Emprendimiento

Nuevas alternativas de turismo en el norte de La Paz

Página Siete / Octubre 26, 2014

  

Más de 60 habitantes de los paradisiacos parajes de San Buenaventura y Tumupasa, en la provincia Iturralde del departamento de La Paz, participan de un proyecto que busca mejorar su calidad de vida aprovechando su riqueza cultural y natural. Para ello identificó 10 prototipos de emprendimientos bolivianos turísticos.

Vista desde el río Beni al cerro cuya leyenda le dio el nombre a San Miguel del Bala, un atractivo del norte de La Paz./Fuente Página Siete.

Vista desde el río Beni al cerro cuya leyenda le dio el nombre a San Miguel del Bala, un atractivo del norte de La Paz./Fuente Página Siete.

Proyecto Capacitación

El Instituto de Investigación y Capacitación en Ciencias Administrativas (IICCA) de la UMSA desarrolla el proyecto Capacitación en Emprendimientos orientado para un grupo meta en el cantón San Buenaventura, con fondos del IDH y de la misma institución universitaria. Un estudio preliminar identificó, en 2010, que el 70% de la población de la localidad tiene una vocación productiva inclinada al turismo.

Investigación

A partir de ello, un grupo de seis becarios de diferentes carreras y docentes de la UMSA decidieron investigar in situ la real posibilidad, capacidad y oportunidad que tienen los habitantes de ambos lugares para desarrollar emprendimientos bolivianos turísticos.

Primer módulo capacitó a 66 habitantes

Capacitación a pobladores oriundos de la localidad de Tumupasa./ Fuente Página Siete.

Capacitación a pobladores oriundos de la localidad de Tumupasa./ Fuente Página Siete.

Todo ello a través de un primer módulo, de tres que se realizarán, que permitió capacitar a 66 habitantes -de entre 18 y 56 años- de Tumupasa, San Buenaventura y algunos de Rurrenabaque sobre las nociones básicas del turismo rural y comunitario a través del trabajo realizado en grupos.

Sólo escuchar la descripción de los lugares por parte de los pobladores, una se transportaba a ellos. Esto ayudó mucho a mi grupo para reconocer cada atractivo existente y clasificarlo en una categoría y tipo”, cuenta la becaria de la carrera de Turismo, Andrea Guachalla.

La experiencia, según detalla, ayudó también a los participantes de la capacitación a rescatar los valores históricos y rasgos únicos de cada lugar.

Atractivos potenciales

Una de las principales conclusiones del primer módulo es que la actividad turística en el destino Rurrenabaque – Madidi constituye uno de los principales flujos turísticos que existen en Bolivia. Sin embargo, a pesar de que San Buenaventura y Tumupasa están dentro del área de influencia de este destino no se encuentran inmersos en dicha actividad.

Ecoalbergue San Miguel del Bala, un ejemplo de ecoturismo comunitariuo./Fuente Página Siete.

Ecoalbergue San Miguel del Bala, un ejemplo de ecoturismo comunitariuo./Fuente Página Siete.

Asimismo, se identificaron varios potenciales atractivos turísticos en San Buenaventura y Tumupasa, muchos de ellos ya conformados gracias a proyectos previos y otros no son conocidos. Entre ellos parque Madidi, Encañada del Bala (río Beni), la cascada de Caijene, Maije, el jardín botánico de Tumupasa, cerro Brujo, laguna Moa, el Centro Cultural Tacana, entre otros.

No hay un sólo atractivo que se potencie desde San Buenaventura, los atractivos de La Paz se promocionan en Rurrenabaque, Beni. Debería haber un equilibrio en cuanto a la promoción de los atractivos turísticos entre Rurrenabaque y San Buenaventura”, explica la docente y coordinadora del proyecto, Miriam Mallea.

El nivel de formación, las nociones de turismo comunitario y las alternativas para hacer que los atractivos turísticos sean sostenibles, amigables con el medio ambiente fueron algunos de los referentes para desarrollar los prototipos al norte de La Paz.

Costo de los módulos

El costo aproximado de los tres módulos es de aproximadamente 400 dólares por persona (más de 2.700 bolivianos), mismo que es cubierto por los fondos del IDH.

Segundo módulo: formación de recursos humanos para el emprendimiento turístico

El río Beni separa a San Buenaventura y Rurrenabaque./Fuente Página Siete.

El río Beni separa a San Buenaventura y Rurrenabaque./Fuente Página Siete.

El segundo módulo se abocará a la formación de recursos humanos para el emprendimiento turístico, éste se realizará los últimos meses de 2014. En el tercero, que se llevará a cabo durante los primeros meses de 2015, se estudiará la factibilidad y viabilidad de los prototipos para convertirlos en planes de negocios.

Según, explica Mallea, lo ideal es que al final del proyecto se concrete la implementación de al menos un plan de negocios aplicando a financiamiento privado o público con la contraparte de los municipios involucrados.

Nosotros tenemos el conocimiento científico. Ellos (participantes del módulo) tienen el conocimiento del lugar y lo transmiten de una manera muy propia y ya saben, de alguna manera, cuáles son sus atractivos turísticos”, explica la becaria de la carrera de Turismo, Paola Castro.

Un sinfín de tradiciones

Para las emprendedoras bolivianas los tejidos tacana, las festividades como las del carnaval en Tumupasa guardan un sinfín de tradiciones que aún se desconocen o no son tomadas en cuenta por los turistas. Ellos esperan poder ayudar a desarrollar emprendimientos rurales y comunitarios que sean atractivos para los turistas extranjeros y bolivianos.

A ello se suma la fauna, la flora que está íntimamente relacionada con los saberes de los comunarios que tienen otra forma de ver las cosas, eso es algo que me parece maravilloso. Estamos muy comprometidos con el proyecto”, indica la becaria de la carrera de Estadística, Lourdes Zabala.

El proyecto, según argumenta Mallea, es muy importante debido a que se busca brindar alternativas a pobladores para que mejoren su calidad de vida a través de proyectos sostenibles.

Etiquetas: ,

Comentar