas”:

“El ‘data monster’ fue la planilla Excel que inventé en mi primer trabajo,” dijo Werner. “En un día generaba de forma casi automática los 20 informes que se suponía deberían llevarme un mes. Me impresionó el impacto que esto tuvo en mi trabajo diario. Cuando hice esa planilla monstruosa no fue sólo la habilidad de hacer fórmulas en Excel lo que estaba en juego, lo más complejo fue la creatividad de reinventar mi trabajo y la auto confianza en que iba a poder seguir sumando. Por eso creo que el desafío más grande que tenemos como sociedad en general, y desde el ministerio de educación de la Ciudad de Buenos Aires en particular, es que los ciudadanos podamos tener las habilidades tecnológicas necesarias, la voluntad de seguir aprendiendo y la creatividad para transformarnos.”

“Una real inclusión social, donde todos, sin excepción, aprendan y se relacionen”

Daniela Galindo Bermúdez nació en Bogotá, Colombia. Su empresa Hablando con Julis es dedicada a generar inclusión social y a crear tecnologías y nuevas metodologías educativas que permitan que las personas con y sin discapacidad aprendan y se comuniquen en el mismo espacio y lugar, respetando sus propios ritmos de aprendizaje. Su visión es realizar “que las instituciones educativas tengan nuevas tecnologías y metodologías pedagógicas que generen una real inclusión social, donde todos, sin excepción aprendan y se relacionen con la misma herramienta.”

Vea el video https://www.youtube.com/watch?time_continue=17&v=0SjVNTAVdgs

“Mi historia está muy felizmente marcada por mi hermana Julis. Ella nació con una discapacidad que no le permite hablar. Junto con mi familia, hace varios años, emprendimos el camino de diseñar esta solución tecnológica que ha tenido resultados muy positivos en más de 8.000 personas a las que hemos llegado hoy en todo Latinoamérica.”

Galindo observa que hay oportunidades muy amplias para reconocer necesidades de personas donde la tecnología todavía no responda, y así innovar en base de ellas.

“El éxito dentro de Hablando con Julis ha estado marcado por entender y nunca perder de vista el objetivo puntual de esta herramienta. Objetivo que se acompaña de también conocer nuestra población, sus necesidades y habilidades. El cliente final sólo utilizará una tecnología si entiende y comprende el para qué debe usarla y le agrega valor a su vida diaria. Es cuestión nuestra crear tecnologías que realmente cumplan y satisfagan sus necesidades, que hagan más orgánico su uso en las actividades cotidianas.”

“La tecnología te brinda herramientas que te permiten soñar y construir en grande, representa un escenario donde no hay más límite que tu talento y tus ganas de crecer”

Allison Silva es una ingeniera de sistemas de Bolivia. Actualmente es la co-fundadora de Eressea Solutions, una empresa de desarrollo de tecnologías web y también directora en la Fundación Emprender Futuro, que se dedica a fomentar habilidades en tres pilares: tecnología, emprendimiento y educación a través de sus diferentes programas para emprendedores y mujeres.

“Existen varios aspectos en los que deberíamos enfocarnos para trabajar en tecnología, que pueden trabajarse a diferentes niveles y edades. Recomendaría que desde muy temprana edad se impulsara las materias de matemáticas, literatura e idiomas, especialmente el inglés. Asimismo, en el fortalecimiento de las habilidades blandas o soft skills que te permitan trabajar de manera colaborativa y de manera eficiente en un mundo global,” dijo Silva. “Por otro lado, más adelante será importante ver la gran oportunidad en las tecnologías y cómo estás pueden llegar a contribuir en tu vida no sólo profesional sino también empresarial y personal. La tecnología te brinda herramientas que te permiten soñar y construir en grande, representa un escenario donde no hay más límite que tu talento y tus ganas de crecer.”

Nos contó sobre su experiencia formativa, de desafiar los estereotipos sobre las mujeres en las carreras de ciencia y tecnología:

“Decidí dedicarme a la tecnología a mis 17 años, cuando salí bachiller y elegí mi carrera profesional,” dijo Silva. “Amaba las matemáticas, siempre quise estudiar una ingeniería, pero no sabía cuál. Decidida y empeñada en estudiar una ingeniería, a pesar de todos los comentarios en contra, elegí la carrera de Ingeniería de Sistemas. Era una carrera nueva en el medio, podía construir codificando y estructurando sistemas y era un reto increíble.”

“Acercar las habilidades de programación y pensamiento lógico a las escuelas en toda Latinoamérica”

Gabriela Gaona es ingeniera en informática de Paraguay, donde es co-fundador y Jefa de Operaciones de Codium SA, una empresa de desarrollo de software que trabaja para startups, gobierno y sector privado. Además trabaja como CEO en la ONG Girls Code, una organización que se dedica a introducir al mundo de la tecnología a niñas y adolescentes en Paraguay mediante talleres de programación y robótica.

“Cuando estaba haciendo el bachillerato técnico en electrónica, en el colegio teníamos una materia que se llama algoritmia donde aprendí a programar por primera vez y despertó mi interés rápidamente,” dijo Gaona. “Creo que fue la clave para optar seguir ingeniería en la facultad.”

“Para los próximos años, será importante acercar las habilidades de programación y pensamiento lógico a las escuelas en toda Latinoamérica. Introducir desde los primeros años de edad la tecnología como medio de aprendizaje de cualquier materia.”

“Diversidad en los equipos que desarrollen IA”

Celeste Medina es Co-Fundadora y CEO de Ada, una empresa social que forma a mujeres como programadoras y las conecta con empresas que necesiten de su talento.

Vea el video

Para lograr una transformación digital inclusiva, Medina resalta: “Hay que reconocer la importancia de la diversidad en los equipos que desarrollan la IA con la que interactuaremos en un futuro. Diversidad no solo de género, sino de razas, religiones, etc.”

Y aunque existe una brecha actualmente en la inclusión digital, no es lo mismo que decir que el talento tecnológico en grupos diversos no exista, o que sea solamente de la generación más joven.

“Mi madre era programadora, por lo tanto, en mi casa — con mucho esfuerzo — siempre hubo una computadora. Sé utilizar el DOS desde los 5 años y a los 10 ya hacía páginas web. A la hora de elegir carrera universitaria [estudiar informática] fue la decisión natural para mí. Reafirmé esta decisión cuando de grande descubrí todas las posibilidades que podía dar la tecnología y el impacto que podía tener con ella.”

“El reto más allá del desarrollo de tecnología está en aprender sobre su aplicación para cambiar nuestra realidad día a día”

Iris Palma es economista empresarial salvadoreña y fundadora de The Next Services, SA de CV, empresa del rubro de tecnología como servicios, con sede en San Salvador.

“La práctica más importante por tomar en cuenta en los próximos años es sin duda, la aplicación de los avances tecnológicos como IA, IoT, Big Data, Automatización, entre otros, para resolver los problemas críticos del rezago económico y social, es decir, el reto más allá del desarrollo de tecnología está en aprender sobre su aplicación para cambiar nuestra realidad día a día,” dijo Palma.

“En el 2011, tuve el agrado de ser seleccionada a participar en el Programa de Oficiales de Enlace de Gobierno Electrónico de la Organización de los Estados Americanos, en el cual investigadores jóvenes nos incorporamos a trabajar con nuestros gobiernos para diseñar e impulsar estrategias de utilización de tecnologías en servicios públicos y políticas públicas,” dijo Palma. Luego de liderar en experiencias colaborativas adicionales, “así descubrí y me especialicé en la sólida relación que existe entre la tecnología, la eficiencia de procesos productivos y el clima de negocios.”

Las experiencias y visiones compartidas por estas líderes son alentadoras. Quizás lo mejor es que solamente representan una muestra de las muchas mujeres que trabajan para desarrollar un futuro inclusivo e innovador en América Latina y el Caribe. Visibilizar proyectos e historias como los suyos, abrir recursos que faciliten el aprendizaje en el ámbito de tecnología, y construir redes de colaboración e intercambio, son algunos de los primeros pasos para seguir ampliando las posibilidades. Queremos que más líderes como ellas sigan emergiendo para construir nuevas soluciones de desarrollo en la región.

Comentar