Javier Fernández: Andean Valley busca ubicarse como marca mundial

La Razón / Abril 05, 2021

  
Fuente imagen: Datos

Con moderna tecnología instalada en su planta procesadora, la empresa Andean Valley, ubicada en El Alto, da valor agregado a la quinua real, transformando el grano en harina, pastas, alimentos para bebé, barras energéticas, flan, brownies y otros. Se trata de productos con una importante demanda externa. Su director ejecutivo, Javier Fernández, destaca los avances de la compañía para posicionarse en un lugar privilegiado en el mercado mundial de alimentos.

¿Qué implica exportar productos con valor agregado?

Estamos acostumbrados a visualizarnos como que no podemos o somos los últimos. Considero que es completamente posible que una empresa boliviana destaque en cualquier ámbito. Andean Valley está en camino a posicionarse como una marca mundial, ya que estamos haciendo lo necesario para ello. Somos una empresa que durante los primeros años se dedicó a comercializar quinua, pero hace ocho años cambió el rumbo estratégico basados en todos los elementos diferenciales que tenemos para el mundo y que se han forjado en más de 20 años; esto nos permite visualizar nuestra marca y productos en cualquier supermercado del mundo, porque la quinua tiene todos los elementos necesarios para estar en esos mercados y mucho más que la mayoría de los productos que están allí y que cuentan una historia simplemente a través de una estrategia de marketing, pero mucho más allá de ello no tienen sustento. Con la quinua mostramos lo genuino, lo limpio y que el producto que consumen los clientes no ha deteriorado el ecosistema. Tomamos en cuenta a los productores y nos preocupamos por esas caras, personas y seres humanos que producen este grano andino.

¿En cuántos países del mundo tienen presencia?

La empresa tiene presencia en 11 países del mundo. Vas a Hong Kong, China, Chile, Colombia, Costa Rica, Noruega, Portugal, España y Brasil y encuentras estos productos elaborados por una empresa boliviana en su planta de El Alto. Podemos comercializar los productos en grandes cadenas de supermercados y los más importantes del mundo.

¿Cuál es la estrategia que se aplica para posicionar productos derivados del grano andino con valor agregado?

Nuestra estrategia comercial está basada en una identificación de cuáles son los países más atractivos en cuanto a la demanda de alimentos saludables, orgánicos, libres de gluten, veganos y vegetarianos. Hoy en día hay muchos países que están siguiendo esta tendencia agresivamente. También hay otros muchos países que recién están entrando en esto en el mundo y están ávidos de alternativas de estas características con alimentos saludables y libres de alérgenos. Cada vez hay una concientización del impacto en el ecosistema en cuanto a la producción animal (carne de res y pollo) y no solo es compasión por los animales sino que esa industria es de las más contaminantes del planeta. Además, dentro de nuestra estrategia hay una oferta directa y sin intermediarios. En los grandes países y mercados, la tendencia lleva a que el consumidor quiera saber quién es el proveedor del producto y qué hace esta marca con el ecosistema y cómo se comporta con el mundo, productores, vecinos y trabajadores en términos éticos. Por ello, lo que tiene que ver con intermediación está en regresión, por eso somos proveedores de grandes marcas.

¿Con qué marcas internacionales trabajan?

Somos proveedores de envase de origen de Costco, que es una de las más grandes cadenas de supermercados de EEUU, y nosotros les envasamos el producto en nuestra planta para su marca Kirkland. También lo hacemos para otras empresas representativas e importantes como Quinoa Corporation con su marca Ancient Harvest, Natural en Kuwait y Vitaplus en Austria. Son marcas posicionadas en el mundo hace mucho tiempo.

¿El negocio está en los productos orgánicos y esa fue la apuesta en su empresa?

Durante un momento de mi vida universitaria encontré un espacio de conocimiento e información sobre la agricultura sostenible, basada en criterios de sostenibilidad, cuidado del medioambiente y productos destinados para el consumo humano. Estudiaba y me daba cuenta de que había un enorme uso e indiscriminado de químicos en la agricultura. No soy un fundamentalista de lo orgánico (…), pero por supuesto sí existe la posibilidad de llevar cierta agricultura y productos en varios países hacia criterios de agricultura sostenible y agroecológica. Con ello visualicé el tamaño de mercado que es el del mundo orgánico, y la quinua inmediatamente tuvo sentido.

Perfil

Nombre: Javier Fernández

Cargo: Director Ejecutivo de Andean Valley

Visionario

Es ingeniero agrónomo de la Universidad Austral de Chile. Después de finalizar sus estudios, hace más de 20 años, fundó la compañía que dirige y desde allí promueve la producción, procesamiento y exportación orgánica y sostenible de la quinua real.

 

Comentar