Economía

Cuatro sectores consolidan la hegemonía de Santa Cruz

El Deber / Septiembre 08, 2014

  

Santa Cruz consolida su liderazgo económico en Bolivia. Las cifras son contundentes. El aporte al Producto Interno Bruto (PIB) boliviano es del 28,2% ($us 8.536 millones), superando de lejos a los otros ocho departamentos. Mientras la economía boliviana creció al 5,18% en 2012 y 6,78% en 2013, con el aporte de Santa Cruz, la región lo hizo en 8,54% y 7,14%, según indicadores del Instituto Nacional de Estadística (INE) y datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Agricultura, minería, manufactura y servicios financieros

El Deber

El Deber

De los $us 8.536 millones, un 36% corresponde a la producción de bienes: agricultura, silvicultura, caza, pesca (15%); minería e hidrocarburos (8%) e industria manufacturera (13%); el restante 64% se debió al sector terciario de la economía, principalmente finanzas, transporte, almacenamiento, comunicaciones, administración pública, comercio, servicios comunales, sociales, personales y domésticos, electricidad, gas y agua, construcción, restaurantes y hoteles.

Este rasgo predominante del sector servicios sobre el primario y de transformación da cuenta de una economía en desarrollo y diversificada; sin embargo, la producción agropecuaria, forestal y agroindustrial sigue siendo el motor del desarrollo, generando a partir de este sector un fuerte efecto multiplicador a los demás actores económicos.

En criterio del gerente general del IBCE, Gary Rodríguez, Santa Cruz no se explica sin el agro, así como tampoco se explica la soberanía alimentaria del país sin la producción cruceña. Es que el nuevo ‘granero de Bolivia’ aporta el 70% de los alimentos que consumen los bolivianos y exporta cerca de tres millones de toneladas al mundo.

Siendo importante el aporte de Santa Cruz a la economía boliviana, hay que tener mucho cuidado con lo que le pase al departamento, porque si le va mal, le irá mal a Bolivia, aunque no siempre ocurra a la inversa dada la dinámica propia que tiene esta región que es la que más pesa sobre el PIB”, sintetiza Rodríguez.

Lorgio Ardaya, presidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz, señala que los datos del INE reafirman la vocación productiva de Santa Cruz.

Asegura que el actual modelo económico sentó las bases para el crecimiento económico del departamento y el desarrollo de la iniciativa privada, además de las condiciones de estabilidad económica, el acceso al crédito y el crecimiento de la demanda interna que han favorecido la creación de nuevas empresas.

Precisamente, datos de Fundempresa indican que en 2005 existían 5.672 empresas formalmente establecidas en Santa Cruz, incrementándose exponencialmente esta cantidad a 42.988 empresas a junio de 2014; es decir, que en menos de nueve años se crearon más de 37.000 nuevas empresas, lo que significa más empleo para la región y más ingresos para el Estado por conceptos de impuestos.

Privados exigen condiciones

Los empresarios apuestan por la región y recuerdan que desde la década de los 80 el crecimiento económico promedio fue del 4,4%; en los 90 fue del 4,8% y en 1998 se registró el mayor crecimiento alcanzando el 13,04%.

La Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (Fepsc) pronostica que la región seguirá liderando el crecimiento en el territorio nacional, no obstante piden mayores condiciones, seguridad jurídica y un pacto público-privado.

Por su lado, el sector exportador argumenta que los pilares del progreso económico han sido fruto del trabajo de su gente, la visión y fortaleza de sus instituciones, además de su espíritu emprendedor, que con sus ideas formaron capacidades productivas y empleos. El sector pide la implementación de mejores políticas.

Comentar