Liderazgo

7 Claves para dar un discurso inspirador

Altonivel.com / Julio 27, 2015

  
emma-watson-onu

La actriz Emma Watson pronunciando un discurso inspirador sobre “igualdad de género” ante la ONU

Se dice que las palabras de aliento e inspiración nacen del alma, personas líderes y exitosas que han transitado por un camino lleno de recovecos: de logros y frustraciones y han alcanzado su realización personal y profesional son capaces de brindar discursos que inspiren y motiven a los demás a alcanzar sus objetivos, pues son la voz de la experiencia.

Sin embargo, los discursos inspiradores no siempre salen de aquellos personajes inalcanzables que triunfaron en la vida, también pueden provenir de los emprendedores que día a día luchan por alcanzar sus sueños. Tú puedes ser uno de ellos, he aquí 7 tips para pronunciar mensajes de vida, porque “inspirar” proviene del latin que significa “infundir vida” que impulsen a no desmayar y a seguir adelante.

1. Estudiar a la audiencia

Un líder no es aquel que utiliza un tono imperativo para dar su mensaje y confunde el discurso con una lección de escuela. Un líder que va a dr un discurso primero estudia a la audiencia para anticiparse a las preguntas, los comentarios que vayan a hacerle. De allí que un líder debe ser proactivo antes de dar su discurso debe conocer a su audiencia, conocer sus intereses para envolver su mensaje con ejemplos y experiencias que llamen su atención.

2. Para inspirar hay que inspirarse

Aunque suene repetitivo, para dar esas palabras inspiradoras uno debe estar motivado alentado, seguro de sí mismo. Caso contrario, se estaría dando un mensaje incoherente entre lo que el orador dice y lo que expresa con su lenguaje no verbal, vale decir sus movimientos corporales y gestuales. Debe haber una conexión emocional que tengas con el tema o problema. Si alguien que desea infundir vida debe estar vivo y demostrarlo con energía y entusiasmo para contagiar ese estado de ánimo a su auditorio.

3. Importa la forma, más que el fondo

Usted va a comunicar los logros de la empresa al personal, pero se siente inseguro de ello, y no sabe cómo expresarlo, entonces es mejor que postergue su discurso. Una característica de un buen discurso está en la forma, que incluye elementos como la entonación, la vocalización, el énfasis y el ritmo, esto refleja seguridad y si no está muy seguro no podrá proyectar adecuadamente las buenas noticias a su equipo.

Si se trata del éxito de tu empresa exprésalo con un tono de voz alegre, cara sonriente y un lenguaje corporal abierto, es decir, brazos y manos alejadas del tronco, pues significan apertura. Expresa esa positividad a los que te rodean.

Por otro lado, no todos los líderes empresariales dominan el arte de hablar en público, al respecto el socio y director general de Llorente & Cuenca, Juan Rivera, señala: “Es necesario entrenar a los CEO para que hagan buen uso de las pausas y los gestos”.

4. Comparte ideas y emociones

Como se dijo anteriormente son importantes las ideas, es decir; el qué de tu discurso pero también el cómo, la forma de expresarlo y para ello más allá del lenguaje no verbal que se use, el discurso debe ser emotivo, para ser inspirador el orador debe despertar su lado emocioanl, mover los corazones. Los discursos deben ser escritos y pronunciados para el oído y para el corazón. Debe haber un equilibrio entre las ideas y las emociones, en otros términos se debe: expresar las ideas fuerza en tono emotivo. Equilibra tus ideas y emociones.

No caigas en el error de creer que un discurso corporativo no puede tener emociones, de hecho son en los que más se recomienda usar esta regla. ¿Cómo deseas motivar a la fuerza de ventas si solo das datos y cifras? ¿Cómo pretendes cambiar la actitud del personal si solo le dices lo emocionado que estás de hablarles pero no sustentas el por qué es preciso hacer un cambio?

5. Incluye metáforas e imágenes en tu discurso

Una clave para seducir a tu público es el uso de metáforas, es decir crear imágenes mentales, hacer comparaciones. “una golondrina no hace verano”, “lluvia de logros y esperanza”. Estas evocacioes dan mayor fuerza al discurso.

En ese sentido, las descripciones también contribuyen a mantener la atención del auditorio, por ejemplo: “a las 3:27 pm en una tarde fría y lluviosa, afuera del edificio aguardaba yo, hasta que…”

Estas ideas deben ser expresadas en tiempo determinado, caso contrario se tiende a perder el objetivo del discurso.

6. Dale más importancia al futuro, a tu VISIÓN

Tanto las imágenes y la descripción que vayas a hacer debe formar parte de una historia para atraer a tu público y luego dar una proyección al futuro. Así tu discurso deberá constar de una breve introducción, presentación de tu propuesta, solución al problema o desafío y próximas tareas. En todo ese proceso, no olvides usar comunicación no verbal, describir con imágenes, narrar una historia así atraparás la atención e interés de tu audiencia.

7. Haz participar a la audiencia

Cierra con broche de oro involucrando a tu equipo, convocándole a ser parte de tu propuesta, solución o desafío, no temas en convocar a un mayor compromiso, mayor esfuerzo, o dedicación. Si aplicaste todo lo anterioren tu discurso, tu audiencia estará presta a encaminar las propuestas y o cambios que planteas. Sólo mantén tu seguridad para ganar a tu audiencia.

¡Práctica y más práctica!

Por cada minuto de tiempo de tu discurso deberás de haber practicado 7 minutos más, entonces: practica lo más que puedas.

Ser “inspirador” es el gran sueño de todos los oradores porque causa una reacción en cadena y mueve a la gente en sus emociones y acciones a través de la palabra.

Etiquetas: ,

Comentar