Emprendimiento

Leche de castaña con sabor pandino

Página Siete / Septiembre 16, 2015

  
Fuente: Página Siete

Fuente: Página Siete

Desde noviembre, con todos los equipos funcionando en su planta, dos jóvenes emprendedoras bolivianas comenzarán con la producción industrial de leche de castaña en su ciudad, Cobija, capital del departamento de Pando.

El proyecto emprendedor

El proyecto emprendedor dio todos sus pasos de una manera que muchos podrían calificar de ideal; comenzó como parte de la investigación de un grupo de estudiantes de Ingeniería Comercial, de la Universidad Amazónica de Pando.

Luego de una indagación de la variedad y oportunidades para productos derivados de la castaña -desde harina hasta cosméticos- llegaron a la conclusión de que la leche era un artículo con alto potencial comercial.

Estábamos interesados en un proyecto así porque en Pando no existe industria, es más un departamento que se dedica a la extracción de castaña, pero todo se exporta. Y vimos la necesidad de darle a los productores bolivianos la oportunidad de aprovechar al máximo toda su producción, sobre todo aquella que después de los procesos de secado y deshidratación no cumplen con los estándares que exigen en el exterior y que, por lo tanto, no se pueden exportar”, argumenta Yelika Alave, una de las dos socias que lleva adelante el proyecto denominado Leche de Castaña Nutrinuts.

Leche de castaña

Con una serie de trabajos en laboratorio lograron la formulación ideal para lograr esta leche de castaña. “La leche de castaña es un producto que tiene un alto valor tradicional y que no es común, en otras partes del mundo no hay algo así que sea industrializado, la hacen en Brasil, pero de manera muy tradicional”, asegura la emprendedora boliviana.

La leche de castaña es rica en selenio y tiene grasa natural con alto valor nutricional. El consumo ideal es de cuatro castañas diarias en el desayuno, puesto que dota de las suficientes energías para toda la jornada, algo que la empresa Nutrinuts promociona entre sus clientes potenciales y con la Alcaldía de Cobija, con miras a incluir este producto en el desayuno escolar desde el próximo año.

Bio del emprendimiento

El proyecto comenzó a finales de 2013 y avanzó en los pasos hacia la consolidación de una pequeña fábrica durante 2014. El año pasado ganó uno de los premios otorgados por el programa de respaldo a emprendedores Emprendeideas y gracias a ello pudo obtener un respaldo económico que sirve para la compra de su maquinaria.

La gente está contenta con el sabor y la esencia de la castaña que está procesada de tal manera que agrada a todos los paladares”, destaca Alave. En ese marco, también realizan los trámites necesarios para el registro sanitario ante el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).

Mercados

Hasta el momento, toda la producción que sacaron se distribuyó en la promoción en ferias emprendedoras y buscando los mercados a los cuales se dirigirá la venta cuando comience la elaboración a escala industrial. Nutrinuts proyecta que cuando eso suceda se elaboren por día al menos 150 unidades de 250 mililitros, todo con destino al mercado local, primero, y luego al extranjero.

Cada bolsa de 250 mililitros tiene un precio de 3 bolivianos. En comparación a la leche de vaca, la leche de castaña aporta más nutrientes en una menor cantidad de producto, y también más que la leche de soya.

Nutrinut

El nombre Nutrinut es resultado de la conjunción entre el nombre con que la castaña es conocida en el mundo (nut) y la palabra nutrición, ya que se trata de un producto muy nutritivo. Yelika y su socia están muy animadas y seguras de que el emprendimiento boliviano avanza a paso seguro, pues además de tener la aceptación de sus clientes potenciales, cuentan con el respaldo de algunos productores, con lo cual el acceso a la materia prima está asegurado.

Comentar