Responsabilidad Social y Empresarial Negocios Sociales Negocios Liderazgo Espíritu Emprendedor Emprendimiento Social Emprendimiento Economía

¿Qué es el Emprendimiento Social?

ASHOKA / Marzo 28, 2017

  

Las empresas día a día se van amoldando a diferentes tendencias del mercado, otras cambian drásticamente su modelo ajustándose a las necesidades y demandas de la sociedad y así se va generando una nueva tendencia empresarial, llamada emprendimiento social. Pero ¿Qué exactamente es un emprendimiento social? ¿Cómo funciona? ¿En qué se diferencia con la empresa privada? ¿Cuál es la razón de su existencia? A continuación presentamos una guía para ampliar sus conocimientos acerca de emprendimiento social.

¿Cómo surge el emprendimiento social?

De acuerdo a la publicación “Emprendimientos sociales sostenibles” auspiciado por las organizaciones ASHOKA y AVINA, en América latina se visibilizan algunos factores que impulsaron el crecimiento de empresas sociales o el surgimiento de emprendimientos sociales, como:

  • El creciente interés del sector privado o de emprendedores en temas sociales.
  • El potencial económico que el sector social representa
  • El futuro de la sostenibilidad de las organizaciones de la sociedad civil.

Es así que a medida que las empresas privadas fueron ganando algunas experiencias y tomando contacto con la realidad social y los proyectos con este enfoque, empezaron a constituir desde los 90′ sus propias fundaciones empresariales y continuaron con el trabajo de alianzas.

Sin embargo, el crecimiento de este sector evidenció siempre la dependencia de recursos económicos por parte del estado o de fuentes de financiamiento de organizaciones internacionales. A los cuales no siempre tenían acceso, es así que en la búsqueda de sostenibilidad se debilitó esa relación de dependencia, y las empresas sociales se ven en la necesidad de generar ingresos, profesionalizar sus recursos humanos y optar por el voluntariado y nuevos socios.

Así surgen emprendimientos sociales que luego toman la forma de empresas sociales en las que se diseñan estrategias de comunicación, se evalúan resultados y se desarrollan una estructura gerencial más eficiente, optando siempre por la profesionalización.

Para impulsar la profesionalización se invierte en la capacitación de recursos humanos para que aporten con conocimientos nuevos en el desarrollo de la organización.

¿Qué es un emprendimiento social?

Un emprendimiento social es aquel que busca beneficiar a la sociedad en donde se desenvuelve, su característica distintiva es su capacidad para diseñar soluciones innovadoras y dinámicas a los problemas de desempleo y la exclusión social, contribuyendo al tipo de desarrollo económico que refuerza la cohesión social, que es una de las facetas del desarrollo sostenido.

Algunos elementos en común de los emprendimientos sociales:

  • Creación de valor social
  • Uso principios y herramientas empresariales
  • Soluciones innovadoras a problemas sociales
  • Búsqueda de un cambio social

¿Qué es un emprendedor social?

Un emprendedor social es una persona con soluciones innovadoras a los problemas más graves en sus comunidades.  Son ambiciosos y persistentes, atacando serios problemas de desarrollo social, cultural y económico.  Un emprendedor social no espera a que el gobierno o el sector privado llegue a solucionar un problema social, sino buscan cambiarlo ellos mismos, liderando el cambio en sus comunidades.

Los emprendedores sociales son agente de cambio porque se comprometen en un proceso de innovación, adaptación y aprendizaje contínuo. Definen una misión para crear y mantener valor social en sus emprendimientos.

Ciclo de vida del emprendimiento social

Los emprendimientos sociales tienen un ciclo de vida propio, con distintas fases de desarrollo, diferentes instrumentos y herramientas.

  1. Identificación de un problema: Generalmente, el emprendimiento se inicia con la percepción de un problema social.
  2. Identificación de posibles soluciones: el emprendedor analiza posibles soluciones –novedosas o ya conocidas, continúa con una fase de prueba de dichas soluciones y luego las implementa en el público beneficiario o en la comunidad.
  3. Aprendizaje: Luego de probar la solución para el problema, se inicia un periodo denominado de “aprendizaje”, en el cual el emprendedor social enfrenta los más variados obstáculos para generar los primeros resultados sociales en la comunidad.
  4. Desafíos: En el proceso de aprendizaje, el emprendedor reconoce los desafíos de: desarrollar una metodología y la financiación personal – del equipo y del proyecto-, hasta su proceso de implementación.
  5. Institucionalización: es la consolidación del modelo que podrá generar una solución para el problema social. El proceso de institucionalización requiere cierto nivel de profesionalización del emprendedor social y de una estructura organizacional.
  6. Plan de negocios: Probablemente, ésta sea la fase más larga del ciclo de vida, en la cual es fundamental una instancia de análisis como la que se desarrolla en un plan de negocios, pues el emprendedor debe estructurarse para generar impacto social y buscar sus sostenibilidad económica a largo plazo.
  7. Madurez: Finalmente el ciclo de vida del emprendimiento social alcanza la madurez cuando el modelo que generó la solución para un problema social ya se ha establecido y entonces puede ser multiplicado en otras ciudades o regiones del país, e inclusive otros países. Asimismo el emprendimiento es autosostenible. Es también el momento en el que el emprendedor social está listo para emprender nuevas ideas y soluciones para otros problemas sociales.

Cuando la organización ya estableció un modelo y llega el momento de replicarlo, también es crucial el acceso a metodologías de planificación estructurada y estratégica.

La planificación adecuada es fundamental para el éxito del emprendimiento social y para asegurar los resultados esperados. En esta etapa, es probable que el emprendimiento exija a la organización nuevas inversiones – técnicas, humanas y financieras.

Empresa privada vs empresa social

¿En qué se diferencia una empresa privada y una empresa social? veamos las diferencias:

Empresa privada

La Empresa privada para existir requiere de:

  1. Inversión: recursos invertidos para mantener la operación de la organización. Existen 2 tipos de inversiones: Inversión de capital (dinero) e inversiones de recursos humanos (personas). En las empresas, generalmente el capital se obtiene por préstamos o por inversión directa de los propietarios o accionistas. Se contrata a recursos humanos.
  2. Operación: procesos que agregan valor a la inversión. A través de la operación la empresa genera lucro, ese es el objetivo de negocio. La operación incluye la fabricación de un bien material o la prestación de un servicio. Aquellas empresas cuya operación es ineficiente y no logran generar superávit, cierran porque no tienen razón de existir.
  3. Resultados: se miden por el superávit (lucro) que la empresa genera. Una parte del superávit de la empresa se distribuye entre los accionistas y la otra se reinvierte en la empresa.

Empresa social

Una empresa social también cuenta con las 3 etapas:

  1. Inversión: existen los dos tipos de inversión: capital y Recursos humanos. Se obtienen financiación a través de donaciones de instituciones o personas. Los recursos humanos pueden ser contratados, que cuentan también con el apoyo de voluntarios.
  2. Operación: la organización trabaja para generar un impacto social. Dentro de la organización deben existir procesos que generen beneficios para la sociedad. Una organización puede adoptar procesos que generen recursos para cubrir o contribuir a sus costos. A diferencia de las empresas privadas, las organizaciones sociales no necesitan presentar superávit en sus operaciones, ya que su objetivo es la actuación social.
  3. Resultados: se evalúan por el impacto social de las acciones de la organización y deben ser medidos de acuerdo a variables apropiadas al tipo de acción social. Los resultados deben ser medidos por el superávit generado por la operación. Todo superávit debe ser reinvertido en la organización para aumentar su impacto social.

La organización cuyo superávit es suficiente para sostener la operación, de forma tal que no necesite de donaciones ni financiaciones es considerada autosostenible.

En conclusión las empresas sociales funcionan de igual forma que las empresas privadas solo se diferencian en los objetivos que persiguen en su funcionamiento.

En relación a sus procesos internos, una empresa social es igual o más compleja que la empresa privada, ya que al encarar iniciativas para la generación de recursos, está utilizando procesos idénticos a los de una empresa privada.

 

Comentar