Liderazgo Innovación Emprendimiento

Los 10 mitos del Líder

Bolivia Emprende / Octubre 12, 2015

  

mitos del lider

Muchas veces a través de los medios de comunicación, se ve y se percibe a los líderes como entes con gran trayectoria, de éxito, con una imagen limpia y sin fallas, “¡No parecen de este mundo!” o “¡no se asemejan a las personas comunes que me rodean !, ¡no son como yo!”. Esa perfección es la que hace sentir a más de uno tan ajeno y tan lejano a ese mundo de los líderes.

Sin embargo, esta imagen que construyen los medios de comunicación y que terminamos creyendo, no es lo que el liderazgo verdaderamente implica. Para entender esto, se debe tomar en cuenta que el líder, no es un ente foráneo, extraño; es persona.

Diferentes autores y líderes identificaron los mitos que envuelven a la imagen del líder y quiebran el sentido del verdadero liderazgo, se rescatan algunas recomendaciones del profesor de la Universidad Antonio de Nebrija de España, Francisco Alcaide:

1. “Todos los managers/ directores/ autoridades son líderes”

Liderazgo no es una posición desde la que se ejerce el poder. No sé por qué se llama líder al presidente de un gobierno, al CEO de una empresa, al director de un colegio, al gerente de un hospital. Son cargos, títulos, nada más. De hecho, el drama de muchas instituciones es que son presididas por personas sin ninguna autoridad personal.

A menudo ocurre esto con gente con excelentes capacidades técnicas pero escasas dotes de gestión que son encumbrados a posiciones directivas. Los managers son buenos para monitorear y mantener sistemas y procesos. Ellos contratan gente, pero no pueden impulsar el mejor desempeño de las personas y llevar a la organización más allá de donde está. En tanto, el liderazgo siempre involucra cambio, mejora y crecimiento.

2. “Hay líderes innatos” 

James M. Kouzer en “El líder del futuro” dice: “el liderazgo no es un gen”. Aunque alguien tenga cierta predisposición a liderar, debe aprender las habilidades de liderazgo. Un joven que mida 1.90 metros podría tener predisposición a jugar basquetbol, pero necesita aprender a jugarlo antes de tener éxito. A bailar se aprende bailando; a cocinar se aprende cocinando; a conducir se aprende conduciendo… y a dirigir se aprende dirigiendo. No hay más: sin sufrimiento no hay crecimiento. El liderazgo puede estar más latente en unos que en otros, pero uno debe enfocarse en desarrollar ciertos comportamientos, y no en los antecedentes biológicos.

3. “El líder se hace solo” 

Esa premisa es falsa, el líder necesita de un equipo. Un directivo no es nadie sin su gente. Da orientaciones, pone límites, inyecta ilusión, pero es la suma de voluntades la que hace que las cosas ocurran.

Charles C. Manz en “Superliderazgo”, citando a Lao Tse, escribe: “El mejor líder es el que apenas se hace notar, no aquel al que la gente obedece y aclama, ni al que todos desprecian”.

4. “Un buen líder es el que más habla” 

En realidad el verdadero líder habla poco, y cuando ha concluido su trabajo y alcanzado su propósito, la gente dirá: lo hicimos nosotros”. Los éxitos son siempre colectivos. Además, muchas veces, en la trastienda de estos éxitos se hallan las personas, las que hacen una labor callada, discreta, poco vistosa, pero enormemente eficaz. El liderazgo abarca a todas las personas. Cada uno en su puesto y en su responsabilidad haciendo lo que tiene que hacer.

5. “El líder es imprescindible”

El verdadero líder desea y trabaja por ser prescindible; porque entonces habrá cumplido su papel con plenitud. El médico anhela que el enfermo se recupere; el padre que su hijo madure; el profesor que el alumno despliegue las alas por sí solo.

El líder puede ser puntualmente necesario pero poco a poco debe ir dando pasos al costado. Saber decir adiós y no perpetuarse en el puesto, esa es una de las muestras de mayor sabiduría directiva. Sin embargo, ésta no es una decisión fácil para la mayoría de los mandos que, acostumbrados a los privilegios y reconocimientos del cargo, se resisten con frecuencia a alejarse de su trono y por causas del destino dejan de permanecer al mando sin haber sembrado la semilla del liderazgo en la empresa, sin haber dejado el legado habrá dejado a la empresa en penumbras.

6. El líder está sentado en su “trono” como autoridad mientras los demás trabajan

El liderazgo es comunicación. No se puede ser líder desde la distancia, entre cuatro paredes, instalado en el despacho sin contacto con la gente. El líder está permanentemente alrededor de su equipo.

Sin comunicación no hay liderazgo. El ex CEO de General Electric, Jack Welch, afirma: “Por encima de todo lo demás, los buenos líderes son abiertos. Van arriba y abajo, y dan vueltas por todos los rincones de sus organizaciones para llegar a la gente. No se quedan en los canales establecidos. Son informales. Son directos con la gente. Hacen que ser accesible se convierta en una religión para ellos”.

7. “Los líderes siempre tienen las respuestas correctas”

En lugar de respuestas, los líderes hacen las preguntas correctas y en su gente encontrarán las mejores respuestas. Si la gente siempre responde es porque se está impulsando su capacidad de pensar. Y si todos en la empresa siguen haciéndose las mismas preguntas, entonces no se está innovando. Sin cuestionarse y sin curiosidad, los líderes simplemente administran usando respuestas familiares. No se trata tanto de saber las respuestas, sino de saber a quién preguntar.

8. “El liderazgo se trata de ambición”

El liderazgo se trata de trabajar para alcanzar un bien mayor no individual sino colectivo. No hay nada de malo con la ambición, pero si lo que haces únicamente sirve a uno, entonces no se está liderando. Cuando todos los demás también se esten beneficiando (clientes, colegas, vendedores, la comunidad), ésa será la señal de un liderazgo efectivo.

9. “Todos pueden liderar”

Nadie puede liderar si no tiene el deseo y la voluntad de hacerlo. No puedes obligar a las personas a liderar; la voluntad es la clave del liderazgo efectivo. Este dese debe ser constante para continuar mejorando. Mejorar se trata de dejar atrás el pensamiento común, las mentiras y los mitos para alcanzar la sabiduría. Si se conoce la verdad, entonces será libre y se podrás convertir en mejor líder.

10. “El líder dice a los demás lo que deben hacer”

El liderazgo es acción. La persona debe liderar con la coherencia y el ejemplo.

Tú debes ser el cambio que deseas ver en el mundo”, aconseja Mahatma Ghandi. “El ejemplo no es una de las maneras de influir en los demás, es la única”, sentencia Albert Schweitzer.

El directivo debe ir siempre abriendo camino con sus actos si quiere que el equipo lo acompañe. Y en este proceso la concordancia entre lo que se piensa, dice y hace– afianza y consolida al equipo. Su ausencia, por el contrario, es el comienzo del descrédito que redunda en desánimo y, consecuentemente, en falta de voluntad.

Estos mitos deshacen la imagen del líder que se tiene en mente. Esa será la tarea de desmitificar y construir un liderazgo más humano, confiable, humilde que motive la acción.

Etiquetas: ,

Comentar