Negocios Liderazgo Espíritu Emprendedor Emprendimiento Economía Competitividad

Coronilla, vanguardia en pastas y productos sin gluten

Los Tiempos / Diciembre 14, 2016

  
Fuente: Los Tiempos

Fuente: Los Tiempos

Este 2016, Coronilla obtuvo el tercer puesto en el Premio Iberoamericano a la Calidad entre 21 competidores de Latinoamérica, Andorra, España y Portugal.

El premio es simplemente una cuestión de honor, no hay una ganancia económica, sino que su obtención tiene connotaciones morales porque es una competencia entre las mejores empresas de los 22 países que conforman la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI)”, explica el gerente Financiero de la empresa, Gabriel Peláez.

La empresa se ganó el derecho a representar a Bolivia en el foro iberoamericano, en su condición de ganadora del Premio a la Excelencia 2015 en Bolivia.

“Cada país de la OEI lleva a su mejor empresa a competir y Coronilla obtuvo este galardón que avala nuestro trabajo”, añade Pelaez.

Este triunfo internacional no fue fruto de la casualidad. “El mérito de Coronilla y lo que nos lleva a ser un modelo exitoso es haber logrado pasar de ser una industria local a una industria, muy pequeña, pero global”, explica.

Coronilla nace en 1972, como una fábrica de fideos para abastecer el mercado local y nacional de pasta. A mediados de la década de los 80 ya se había convertido en uno de los principales actores del mercado nacional de pastas. Este mercado, sin embargo, entró en una profunda crisis en los 90 debido al contrabando y a la competencia desleal por el Impuesto al Valor Agregado (IVA), relata Peláez.

“Entonces, asumimos el desafío de buscar la innovación. Centramos nuestros esfuerzos en una línea de alimentos basados en cereales andinos: quinua, cañahua y amaranto, que, combinados con arroz, logran el potencial alimenticio imprescindible”, explica. La empresa pasó también de sólo producir fideos a galletas, comidas deshidratas, línea de sopas y productos en base a este concepto.

“Además en el camino, nos convertimos en un procesador agronatural certificado, lo cual quiere decir que Coronilla no utiliza químicos en el proceso”, añade Peláez.

Consecuentemente, al innovar con nuevos cereales y emplear productos orgánicos certificados, Coronilla se convirtió en una productora de alimentos libres de gluten, ideal para quienes sufren de celiaquía, pero también para cualquier persona que busque alimentos saludables. “Todos los productos Coronilla son libres de gluten. Ahí nace lo que es nuestra niña mimada Bio XXI, que es nuestra marca para el mercado nacional que resume lo mejor que tenemos, es una línea de 21 productos, todos exportados, desde hace mucho tiempo y hoy está al alcance del mercado nacional”.

Todos los insumos que Coronilla compra son orgánico-certificados. “Somos el principal industrializador de quinua en este país y Sudamérica”, señala el Gerente.

El mérito de Coronilla es pasar de empresa local a empresa global”

Mujeres Coronilla

En Coronilla, el 80 por ciento de los empleos son ocupados por mujeres.

“Si uno se fija en la industria nacional, la fuerza de trabajo es mayoritariamente de varones, porque la legislación laboral es muy demandante en cuanto a los derechos de la mujer. Para empezar, ellas deben trabajar diariamente una hora menos. Eso hace que la industria formalmente establecida prefiera varones”, explica el gerente financiero, Gabriel Pelaez .

Coronilla modificó esa correlación. Además, es una empresa abierta a la contratación de personas con discapacidades. “Tenemos integrados en nuestra plantilla, personas con problemas de hipoacusia (sordera) y se integran a nuestras actividades de forma totalmente natural y el sistema funciona muy bien”, explica Peláez.

La responsabilidad social empresarial para Coronilla va más allá del hecho de apoyar campañas de ayuda solidaria. Su programa social es constante, añade el Gerente.

Microcréditos

Otra faceta de Coronilla es el haberse constituido en una empresa solidaria con los problemas de sus trabajadores, quienes pueden solicitar préstamos sin intereses.

Coronilla tiene un programa de microcréditos mediante el cual su personal puede sacar hasta dos sueldos mínimos nacionales de crédito sin intereses a seis meses plazo.

Muchas veces nuestra gente es víctima de prestamistas y usureros cuando necesita festejar el cumpleaños de un hijo, una graduación o tiene un problema de salud” , refiere Peláez.

Además, “no creemos en empresas económicamente rentables y que no sean, al mismo tiempo, social y ambientalmente responsables”, explica.

Por ello, Coronilla también se rige se rige bajo los más altos parámetros ambientales, como la ISO 14000 y en temas de calidad por la ISO 22000.

“Hoy vendemos nuestros productos en 14 países del mundo y somos, una vez más, el proyecto más importante de industrialización de la quinua, no solamente a nivel nacional, sino de Latinoamérica”, sostiene orgulloso el ejecutivo de Coronilla.

Etiquetas: ,

Comentar