Microfinanzas

La Bolsa de Valores creará bono a largo plazo para las PyME

Página Siete / Septiembre 10, 2015

  
bolsa boliviana de valores

Fuente: Página Siete

La Bolsa Boliviana de Valores (BBV) creará un Bono de Participativos, a largo plazo, que podrá ser emitido por pequeñas y medianas empresas de Bolivia (PyME) para obtener financiamiento de inversionistas en el mercado bursátil.

Lo que tratamos de hacer en la BBV es que las PyME participen en este mercado. Actualmente nuestros participantes o emisores son empresas grandes. Entonces, estamos buscando que las pequeñas y medianas empresas bolivianas también accedan a este tipo de financiamiento, para eso es este proyecto”, explicó el gerente de Desarrollo y Información de la BBV, Mauricio Zambrana.

Acerca del Bono Participativo

El Bono Participativo de la Bolsa es financiado con recursos del Bando Interamericano de Desarrollo (BID) y tiene la finalidad de que las PyME de Bolivia emitan valores en la bolsa con mejores tarifas, productos e instrumentos nuevos, que contemplará la reglamentación actualmente revisada por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

Zambrana informó que actualmente las PyME participan en la bolsa a través de un mecanismo denominado pagarés en mesa de negociación, que es un financiamiento a corto plazo, a 270 días como máximo, y las tasas de interés varían entre el 3% y 8%, dependiendo de los inversionistas.

Participación de ganancias

Los Bonos Participativos serán a largo plazo y de hasta 10 años, y los inversionistas podrán obtener beneficios adicionales a la tasa de interés, como es la participación en las ganancias.

Además de pagar el interés, si la empresa tiene una utilidad X para arriba, compartirá esa utilidad con el bonista o tenedor de bonos. Por ejemplo, el bonista recibirá el 5% de interés más un porcentaje de la utilidad que obtuvo la empresa”, precisó Zambrana.

El ejecutivo destacó que en el mercado de valores no hay una intermediación financiera, como sucede en las entidades financieras, como los bancos o las cooperativas.

Como no hay esa intermediación, los gastos administrativos son menores, pero el inversionista asume el riesgo del dinero que colocó en los títulos-valores.

Comentar