Economía

“La Capinoteña” le pone un toque especial al queso

Los Tiempos / Julio 27, 2016

Fuente: Los Tiempos

Fuente: Los Tiempos

Una asociación de mujeres productoras de leche del municipio de Capinota, denominada Aprodelca, da vida a la empresa “La Capinoteña. Este emprendimiento vino a la vida formal hace menos de seis meses en Cochabamba.

“La Capinoteña” produce queso con especias, maduro, fresco, fundido y carnavalero, además yogurt flameado en cuatro sabores y, hace poco, ingresó en el campo de la elaboración de helados de yogurt.

Entre sus productos estrella está el queso carnavalero, que tuvo bastante aceptación en la Feria Internacional de Cochabamba (FIC), según cuenta la representante de Aprodelca, Lidia Nuñez, quien explica que este queso se caracteriza porque tiene pequeños trozos de locoto y pimentón, ideal para la preparación del tradicional k’allu cochabambino. Asegura que otro de los quesos más pedidos es el queso con orégano, que también es uno de los favoritos de su clientela.

Estos quesos vienen en diferentes presentaciones, de un kilo, 1/2 kilo, 250 gramos (en el caso del fundido). El precio del queso de un kilo es de 50 bolivianos.

Productos de “La Capinoteña”

Otro de los productos destacados es el yogurt flameado, que viene en cuatro sabores: coco, durazno, frutilla y mora. La consistencia es similar a la de un flan, pero con el tradicional sabor del yogurt fresco, indica Nuñez. Este producto viene en dos presentaciones, de uno y dos litros, a un costo de 14 bolivianos el litro.

“La Capinoteña” cuenta ya con una fábrica y, aunque no tiene sucursales ni distribuidoras, logró tener entre sus clientes a diferentes municipios.

Sus productos son elaborados y entregados a pedido.

La empresa, actualmente, produce a diario 40 kilos de cada variedad de quesos y cuatro mil litros de yogurt.

Uno de sus logros, explica, Nuñez es haber generado un movimiento económico en la FIC de por lo menos 70 mil bolivianos en 10 días de feria.

Uno de sus proyectos es sacar a la venta el queso muzzarela, además del yogurt frutado.

RSE de Coboce

La empresa Coboce, a través del su programa de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), y la organización ICCO Cooperación de Holanda, apoyaron a esta asociación para emprender este proyecto, que ya fue empoderado por las productoras.

El coordinador de este programa, Rómulo Caro, afirma que el apoyo continuará y, entre sus planes, está lograr la ampliación de la planta para que tenga una capacidad de por lo menos 10 mil litros día de acopio de leche, con una inversión de 300 mil dólares en la construcción y equipamiento. Se espera que esté concluida hasta fines de 2016.

La nueva planta servirá además para que las productoras puedan también industrializar sus productos.

Mientras tanto, señala Caro, continuarán brindando asistencia técnica especialistas en lácteos con el apoyo de tres tesistas que acompañan el avance de “La Capinoteña”.

Este proyecto ya fue empoderado por las productoras”

“La CAPINOTEÑA”, un Emprendimiento Femenino

El 20 de septiembre de 2015, un grupo de 37 mujeres, madres y productoras de leche, conformaron la Asociación de Productoras de Derivados Lácteos “La Capinoteña” (Aprodelca), con el apoyo de la empresa Coboce a través de su programa de Responsabilidad Social Empresarial. En octubre de ese año, las productoras viajaron a Tiawanacu para compartir experiencias con otras productoras y a su retorno decidieron construir su propia planta de industrialización de leche, que fue emplazada en un terreno de 50 metros, que fue donado por las mismas productoras. Después de por lo menos dos meses, la planta les fue entregada y tiene una capacidad de acopio de 400 litros de leche al día, el equipamiento estuvo a cargo de Coboce con un costo de 22 mil dólares.

Actualmente, trabajan para ampliar su oferta con una primera ampliación de la planta para acopiar unos mil litros de leche diarios y poder duplicar su producción para expandirse a más mercados a nivel nacional.

Etiqueta: \ \



Comentar

Nombre *


Email *


Comentario *

Los datos que están marcados con un asterisco (*) son obligatorios, por lo que no puede dejarlos sin contestar.