Economía

Nuevo modelo económico tiene 10 pilares y va con piloto automático

Página Siete / Enero 06, 2014

  

El “nuevo modelo” económico de Bolivia se asienta en al menos 10 pilares, reconoce a cuatro actores, entre ellos al Estado, y va en “piloto automático”, según el ministro de Economía, Luis Arce.

El Ejecutivo sostiene que se lo puso en marcha en 2006, cuando Evo Morales asumió la Presidencia. Pasaron ocho años, y hace poco Arce afirmó que en este momento es adecuado hablar de “piloto automático”.

Ahora sí podemos decir que hay piloto automático porque el modelo económico está funcionando: la locomotora es el Estado”, sostuvo la autoridad el pasado domingo.

Pilares del nuevo modelo

Según datos del Ministerio de Economía, los cimientos de este nuevo paradigma son: participación activa del Estado en la economía, además de la intervención para corregir fallas del mercado, la nacionalización y control de los recursos naturales, el crecimiento en función de la demanda externa y demanda interna, y la preservación de la estabilidad macroeconómica como “patrimonio social” y el impulso al desarrollo económico, entre otros (detalles de todos los pilares en la infografía).

info modelo economico nuevo

Fuente: Página Siete

El denominado Nuevo Modelo Económico, Social, Comunitario y Productivo establece que el Estado debe intervenir en la economía a través de sus siete facetas: planificador, empresario, inversionista, regulador, benefactor, promotor y banquero.

Juan Antonio Morales y Armando Méndez, expresidentes del Banco Central de Bolivia, coinciden en que el modelo tiene el rasgo distintivo de que genera “una fuerte participación estatal” en la economía.

Sin embargo, para Morales, el nuevo modelo es “demasiado dependiente en recursos naturales agotables”, lo que es un riesgo para su sostenibilidad ante una eventual depauperación de los recursos, y frente a un escenario en el que aún no se sustituye la matriz productiva nacional.

El Ejecutivo concibe a la estabilidad macroeconómica (otro sostén del modelo) como “patrimonio social”, además de un elemento para impulsar el desarrollo económico. A diferencia del “modelo neoliberal” que -según el oficialismo- veía a la estabilidad macroeconómica como “un fin en sí mismo”.

Otro de los pilares es que el crecimiento económico está en función de las demandas externa e interna. Sobre este elemento, el Ejecutivo sostiene que la economía crece en función de este segundo eslabón, resultado de la redistribución del excedente (a través del reparto de bonos como Juancito Pinto, Juana Azurduy o la Renta Dignidad).

El año pasado, este factor significó el 5,2% del crecimiento de más de 6% del PIB, de acuerdo con datos oficiales.

Los expertos afirman que el motor de la economía tiene que ver con los altos precios de las materias primas.   “Hay que entender que lo importante de estos ocho años de gobierno del MAS es que el sector externo, como nunca, es el motor de la economía”, sostiene Méndez.

Cuatro sectores de la economía

Dentro de este paradigma se reconocen cuatro actores en la economía:

  • Estatal, se lo vislumbra como promotor, organizador y redistribuidor.
  • Privado, como generador  de empleo, producción y servicios.
  • Social cooperativo
  • Comunitario, como generadores de producción y empleo, bajo “principios de trabajo solidario y cooperación”.

Análisis: La “locomotora” es el sector externo

Dos analistas  consideran que el elemento que está dinamizando la economía  es el sector externo, gracias al alza de los precios de las materias primas que exporta el país.

“La locomotora de todo esto es el sector externo. En primer lugar por los precios sumamente altos que hemos tenido para las exportaciones bolivianas, en los últimos diez años”, afirma Juan Antonio Morales, expresidente del Banco Central de Bolivia.

Sostiene que  el país se ha visto beneficiado por un contexto internacional “sumamente favorable”,  además  de la demanda de gas natural  que hay de  países como Brasil y Argentina.

“Entonces, Bolivia ha aprovechado esta coyuntura para exportar cada vez más gas natural a esos países”, afirma.

Armando Méndez, también expresidente del BCB, asegura  que se debe entender que lo importante de estos ocho años de gobierno del MAS es que “el sector externo, como nunca, es el motor de la economía”, debido a que el valor de las exportaciones de gas a Argentina y Brasil  suma  6.000 millones de dólares. 

No obstante, Morales llama la atención sobre  la  “sostenibilidad a largo plazo” de ese tipo de exportación, puesto que “se están agotando las reservas de gas natural, más rápidamente, debido  a la elevada producción  para satisfacer la demanda de nuestros socios Argentina y Brasil”, complementa.

¿Piloto automático?

Según  Méndez, la afirmación del ministro de Economía  Luis Arce de que “hay piloto automático porque el modelo económico está funcionando”, hace referencia en realidad a “que las fuerzas del mercado son las que están dominando la economía”.

“Y a mí me parece excelente que sea el mercado, las leyes de la oferta y la demanda las que fundamentalmente están manejando la economía boliviana, no del todo, porque  hay una buena intervención estatal, que volvió con el presidente Morales”, remarcó el analista.

Comentar