Economía Competitividad

Social Progress Imperative: Índice de Progreso Social 2015

Los Tiempos / Abril 09, 2015

  

social progress index 2015El Índice de Progreso Social de 2015, publicado por Social Progress Imperative, cuya contraparte boliviana es Ciudadanía, revela que los países de América Latina deben “darle prioridad al progreso social” y que las difíciles condiciones económicas no deben ser un obstáculo para garantizar mejoras en las vidas de los ciudadanos.

Resultados

El informe revela que Costa Rica ocupa el puesto 28 del ranking global de progreso social, es el país con el desempeño relativo más alto a nivel mundial, pues con un PIB per cápita de 13,431 dólares finaliza por encima de otros países como Italia y Corea del Sur que tienen casi tres veces más que Costa Rica (34,167 dólares y 32,708, respectivamente). Bolivia está entre los cinco peores de América Latina en Necesidades Básicas, debido a las altas tasas de desnutrición, mortalidad materno-infantil y a las muertes por enfermedades infecciosas.

Los resultados del Índice 2015 -que de acuerdo a sus creadores es una “medida poderosa de la inclusión” para guiar a los países a “encarar la agenda de desarrollo post-2015”- muestran que, si bien hay una correlación entre el progreso social y el PIB, “el crecimiento económico no lo es todo” y “las naciones pueden seguir mejorando la calidad de vida de sus ciudadanos pese a los desafíos económicos que hoy enfrentan en toda nuestra región”. Costa Rica no es el único país que “desafía la ortodoxia aceptada, de que el crecimiento económico lo es todo”: Paraguay consigue, en términos generales, el mismo nivel de progreso social que México con menos de la mitad de su PIB per cápita (7,833 dólares en comparación con 16,291), mientras que Nicaragua logra el mismo nivel de progreso social que Venezuela con un PIB per cápita cuatro veces menor ($us 4,494 en comparación con 17,614).

La mayoría de los países de América Latina y el Caribe superan las expectativas al obtener buenas calificaciones en relación con su fortaleza económica en un amplio rango de indicadores de progreso social. En particular, obtienen buenos puntajes relativos en “tolerancia e inclusión” así como en “libertad personal y de elección” (dentro de la llamada dimensión de “oportunidades”). Sin embargo, el Índice también revela que los problemas de seguridad personal, en particular, “extienden una larga sombra sobre la vida de millones de latinoamericanos” y que los países de América Latina y el Caribe presentan un desempeño pobre en el acceso a la educación superior.

El Índice de este año actúa como un poderoso recordatorio de que los países de América Latina deben darle prioridad al progreso social, especialmente en tiempos difíciles para la economía”, según Gabriel Baracatt, Director Ejecutivo de la Fundación Avina.

Situación de Bolivia

IPS 2015

En el ranking global de progreso social, Bolivia ocupa el puesto 73 de 133 países con un desempeño social medio-bajo. En comparación con sus pares latinoamericanos, el país ocupa el décimo quinto lugar entre veintiún países incluidos en el informe, con brechas de bienestar severas, apenas por encima de República Dominicana (77), Nicaragua (78), Guatemala (79), Honduras (82), Cuba (84) y Guyana (87).

Las mayores debilidades de Bolivia en progreso social se presentan en la dimensión de Necesidades Básicas, donde el país cae al puesto 97 del mundo y se sitúa entre los cinco peores de América Latina y el Caribe. Los problemas en materia de nutrición y cuidados médicos básicos son los más impactantes: las tasas de desnutrición, la intensidad del déficit alimentario, las tasas de mortalidad materna e infantil, y las muertes por enfermedades infecciosas colocan a Bolivia en el último lugar de la región.

Más de una década después de la llamada “Guerra del Agua”, Bolivia ocupa el penúltimo lugar de América Latina y el Caribe en agua y saneamiento, apenas por encima de Nicaragua, especialmente por carencias en saneamiento mejorado y en acceso a fuentes de agua potable en zonas rurales. La situación de la vivienda y el acceso a energía eléctrica representan otra área de preocupación de acuerdo a los resultados del Índice de Progreso Social 2015.

Índice de Progreso Social

El Índice de Progreso Social del 2015, que califica a 133 países en base a su desempeño social y ambiental, fue creado por un equipo cuyo asesor principal es el Profesor Michael E. Porter de la Harvard Business School. Se diseñó como un complemento al PIB y otros indicadores económicos, para proporcionar una visión más holística del desempeño general de los países.

Si los países de la región quieren seguir avanzando en la senda del progreso social, precisan seguir generando las oportunidades para que sus ciudadanos y comunidades desarrollen su pleno potencial, especialmente en tiempos de crisis económica”, dijo Michael Green, Director Ejecutivo del Social Progress Imperative.

Los resultados para América Latina permiten identificar tres grupos de países. Países con puntajes de progreso social de 70 o más, que presentan menores brechas en el bienestar (Uruguay, Chile, Costa Rica, Argentina, Panamá, Brasil). Países como Colombia, Ecuador, México, Perú o Paraguay, que se encuentran en una situación intermedia, con puntajes de progreso social mayores de 65. Y países con grandes brechas en el bienestar, como El Salvador, Venezuela, Bolivia, República Dominicana, Nicaragua, Guatemala o Honduras, con puntajes de progreso social apenas superior a 60.

Principales resultados sobre Latinoamérica

Las fortalezas de la región

  • Los países de América Latina y el Caribe presentan sus mayores puntajes absolutos (un promedio de 92 sobre 100) en medidas de nutrición y asistencia médica básica, que toma en cuenta indicadores como la mortalidad materna y las muertes por enfermedades contagiosas. Chile es el país con mejor desempeño en la región, aunque sólo se ubica en la posición 43 a nivel mundial.
  • Los países de la región también presentan una buena calificación general en acceso a conocimientos básicos (con un promedio de 90 sobre 100), que evalúa entre otros el analfabetismo en adultos y la matriculación en escuelas. En esta área, Brasil es la nación con el mejor desempeño en la región (38), seguido por Cuba (39).
  • En cuanto hace a las fortalezas relativas (en comparación con naciones que tienen un nivel similar de PIB per cápita), los países de América Latina y el Caribe muestran resultados positivos en medidas de tolerancia e inclusión, que mide entre otros la tolerancia hacia los inmigrantes y los homosexuales.

De los 21 países evaluados, nueve presentan un desempeño significativamente superior a otros países con un PIB per cápita comparable. Uruguay tiene el mejor desempeño en la región (4to en el mundo) superando a los EEUU (15) y al Reino Unido (21).

  • Las naciones latinoamericanas se desempeñan bien en lo que respecta a la salud y el bienestar, medida que toma en cuenta, entre otros, la expectativa de vida, la obesidad o la tasa de suicidios. Ocho de los 21 países evaluados presentan un desempeño significativamente superior a otros países con un PIB comparable.

El país de mejor desempeño en la región, Perú, también es el de mejor desempeño a nivel global. Aún más, dentro de esta misma categoría, cinco países calificaron entre los 10 países de mayor desempeño de los 133 evaluados en el Índice de este año: Perú (1), Colombia (6), Ecuador (7), Costa Rica (8) y Panamá (10).

Las debilidades de los países evaluados

  • La “seguridad personal” es un problema grave en toda la región. De los 15 países que presentan el peor desempeño a nivel mundial en este componente, que mide factores como las tasas de homicidios y las muertes en accidentes de tránsito, siete se encuentran en América Latina y el Caribe. En esta misma categoría, 12 de los 21 países de la región se encuentran por debajo del puesto 100. Los peor ubicados son Venezuela (131 de 133), Honduras (127) y la República Dominicana (125) con puntajes apenas superiores a 25 sobre 100.
  • Un área de debilidad en toda la región es el ‘Acceso a la Educación Superior’, que evalúa temas como la equidad en logro educativo y el número de universidades de excelencia en cada país. El país mejor clasificado en la región, Chile, apenas se ubica en la posición 31 a nivel global. Brasil se ubica en la posición 62 de esta categoría y Uruguay en el puesto 69.

Los tres mejores en la región

  • Primero. Uruguay (puesto 24 de 133): presenta puntajes altos en la dimensión de oportunidades, especialmente en derechos personales (puesto 6) y en tolerancia e inclusión (puesto 4), temas en los cuales se ubica entre los diez mejores del mundo.
  • Segundo. Chile (26): obtiene puntajes altos en derechos personales (puesto 9 del mundo) y se ubica en el puesto 22 de mundo tanto en tolerancia e inclusión como en libertad personal.
  • Tercero. Costa Rica (28): los mejores puntajes los obtiene en el componente de salud y bienestar (puesto 8) y en tolerancia e inclusión (puesto 17). Entre los 38 países de ingreso medio-alto, Costa Rica es el país con mayor nivel de progreso social, pues tanto Uruguay como Chile pertenecen al grupo de países de ingreso alto.

Los tres peores de la región

  • Último. Guyana (puesto 87 de 133): tiene puntajes muy bajos en fundamentos de bienestar, clasificando en el puesto 128 de 133 en medidas de salud y bienestar. Es el último país de la región en el componente de sustentabilidad del ecosistema.
  • Penúltimo. Cuba (84): es una paradoja, con puntajes dramáticamente bajos en medidas de derechos personales y acceso a la información y las comunicaciones, pero clasificado entre los cinco mejores de la región en la dimensión de necesidades humanas básicas.
  • Antepenúltimo. Honduras (82): A pesar de que obtiene buenos puntajes en sustentabilidad del ecosistema (puesto 16), el país se ve fuertemente afectado por problemas de seguridad personal (127 del mundo).

Costa Rica, Uruguay y Nicaragua, países eficientes

  • Varios países Latinoamericanos disfrutan de un mayor nivel de progreso social que el que cabría esperar dado su nivel de ingreso. Tres países de América Latina se encuentran entre los 5 países con mayor desempeño relativo en el mundo: Uruguay y Nicaragua le siguen a Costa Rica, en segundo y cuarto lugar, respectivamente. En otras palabras, han sido eficientes en transformar sus recursos económicos en progreso social.
  • República Dominicana (en la posición 77 a nivel global) y Venezuela (puesto 72) son los únicos dos países en la región que presentan desempeño significativamente bajo en relación a su PIB per cápita.
  • La región de América Latina y el Caribe supera claramente a regiones como Medio Oriente y África del Norte, así como a Asia del Sur y al África Subsahariana, en progreso social.
  • Los problemas de desarrollo de largo plazo, la inestabilidad crónica y un terremoto devastador han convertido a Haití en un país extremadamente atípico en la región en cuanto a Necesidades Básicas, quedando casi 30 puntos por debajo del penúltimo país de la región, la República Dominicana. A nivel mundial, Haití sólo supera a la República Centro Africana, Chad y Sierra Leona en esta dimensión.
  • Después de décadas de aislamiento, Cuba presenta un puntaje muy bajo en Acceso a la Información y las Comunicaciones (24 puntos sobre 100), quedando último en la región y superando sólo a Djibouti a nivel mundial. Por otro lado, presenta altos puntajes en la dimensión de Necesidades Básicas, siendo primero de la región en Seguridad Personal, segundo en Nutrición y Asistencia Médica Básica y segundo en Acceso a Conocimientos Básicos.
  • Brasil (puesto 42) es el mejor posicionado de los BRICS, seguido por Sudáfrica, Rusia, China e India. Tres de los cinco países BRICS son parte del grupo de progreso social medio bajo (Sudáfrica en la posición 63, Rusia 71 y China 92), India es un país de progreso social bajo, y Brasil es un país de progreso social medio-alto.
World Social Progress Index and Component Scores

World Social Progress Index and Component Scores

Descargar el Índice de Progreso Social de 2015 (Social Progress index 2015)

Etiquetas:

Comentar