Tecnología

En 2015, Quipus producirá tarjetas madre para laptops

Página Siete / Septiembre 29, 2014

  

Los discos duros, las tarjetas madre, carcasas, coolers, tarjetas de video y cables, entre otras partes de procedencia china, representan el 95% de las piezas con las cuales se arma una computadora Kuaa en la ensambladora estatal Quipus. Para 2015, su gerente de Producción, Gonzalo Flores Medina, explica que esa planta de emprendimiento boliviano “producirá” tarjetas madre, de video y memorias RAM.

planta ensambladora

Fuente: La Razón

El último trimestre de 2015 estamos pensando comenzar a producir partes para los equipos de 2016. Todo depende de que nos entreguen los servicios en Kallutaca, de que nos entreguen la planta que se está construyendo. La línea SMT es la línea robótica automatizada que va a producir tarjetas madre, tarjetas de video, memoria RAM. El primer desafío es producir tarjetas madre en Bolivia”, destacó Flores.

La Planta ensambladora

Al llegar a esta ensambladora, da la impresión de que uno está frente a un galpón grande y común. Un portón metálico de color azul separa al barrio alteño de Villa Bolívar F de un centro de “calidad tecnológica”, como refieren los ejecutivos de la empresa boliviana.

Afuera, reinan los vientos helados; adentro, en la zona de ensamblaje, los 23 grados propician un ambiente tibio, favorable para el ensamblaje.
Luego de atravesar la entrada, a la izquierda se ubica el área de ensamblaje, clonación de discos, áreas de almacenes, empaquetado, y las oficinas gerenciales.

Proceso de Producción

Una jornada de trabajo en Quipus comienza a las 06:30 horas. Ese es el inicio del primero de tres turnos que tiene la factoría.

Lo primero que hacen los 39 trabajadores y trabajadoras de la zona de ensamblaje es colocarse sus mandiles antiestática.

Al ingresar a la sala de ensamblaje (denominada unidad “Producción SKD”) cada operario debe pararse encima de una especie de balanza, para “liberarse” de energía antiestática en el llamado “descargador de energía”.

Los turnos sucesivos van de 15:00 a 23:30 y de 23:30 a 07:00. Esta empresa, que tiene cuatro meses de funcionamiento, trabaja las 24 horas del día para cumplir la meta de ensamblaje masivo de computadoras Kuaa, que el Gobierno dota a colegios fiscales y de convenio.

Luego de que cada trabajador toma asiento en su puesto tiene un objetivo común al de sus compañeros: realizar su labor con cada máquina en 28 segundos.

En el primer puesto de ensamblaje, de un total de 24, se coloca la carcasa base y el cooler, ambos chinos. Del puesto dos de trabajo al puesto 19 se colocan la tarjeta madre, el cable de alimentación, la pantalla LSD, tornillos, la tarjeta de sonido, el sensor de gravedad (que da movilidad), tarjeta para Wi-Fi, cobertor superior del equipo, discos duros, teclado, batería, lápiz, además de conexiones internas.

Pruebas de calidad

En reiteradas ocasiones, la ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Teresa Morales, expuso, a la población a través de los medios, la cualidad de estos equipos de soportar derrames de líquidos. Es en el puesto 15 de esta línea de producción que se coloca esta protección contra agua.

Del puesto 20 al 24 se realizan las pruebas de calidad, incluyendo 90 minutos de “estresado”, o prueba de condiciones extremas, donde se pone en funcionamiento todas las virtudes al mismo tiempo.

En el techo de esta zona están dispuestos grandes tubos que tienen la función de humedecer el ambiente. Lo ideal es trabajar con un 40% de humedad y entre 21 y 13 grados centígrados, según Flores. Para ello se cuenta con un marcador en la pared que indica las cifras de cada ítem.

En la zona de empaque, una vez listas las computadoras ensambladas, y probadas, trabajan ocho personas que se encargan de armar las cajas prefabricadas por La Papelera e introducir los equipos en ellas. Ahí la temperatura es “de ambiente”, es decir, hace frío. El funcionario comenta que a partir de noviembre se planifica trabajar con la también estatal Cartonbol.

Según explica Flores, mientras finaliza la visita, el proceso de producción total de una máquina Quipus dura 20 minutos. En la actualidad, esta planta ensambla 2.700 computadoras portátiles al día.

Punto de vista

Gonzalo Chávez Economista: Se trataría de generar valor

En un primer momento parecería interesante que estemos ensamblando computadoras pero cabe recordar que el sector privado informal en Bolivia hace 20 años que ensambla computadoras, que son las famosas “chanchito”.

Entonces, no es una actividad muy novedosa, no le genera valor porque simplemente es agarrar partes chinas y americanas y ensamblarlas acá.

Si en un segundo momento se podría ensamblar las tarjetas madre sería interesante pero de lo que se trata es de desarrollar tecnología aplicada al caso boliviano y no simplemente hacer maquila de cosas chinas. De lo que se trataría es que nosotros generemos valor y seamos capaces de hacer otras cosas vinculadas al tema.

Caso contrario es simplemente ensamblar cosas chinas y eso no es industrialización. Esto, para que de aquí a unos años no sólo estemos ensamblando, sino desarrollando cosas de computadoras, pero eso requiere una fuerte inversión en capital humano.

Comentar