Emprendimiento

Expiloto del LAB emprende fábrica de avionetas en Oruro

Página Siete / Junio 04, 2014

  
fabrica avioneta

Fuente: Página Siete

Marcelo Miralles trabaja en la constitución de la primera fábrica de avionetas de Oruro y de Bolivia, luego del éxito alcanzado con el montaje de dos aeronaves de este tipo.

El emprendedor boliviano trabajó como piloto del desaparecido Lloyd Aéreo Boliviano (LAB) y construyó una primera avioneta ligera de dos pasajeros en Cochabamba. La vendió, porque necesitaba el dinero tras el cierre de la empresa boliviana, aunque nunca dejó sus aspiraciones de seguir volando.

Por eso es que se puso manos a la obra para construir una segunda aeronave.

Historia del emprendimiento boliviano

La idea emprendedora nació en 2008, cuando Miralles se desempeñaba como gerente del matutino orureño La Patria. “Decidí hacer una avioneta como pasatiempo, pero luego me pregunté por qué no ir más allá y formar una empresa aeronáutica en Bolivia preparando gente e instalando un buen taller de construcción. Y así surgió este proyecto”, explicó el emprendedor boliviano.

Primera experiencia en la construcción de aviones

El primer avión construido por Marcelo Miralles fue uno ultraligero pequeño, en el que caben dos personas, que tiene un pequeño motor de 65 caballos, que actualmente está volando en Santa Cruz, con base en el Aeropuerto El Trompillo.

Avioneta para trabajos agrícolas

En mayo de este año, con el apoyo de dos técnicos, se estrenó la avioneta Zenith CH801, especial para trabajos agrícolas y la primera construida en Oruro.

Destacó que es ideal para los ganaderos que tienen estancias y que necesiten operarla incluso en pistas anegadas y pequeñas. Tiene una capacidad de carga de hasta 500 kilos.

Aunque es relativamente lenta, cubre distancias cortas y puede aterrizar en cualquier terreno. “Puede volar de Oruro a Santa Cruz en dos horas”, apuntó.

Los planos fueron comprados a la empresa Zenith, de Canadá, y los materiales de aviación se importaron.

Para el montaje se apeló a aleaciones especiales de aluminio, cobre y cromo. El ensamblaje y puesta en funcionamiento de la aeronave tardó alrededor de un año y medio. El primer vuelo se efectuó el 8 de mayo.

Miralles aclaró que una vez que se termine de “asentar” el motor Lycoming de 180 caballos de fuerza con las aproximadamente 25 horas de vuelo, la nave se irá a Santa Cruz, con su nuevo propietario.

Marcelo Mirallesgestor de la nave

Marcelo Miralles muestra su obra. Fuente: La Patria

La avioneta “made in Bolivia” ya habría sido expuesta en la Feria Internacional Expoteco de la ciudad de Oruro en noviembre del 2013 captando la atención de propios y extraños. En la oportunidad señaló que más que exponer el avión terminado, la intención es de demostrar a los niños y jóvenes, que los sueños se pueden hacer realidad, sin importar cuán difícil les parezca.

Es simplemente cuestión de, primero soñar y después prepararse y estudiar, conocer lo que uno quiere, esperar la oportunidad y empezar a hacer los proyectos, aunque no estén todas las condiciones dadas, porque las condiciones se irán acomodando en el camino, muchas veces esperamos que todas las condiciones estén facilitadas y no empezamos los proyectos y nunca podemos llegar a nada, entonces decirles que en Oruro ponemos los sueños a volar y es la primera avioneta construida acá”, expresó Miralles.

Esta avioneta da paso a un sueño mayor, como es el de emprender una industria aeronáutica en Bolivia.

Avión acrobático

El próximo año vamos a construir, a pedido, un avión acrobático. Los materiales ya fueron comprados en el exterior por el interesado y están en proceso de desaduanización. Nosotros (junto a su equipo de trabajo) pondremos la mano de obra”, anunció Miralles.

Estos aviones son montados a requerimiento del cliente. Por ejemplo, el Zenith está destinado a trabajos agrícolas y la segunda nave servirá para hacer acrobacias, pero también se pueden ensamblar avionetas-ambulancia, otras ultraligeras o para cualquier otro fin.

Sin embargo, Miralles prefirió no revelar el precio, porque eso afectaría la comercialización de las nuevas avionetas. “Eso dificulta la negociación. Tengo un precio tentativo y uno final, y preferiría no hablar de ello”, dijo el empresario boliviano.

La  compañía impulsada por Miralles ya dio sus primeros pasos, pues contrató a otras dos personas para que ayuden a ensamblar los equipos de la nueva aeronave y él es el jefe del proyecto.

Para dar la mayor seguridad a los clientes, se cumple con todos los requerimientos del reglamento aeronáutico boliviano.

Para poder operar este avión Zenith obtuvimos una matrícula y se hizo un trámite para tener un certificado de aeronavegabilidad emitido por la Dirección General de Aeronáutica Civil”, precisó Miralles.

Una vez que concluyeron la aeronave, se demoró alrededor de siete meses en conseguir la matrícula de operaciones de las autoridades nacionales.

La aeronave

  • Operaciones: La avioneta Zenith CH801 puede entrar y despegar en pistas que tengan un largo menor de 100 metros. En el aeropuerto internacional de Oruro logró despegar en el ancho de la plataforma, informó Marcelo Miralles.
  • Mejoras: Es fácil de construir, mantener y operar; es utilizada en todo el mundo generalmente por organizaciones de ayuda humanitaria. Este modelo en particular fue diseñado por Stahlhart para una organización humanitaria llamada “Medicine On the Move”, quienes utilizan este tipo de avión en Ghana, África, para proveer medicamentos a personas ubicadas en lugares inaccesibles.
Etiquetas: ,

Comentarios

henry onofre / junio 5, 2014

me siento orgulloso de ser orureño y su emprendimiento señor Miralles me llena de fuerzas pa perseguir mi sueño SIGA ADELANTE

Comentar