Economía

BID publica: Estimaciones de las tendencias comerciales América Latina 2014

BID / Enero 13, 2015

  

portada estimaciones ALEl Sector de Integración y Comercio (INT) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en colaboración con el Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) publicó el informe Estimaciones de las tendencias comerciales América Latina 2014 en el que presenta presenta las estimaciones de los flujos comerciales internacionales de América Latina.

Las estimaciones están basadas en datos parciales disponibles de frecuencia trimestral y mensual de dieciocho países latinoamericanos provistos por fuentes oficiales nacionales e internacionales, así como por el sistema de información sobre comercio internacional del BID, INTradeBID, disponible en: http://www.iadb.org/intradebid.

Exportaciones países andinos

Las exportaciones de los Países Andinos se contrajeron 2% en 2014, cerrando el año en US$ 210,1 mil millones. La contracción se explica principalmente por la caída de las ventas a Estados Unidos (-14%), y en menor medida a la subregión (-2%). Bolivia y Ecuador mostraron tasas positivas significativas (+7% y +8%, respectivamente) que fueron contrarrestadas por las reducciones en los envíos de Perú (-11%), Colombia (-3%) y Chile (-1%).

Caso Bolivia

En Bolivia se notan la fuerte expansión de las exportaciones a Estados Unidos (+66%), y la caída de las ventas a América Latina (-2%). El primer caso se explica por el incremento exponencial de los envíos de oro que se quintuplicaron con relación a 2013, mientras que el segundo refleja las menores exportaciones a Brasil de gas de petróleo, porotos de soja y algunas hortalizas.

Exportaciones Centroamérica y República Dominicana

Las exportaciones de Centroamérica y República Dominicana crecieron 3% en 2014 alcanzando un total de US$ 43,6 mil millones. Aumentaron las ventas a todos los destinos, excepto Asia (-5%). Los envíos a Estados Unidos, principal socio comercial del bloque, aumentaron 4%. Excepto El Salvador (-5%) y Panamá (-1%), todos los países de la región expandieron sus exportaciones en 2014. Nicaragua muestra la tasa más alta (+10%), seguido por Guatemala (+7%), República Dominicana (+7%) y Honduras (+5%). Costa Rica apenas incrementó sus ventas externas en 1%.

Panorama general

En línea con la tendencia de los últimos dos años, el desempeño de las exportaciones de América Latina ha sido relativamente más débil que el del comercio mundial, el cual tampoco ha logrado despegar en la post-crisis (Gráfico 1). En 2014, el valor del intercambio global ha crecido a una tasa promedio estimada de apenas 3%,3 mientras que las ventas de la región cayeron. Dentro de este cuadro, sin embargo, se registraron algunos tenues signos de recuperación en la segunda mitad del año, en línea con una leve aceleración del comercio mundial observada a partir de abril e impulsada por la consolidación del crecimiento de Estados Unidos (Gráfico 2).4 En 2014, solo las exportaciones de México y de Centroamérica y República Dominicana (RD) crecieron a tasas levemente superiores a las del comercio mundial (+5% y +3%, respectivamente), beneficiándose del estímulo del mercado estadounidense. En

Centroamérica y RD, también se sumó la mayor demanda de la misma subregión. En contraste, los países Andinos y del MERCOSUR, más vinculados con Asia y Europa en sus ventas externas, mostraron tasas de variación de las exportaciones negativas (-2% y -7%, respectivamente).

La dinámica de las exportaciones de América Latina refleja la evolución de las economías de sus principales socios. El único destino al que se incrementaron las ventas fue Estados Unidos (+3%). La recuperación de la actividad económica en ese país, luego de un primer trimestre de fuerte contracción (muy influida por causas climáticas), dio lugar a la expansión de las ventas de la región a este destino. No obstante cabe destacar que las compras de Estados Unidos a América Latina se recuperaron a un ritmo menor que sus importaciones totales (Gráfico 3). Por otro lado, el débil crecimiento en la Unión Europea y la desaceleración de Asia, arrastrada por China, se tradujeron en reducciones de las exportaciones hacia esas regiones de -4% y -5%, respectivamente. En el caso de la Unión Europea, aunque las importaciones totales comenzaron a recuperarse a principios de 2014 luego de un año de contracción, las compras a América Latina continuaron decreciendo. En China, la demanda de productos latinoamericanos mantuvo a lo largo del año un ritmo de expansión mayor al promedio, pero la notoria contracción de las importaciones totales observada a partir del segundo trimestre repercutió en la región a partir de julio. Los envíos intrarregionales a América Latina también cayeron, dado el enfriamiento de varias economías de la región.

Metodología

Las estimaciones, realizadas con datos disponibles al 4 de diciembre de 2014, se basan en el supuesto de que las tendencias del comercio internacional de América Latina observadas durante el año continuarán hasta finales de 2014. No se presentan proyecciones para el Caribe debido a la falta de una muestra adecuada de datos.

Los datos utilizados corresponden a los siguientes intervalos: enero-noviembre para Brasil, Chile y Paraguay; enero-octubre para Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, El Salvador, México, Uruguay y Venezuela; y enero-septiembre para los demás países.

Conclusión

En 2014, las exportaciones de América Latina se contrajeron 1,4%. La recuperación de la demanda importadora de Estados Unidos se vio contrarrestada por la contracción de las ventas de la región al resto del mundo. La desaceleración del crecimiento en Asia – especialmente en China – se reflejó en una disminución de los envíos a ese destino. Las ventas a la Unión Europea, que aún muestra tasas de crecimiento muy bajas, también registraron una caída. La pérdida de dinamismo de América Latina en un contexto internacional desfavorable ha provocado una reducción de las exportaciones intrarregionales. Adicionalmente, la debilidad de la demanda externa, y otros factores como la apreciación del dólar estadounidense, han tenido consecuencias sobre la cotización de algunos productos básicos relevantes en la canasta exportadora de América Latina, deteriorando el valor de esas exportaciones y los términos de intercambio de varios países de la región.

Descargar documentos

Comentar