Economía

Informe macroeconómico BID: La recuperación global y la normalización monetaria

BID / Abril 03, 2014

  

INFORME BIDA fines de marzo el Banco Interamericano de Desarrollo BID presentó el informe macroeconómico de América Latina y el Caribe 2014 centrado en los riesgos y oportunidades que un mejor escenario para la economía global puede suponer para América Latina y el Caribe.

Crecimiento de América Latina y el Caribe

El informe titulado “La recuperación global y la normalización monetaria: ¿cómo evitar una crónica anunciada?” proyecta un panorama positivo para la economía global con una recuperación continua de EEUU: y aunque a ritmo más lento en Europa. Según el informe América latina y el Caribe crecerá en 3% en 2014, superior al 2,3 de 2013, y que debe acelerarse al 3,3 en 2015. Sin embargo, también presenta la posibilidad de riesgos a la alza y baja.

Recuperación de EEUU

Un factor determinante para la economía de la región a corto plazo es una posible recuperación más fuerte de lo previsto en EE.UU., impulsada por los mercados de la vivienda y laboral, que puede impulsar una subida de los intereses más rápido de lo anticipado y provocar obstáculos en el camino.

Paralelamente, “las tasas de crecimiento más moderadas en China despiertan inquietudes”, sobre todo para los países de Sudamérica, cuyos mercados de materias primas están más vinculados a los avatares de la economía del gigante asiático.

La aceleración estadounidense, sin embargo, podría suponer ventajas, sobre todo para los países del norte (México, Centroamérica y el Caribe), cuyo crecimiento podría aumentar a una media del 3,7 % entre 3014 y 2016, frente al 3,4 % previsto ahora.

Baja productividad América del Sur

En el caso de América del Sur, de darse los factores que anticipa el BID en EE.UU. y China, podría producirse una desaceleración media al 2,9 % en el período 2014-2016, frente al 3,3 % previsto ahora.

Sin embargo según el informe, ese ritmo de crecimiento previsto, es insuficiente para satisfacer las numerosas demandas sociales en la región y reflejan un bajo crecimiento de la productividad, lo que impedirá “mantener niveles de ingreso relativos con otras economías emergentes o cerrar la brecha” con los países avanzados.

Aunque el BID ve que Latinoamérica está en una posición “más sólida” que la que tenía durante las crisis financieras de mediados de los años 90, en su mayoría los países están en una posición más débil que en 2007, antes de que se precipitara la Gran Recesión.

Crecimiento de deuda pública y privada

Entre las debilidades de América Latina se encuentran un deterioro de los balances fiscales y aseguró que el déficit fiscal estructural del típico país de la región representa ahora un 3,1 % del PIB, cuando en 2007 era de un 0,5 %, con lo que estaba mejor preparada para encarar un shock externo.

Asimismo, los niveles de deuda pública y la dolarización de las economías han crecido recientemente, y los países aumentaron el gasto público en programas menos flexibles, lo que deja menos margen a la adopción de acciones anticíclicas, según el estudio.

A ello acompaña el elevado endeudamiento en dólares que han acumulado las grandes empresas, financieras y no financieras, de la región en los últimos cinco años, sobre todo con la emisión de bonos, aprovechando las facilidades de un mercado con tipos de interés muy bajos.

Propuesta BID

El informe propone a Latinoamérica para evitar “los tropezones” encarar reformas tendentes a incrementar la productividad que impulsen el crecimiento y tomar medidas para atenuar el impacto del endurecimiento de la política monetaria de EE.UU. o la merma del crecimiento de China.

El BID considera, además, que los países latinoamericanos deben fortalecer sus balances externos y fiscales, profundizar los estabilizadores fiscales automáticos y reformar las instituciones para establecer una política fiscal anticíclica y discrecional.

Igualmente, deben prestar suma atención al balance del sector privado, dado el elevado endeudamiento de las grandes empresas.

La normalización monetaria en EE.UU. es una “crónica anunciada” para la cual la región debe estar preparada señala el informe y planta la necesidad de reformas que aumenten el crecimiento y sobre todo la productividad si la región quiere seguir el ritmo de crecimiento de otras economías emergentes o los países avanzados.

Descargar documentos

Etiquetas: ,

Comentar