La hotelería cochabambina crece sólo con capitales nacionales

Los Tiempos / Junio 26, 2018

  

Maqueta del hotel Novatel   Fuente: Los Tiempos

Lujosas torres de 19 pisos, reconocidos restaurantes con chefs extranjeros, dispositivos tecnológicos únicos en Latinoamérica e inversiones de hasta 45 millones de dólares, son los elementos que ofrecen las cadenas de hoteles internacionales más prestigiosas del mundo que empezaron a desembarcar en Santa Cruz y en La Paz desde 2016.

Durante los próximos dos años, se prevé que los inversionistas inauguren otros seis proyectos de alto impacto para Bolivia, seducidos por los reconocimientos internacionales que ambas ciudades capitales lograron durante los últimos cinco años, indican empresarios consultados por este medio.

Sin embargo, el presidente de la Cámara Hotelera de Cochabamba, José Miguel Escalera, afirma que la inversión en el departamento es, esencialmente, local, nacional, propia y con” mucho esfuerzo” de los empresarios bolivianos.

Son muy contados los hoteles que tienen contacto con el extranjero, cadenas o más que nada franquicias de comida que incluyen en sus hoteles”, afirma.

Entre 2015 y 2018, Cochabamba recibió una fuerte inyección de capitales nacionales en tres proyectos destacados, señalan los empresarios y hoteleros consultados por este medio.

El hotel de cinco estrellas Camino Plaza fue inaugurado en octubre de 2015. Con el concepto de hotel  “ecoamigable” iluminó sus 46 habitaciones con luces LED, dio el control de energía a sus clientes e incorporó un sistema de agua caliente en cinco segundos.

En febrero de este año, Huper Hotel, el primer hotel boutique de Cochabamba certificado por la Cámara Hotelera, abrió sus puertas ofreciendo un concepto temático ante la alta demanda de este tipo de servicios en la ciudad y el país. Cuenta con 30 habitaciones y apunta a ampliar sus instalaciones para contar con 100 habitaciones, afirma su gerente, Carlos Contreras.

Otro punto a favor: con una inversión de más de 8 millones de dólares, el Gran Hotel Cochabamba concluyó su proceso de expansión en marzo de este año. El ambicioso proyecto de tres fases comenzó en 2008 y le permitió ampliar sus habitaciones de 44 a 144.

Tanto Escalera como Contreras sostienen que en nuestro departamento existe una creciente demanda de hospedaje de tres a cinco estrellas. La posición es compartida con la gerente de la Cámara de Hotelería de La Paz, Helen Canqui, quien indica que los hoteleros paceños tienen el desafío de atraer a más clientes que demandan este tipo de servicios.

Los hoteles de entre tres y cinco estrellas fueron la categoría que más creció entre 2007 y 2016, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En 2016, se registraron 28 hoteles cinco estrellas, frente a los 13 de 2007. En el mismo periodo, los de cuatro estrellas pasaron de 33 a 50 y los de tres,  de 56 a 103.

Este es el turismo que queremos, el que genera gastos, no tanto el mochilero porque no genera tantas divisas para nuestro país como el turista que busca hoteles de tres, cuatro, cinco estrellas”, sostiene Canqui. La gerente adelanta que hasta 2019 se inaugurarán cinco hoteles de cadenas internacionales de prestigio de tres a cinco estrellas en la zona sur de La Paz.

Explica que la categoría de La Paz como una de las siete ciudades maravilla del mundo y los atractivos geográficos impulsan las grandes inversiones en la urbe paceña.

Las inyecciones de capitales se dan aunque la ocupación en este tipo de hoteles alcanzó el 35,2 por ciento a mayo de este año, según informaron los empresarios hoteleros consultados por este medio.

Para concretar los proyectos, Canqui precisa que se debe implementar un nuevo modelo de administración que los inversionistas utilizan a partir de alianzas estratégicas con las cadenas hoteleras.

La cadena Radisson llegó a Santa Cruz en diciembre de 2016 y en sus nueve pisos ofrece lujo en 210 habitaciones distribuidas entre dormitorios estándar, suites, superiores y diamante.

La experiencia Marriott se vive en Bolivia desde enero pasado en el barrio Equipetrol de Santa Cruz, gracias a un proceso de expansión iniciado en Colombia y Bolivia desde 2015. La cadena tardó seis años en lograr el proyecto e invirtió 45 millones de dólares para 19 pisos.

Con una inversión de 20 millones de dólares, Novatel construirá el primer hotel de la cadena francesa en Bolivia bajo el modelo de franquicia con una alianza estratégica con el Grupo Balhoteli.

Los empresarios del sector destacan las llegadas de estas inversiones y afirman que es un desafío el captar y retener turistas que demandan estos servicios de alta gama.

DATOS

  • Cochabamba tiene 350 centros de alojamiento. La Cámara Hotelera de Cochabamba cuenta con 150 afiliados activos y 50 no activos. Se estima que hay otros 150 operando en la región.
  • Hoteleros piden mejorar los tiempos legales. Los empresarios hoteleros de Bolivia señalan que el promedio para inaugurar un hotel en el país es de cinco años, debido a la rigidez de las normativas municipales.

HOTELEROS LOCALES APUNTAN A ESTANDARIZAR SERVICIOS

Ante el crecimiento de la hotelería en La Paz  y Santa Cruz, el presidente de la Cámara Hotelera de Cochabamba, José Miguel Escalera, explica que el sector local buscará fortalecer los servicios para atraer más turistas que demanden hoteles de tres, cuatro y cinco estrellas.

Para ello, los empresarios iniciarán una “cadena hotelera” para unir esfuerzos en la unificación de servicios, costos y confort. Además, crearán una escuela hotelera para entrenar personal y apostar por una atención altamente técnica.

El presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), Javier Bellot, indica que se debe trabajar para bajar la burocracia en el crecimiento e inversión hoteleras.

TECNOLOGÍA AFECTA LA SITUACIÓN HOTELERA

El presidente de la Cámara Hotelera de Cochabamba, José Miguel Escalera, indica que las aplicaciones de dispositivos móviles para reservar habitaciones en casas particulares se constituyen en un riesgo para el sector, porque no cuentan con los mecanismos de control municipal ni pagos de tributos exigidos por la Alcaldía y la Gobernación.

Agrega que la plataforma Airbnb, dedicada a la oferta de hospedajes, es la más utilizada y conocida. Sin embargo, existen otras similares que permiten hallar una habitación en departamentos o casas particulares y los pagos se realizan a través de Internet. Advierte que su uso afecta al sector.

Comentar