Economía

Achachairú tempranero genera expectativa

El Deber / Diciembre 08, 2014

  

Ante su pronta maduración gracias a las anticipadas lluvias que se produjeron este año en el departamento, la producción del achachairú, conocido también como ‘el fruto de oro’, genera expectativa en los productores bolivianos.

achachairu

Fuente: El Deber

En Porongo se espera obtener 600 millones de unidades, superior al registrado en 2013 cuando se produjo 550 millones, según Julio Martínez, director de Desarrollo Productivo de este municipio.

Nué Morón, presidente de la Asociación de Productores de Hortalizas y Fruta, indicó que este año el primero en adelantar la cosecha de achachairú fue Beni, y desde finales de noviembre se comenzó la cosecha en Porongo (su temporada normal es a partir de la segunda quincena de diciembre hasta marzo).

Si bien las lluvias beneficiaron el crecimiento del fruto, la sequía que se presentó durante cuatro meses provocó un derrame de la fruta hasta un 30% en algunos municipios, por lo que no se espera una gran producción, pero sí un mayor tamaño.

Expansión y mejora de la planta

Porongo es conocida como la mayor zona productora, pues varias de sus comunidades cuentan con este cultivo como El Sombrerito, Esmeralda, Villa Guadalupe, Potrerito, Pozo Colorado, Surutuvia, Limoncito, El Carmen, Terebinto, San Miguel, San Pedro, Las Cruces, San Simón, Santa Fe, entre otras.

Con el fin de incrementar el área de cultivo, el Municipio de Porongo está entregando anualmente 5.000 plantas a los comunarios. Miguel Surubí, funcionario de Desarrollo Productivo de Porongo, señaló que se trata de plantas seleccionadas que poseen mejores características y mayor pulpa. Con esto se está logrando ampliar 50 hectáreas cada año.

Una producción familiar

En la comunidad El Potrerito, la producción de achachairú en Bolivia es una fuente de ingreso de unas 80 familias. En cada vivienda cuentan con unos 10 árboles de esta fruta con lo cual mejoran su conomía.

Segundina Medrano, que trabaja junto a su esposo Anselmo García y sus hijos en las labores de recolección del fruto desde hace 25 años, asegura que este fruto es el que deja mayor ganancia a diferencia de la manga y el ocoró, puesto que es más pequeña, más fácil de transportar y con mejor precio.

Desde que comenzó a madurar el fruto, esta familia asegura que diariamente cosechan entre 10 y 15 canastos (en cada canasto entran 1.000 unidades aproximadamente) y los comercializan directo al consumidor en el mercado Abasto en Bs 25 las 100 unidades.

Otra modalidad de comercialización que puede realizar es la venta de la producción de una hectárea que según se conoce ha llegado a costar hasta Bs 25.000

Comentar