Economía

Cementera Itacamba logra crédito histórico en la banca

El Deber / Noviembre 05, 2015

  

itacamba nuevoNo todos los días seis bancos en Bolivia se ponen de acuerdo para prestar, por 10 años, $us 120 millones. Tampoco es habitual que inversores extranjeros con llegada a los mejores centros financieros del mundo giren su mirada y confíen en la banca nacional.

Pero ese día llegó e Itacamba Cemento S.A. logró un crédito histórico en medio de una coyuntura económica que ya pone en apuros a algunos sectores productivos de Bolivia.

Estamos convencidos de que es necesario potenciar la economía interna de Bolivia. Para nosotros, recibir este Préstamo Sindicado a Largo Plazo, es una muestra de credibilidad y confianza en nuestra empresa”, resaltó el gerente general de Itacamba, Alexander Capela.

365 días de Negociación

Llegar a este acuerdo no fue fácil. Significó una año de negociaciones, de idas y venidas y de preacuerdos. Primero entre los bancos interesados y luego con el solicitante del dinero.

Mario Suárez, gerente de la División Banca Empresas del BCP y vocero de los demás bancos, sostuvo que fueron 365 días, donde el tema se fue cocinando a fuego lento.

Luego de recibir la solicitud de Itacamba, el paso siguiente fue consultar con las otras entidades y unificar criterios respecto a la tasa de interés, al plazo, a las amortizaciones, a las garantías y a las exigencias legales que iban a pedir.

Suárez detalló que al ser un préstamo sindicado, significa que los seis bancos tuvieron que manejar el mismo lenguaje en los puntos anteriormente mencionados, salvo en el valor del crédito ya que eso se definió de acuerdo con la espalda financiera de cada banco.

División de la torta

De los $us 120 millones, a una tasa fija de interés del 6%, unos $us 26,04 millones (21,7%) corresponden al BCP, la misma cantidad al BISA; $us 20,88 millones (17,4%) al Mercantil Santa Cruz; el mismo aporte hizo el Unión; $us 16,68 millones al BNB y $us 9,36 millones al Ganadero.

La división de la torta no estuvo ajena a arduas negociaciones, más cuando el sector se caracteriza por su competencia, pero como remarcó Suárez, la banca boliviana mostró que es lo suficientemente madura para dar respuesta a la solicitud de créditos de esta envergadura y dar una señal positiva a los futuros inversores nacionales o extranjeros que busquen trabajar en Bolivia.

Agradecemos la confianza de Itacamba. Este acuerdo nos llena de orgullo, pues nos permite ser parte del desarrollo del país”, dijo Suárez.

El beneficiario

Para el grupo empresarial, Coceca (Bolivia), Votorantim (Brasil) y Molins (España), que conforman Itacamba, conseguir una línea de crédito en EEUU, Europa o Asia no iba a ser una tarea complicada.

Especialmente porque Votorantim, uno los mayores conglomerados industriales de América Latina, que tiene presencia en diversos sectores como las finanzas, la energía, siderurgia y papel, y Molins que desde hace 87 años está en el negocio del cemento con presencia en Argentina, Uruguay y México y que cuenta con 40 plantas en el sector del hormigón, son las mejores cartas de presentación y garantía que ningún banco ignoraría.

Sin embargo, como indicó Alexander Capela, gerente general de Itacamba Cemento S.A., la empresa en Bolivia se trazó el objetivo de que en la construcción de la planta cementera de Yacuses,  predomine lo boliviano, dejando de lado los equipos importados de distintos países, el armado de la factoría se dejó en manos de empresas bolivianas.

También se tuvo cuidado en contratar obreros de la región y, para cerrar el círculo, se optó por trabajar con la banca nacional.

Pruebas de la banca

Capela, enfundando en su traje oscuro y camisa blanca, mostró su satisfacción en un ‘portuñol’ entusiasta y recordó que antes de tener el visto bueno del grupo de bancos tuvieron que pasar varias pruebas.

Las entidades financieras pusieron lupa en la factibilidad del proyecto, analizaron la letra chica de las garantías que Itacamba les presentó. Pusieron especial interés en los activos de los distintos socios y en su situación financiera actual. Durante el año que duró las negociaciones se trabajó en la forma del desembolso y se acordó que sea en distintas etapas.

Las inversiones ya realizadas y el avance de las obras, más la certeza de que la demanda de cemento, aliado clave de la construcción, se acrecentará, fue el empujón que ayudó a llegar a buen puerto y a cerrar las operaciones que, en opinión de Capela marcan un nuevo rumbo en el sistema financiero boliviano.

18 años en el país

Itacamba lleva casi dos décadas en Bolivia, en la actualidad su obra estrella es la cementera Yacuses que requerirá una inversión de $us 220 millones y que en noviembre de 2016 producirá 870.000 toneladas anuales de cemento, (17,58 millones de bolsas), con las cuales podrá abastecer el 70% del mercado cruceño.

En la zona ya hay 300 toneladas en equipos -de las cuales 135 corresponden al molino- que junto a la generación de trabajo, más de 500, son los aspectos concretos de este emprendimiento boliviano.

Comentar