Emprendimiento

Oswi Sport, ideas originales en poleras infantiles

Los Tiempos / Abril 12, 2016

oswi confecciones“Cuando sea grande quiero ser como mi papá, pero sin panza”, “Chicos, no puedo tener novio hasta los 30”, “En la casa de mis abuelos mando yo”. Probablemente nuestros lectores vieron éste y otros mensajes en las poleras impresas de algún niño en la calle, la escuela o en el parque, y de repente hasta compraron una para sus propios hijos.

Daniel Oswaldo Alconz reclama haber sido el primero en ponerlos al mercado cochabambino, y su idea fue un éxito, al punto de que muchas otras empresas de la competencia le copiaron la iniciativa y ahora hay muchas marcas en el mercado con los mismos mensajes en las prendas.

Oswi Sport

Quizá la historia comenzó hace 30 años, cuando su padre Oswaldo, creó la empresa Oswi Sport, una taller de ropa deportiva con el que mantuvo a su familia durante muchos años, sobreviviendo y hasta pasando malas épocas, según cuenta, debido a la invasión de la ropa usada, que en muchos casos puso a la familia al borde la quiebra. Ahora, en el rubro de gorras, por ejemplo, ya sólo se trabaja a pedido, con alguna empresa o institución que quiera regalar estas prendas con el logo de su institución.

Daniel Oswaldo, el hijo, también aprendió al arte y la técnica de la confección, tanto en el taller de su padre como en otros, hasta dominar el oficio. Ya joven y casado, asumió las riendas del taller de su padre. Recuerda que cuando nació su primer hijo, Antony, hace ocho años, tomó los pedazos sobrantes de las prendas grandes y confeccionó poleras pequeñitas para su primogénito. Además, le imprimió un grafiti: “El chico guapo de alado es mi papá”.

Luego de eso, se le ocurrió poner a la venta algunos ejemplares similares en su tienda de la calle Sucre. Se vendieron como pan caliente, recuerda.

Así que la familia confeccionó más, recolectando nuevas frases del acervo popular y de Internet. Y tuvieron la misma suerte. La tienda, que estaba especializada en ropa deportiva para adultos, tenía tanta demanda del nuevo producto, que terminó transformándose en taller de ropa infantil con grafitis, al punto de que estas prendas ahora ocupan el 90 por ciento de todo el negocio familiar.

Al principio, Daniel quería esconder los grafitis, por miedo a que le copiaran la idea, pero eso era algo imposible, y ahora hay muchas empresas con los mismos mensajes. Incluso, recuerda Daniel, como anécdota, una vez se encontró en una feria en Santa Cruz a otra empresa que vendía otras poleras con grafitis, pero utilizando en sus volantes publicitarios la imagen de su hijo, Antony.

“Ya no se puede hacer nada contra todo eso, sólo queda ser creativos y seguir innovando”, comenta el joven propietario a tiempo de comentar que, con esta consigna, ya cuenta con un stock con más de 130 mensajes distintos.

Pese a la competencia, su empresa aún tiene buenas ventas, gracias a una buena administración e innovación.

En la parte administrativa y de ventas, le ayuda su esposa, Emmy, y todos, junto con la segunda hija, Abigail, integran una familia que pone todo su esfuerzo por sacar adelante la empresa.

Con una docena de máquinas de costura, corte y confección, van saliendo lentamente las prendas logrados en algodón peinado (de procedencia peruana) para convertirse en poleras de todos los colores y tamaños, y con mensajes que divierten a los padres.

El trabajo

  • Oswi Sporte es una empresa familiar, creada por Oswaldo Alconz padre, de quien viene el nombre.
  • Dos de sus hijos también se llaman Oswaldo, incluyendo a Daniel, ahora representante de la empresa.
  • Ocasionalmente, se contrata algún personal para ayudar con los cortes y confecciones.
  • En épocas altas puede contar hasta con 10 personas en el taller y otras 10 en puestos de venta, pero la mayor parte del tiempo es la familia la que se encarga de todo.
  • Generalmente se preparan 4.000 poleras para la Feicobol y 3.000 para Navidad, las dos épocas altas para el negocio.
  • Generalmente se utiliza tela de algodón peruano o el llamado peinado, que se obtiene de una distribuidora.

La Empresa

  • Oswi Sport tiene su taller en su domicilio particular en El Abra, y cuenta con una tienda en el Shoping Sucre, en la calle Sucre entre 25 de Mayo y San Martín, local 210A.
  • También se lo encuentra en ferias.
  • De hecho, cuando se realizó este reportaje, el taller pisaba el acelerador para disponer de un stock de 4.000 prendas para ofrecerlas en la próxima Feria Internacional de Cochabamba.
  • La microempresa estará en el Pabellón de la Cámara Departamental de la Pequeña Industria y Artesanía (Cadepia), entidad de la que Daniel Alconz es director.

Para otros pedidos y consultas, están los teléfonos 4326615 y 76426004.

Etiqueta: \



Comentar

Nombre *


Email *


Comentario *

Los datos que están marcados con un asterisco (*) son obligatorios, por lo que no puede dejarlos sin contestar.