Economía

Comercio: En Bolivia se hacen más de 20 trámites y tarda 25 días exportar

El Deber / Abril 15, 2014

  
cadena logística del mercado1

Fuente: El Deber

Transportar una tonelada de soya desde la  tolva de una maquinaria en Santa Cruz hasta la zona franca Puerto Aguirre en el límite de Bolivia con Brasil, puede costar a un productor más de $us 150 en costos de logística, demorarle unos 25 días sumando el tiempo de carga y transporte y cumplir con más de 20 trámites en promedio que exigen entes como la Aduana, Senasag, certificadoras de calidad, entre otras.

Además de esto, el productor debe cumplir los requisitos que exige el país de destino, conseguir espacio en las barcazas y barcos navieros, y generar confianza con los compradores externos. Similar ruta la transitan los exportadores de otros productos no tradicionales e importadores, según coincidieron cinco productores y cuatro directivos de comercio exterior.

Esta demora, según observan, deja rezagada a Bolivia con respecto a otros países -por ejemplo Paraguay que exige unos siete trámites- y afectan notablemente en la apertura de nuevos mercados.

Nos vuelve indefensos tanto en productividad como en competitividad”, dijo José Luis Landívar, presidente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) y exportador de granos.

Los costos de exportación

Según una investigación realizada por Héctor Revuelta a solicitud del IBCE, el país perdió $us 62,1 millones en 2013 por la ineficiencia logística y de transporte en las rutas de Santa Cruz, La Paz, El Alto y el puerto de Arica siendo el sector soyero el más afectado. Según Revuelta, más del 80% de estos problemas son atribuidos a instituciones públicas como la Aduana Nacional, el Senasag y el Senarecom que afectan directamente a la rotación de capitales del exportador.

La incertidumbre que generan los limitados cupos de exportación afectan directamente en el flete de barcazas, en los contratos y en el envío de carga”, aseveró Landívar.

Transporte, silos y  calidad

Los servicios de logística ocupan más del 50% de la cadena de comercio exterior, según aseveraron los gerentes de firmas de transporte y asesoramiento de carga como Delta Cargo, Inbolcargo, Movicargo, entre otros. La ruta de exportación de la soya, por ejemplo, inicia con el flete de un vehículo que transporta la carga desde la zona de producción al silo.

El costo promedio supera los $us 15 por tonelada. El alquiler del silo cuesta desde $us 12 en adelante la tonelada con derecho a 30 días de almacenamiento, según Tito Choque, productor soyero del norte cruceño. Luego deben contratar el servicio de transporte internacional ya sea por vía férrea o  terrestre.

Para los exportadores de banano y piña de Chapare, por ejemplo, el flete del camión desde esta zona a Argentina puede costarle sobre los $us 3.500, según explicó el presidente de la Cámara de Exportadores de Cochabamba, Luis Juárez.

Para la tramitación en Aduana intervienen el despachante y la Aduana como tal. Según Hans Hartmann, presidente de la Cámara Nacional de Despachantes de Aduanas, las más de 160 empresas reconocidas por el Estado participan en 60% de la cadena de exportación y en un 80% de la importación.

La presidenta de la Aduana Nacional, Marlene Ardaya, aseguró que cada técnico aduanero realiza entre dos y tres verificaciones por día y acotó  que a partir de junio saldrá un nuevo sistema de operadores de comercio exterior, pensando en la sustitución total del Sidunea, en 2015. “Se va a digitalizar toda la cadena y con eso podríamos salvar la logística. Queremos bajar con el manifiesto internacional de carga de 12 a dos horas el trámite”, aseveró. Hace más eficiente la logística ahorraría los gastos y beneficiaria a las empresas bolivianas en pro del desarrollo de Bolivia.

Senasag y la Aduana

Mónica Pérez, gerenta general de Delta Cargo, aseveró que una mercadería que proviene de China demora entre 40 y 45 días siendo más del 70% en el transporte marítimo, terrestre y el resto en trámite. Pidió a la Aduana que dé alternativas de despacho con extensión aduanera. Resaltó la suba de las importaciones de agroquímicos e insumos para construcción.

Patricia Rojas, gerenta de Inbolcargo, dijo que más del 50% de sus trabajos de transporte son para importación. Observó el espacio reducido de las adunas de interior

Hay 12.896 vehículos, pero faltan para trasladar la carga

La cantidad de vehículos que cuentan con tarjetas de operación para el transporte internacional de carga en el país alcanza a 12.896 unidades que suman una capacidad dinámica mínima de transporte de 25 millones de toneladas, según aseguró Héctor Revuelta en el estudio sobre comercio exterior entre las ciudades de Santa Cruz, La Paz, el Alto y Arica.

Según la investigación de Revuelta, realizada a través de entrevistas y encuestas a los involucrados en la cadena, el tiempo de viaje entre Santa Cruz y Arica demora dos días. Sin embargo, debido a las demoras en las terminales de carga y de descarga y en la tramitología, los transportistas alcanzan un promedio de 1,1  viajes al mes.

Los manifiestos mal llenados, la falta de ‘vistas’ en aduana, la poca coordinación del comité de frontera y una demanda excesiva de transporte principalmente durante tiempos de cosecha, son algunas de las trabas que enfrentan los empresarios, según el informe.

Sin embargo, Patricia Rojas, gerenta de Imbolcargo, aseveró que con el boom del movimiento de carga, hay escasez de empresas de transporte que puedan cubrir esa demanda. Desde la

Confederación Nacional de Transporte Pesado aseveraron que las dificultades se presentan principalmente en los puertos de Chile y durante la espera de que retornen las autorizaciones originales para  realizar el respectivo despacho aduanero

Análisis: El costo del transporte es como un arancel

De acuerdo a la experta social del BID, Carmen Pagés, si los países de América Latina hubieran crecido al ritmo promedio que creció el resto del mundo el ingreso per cápita sería un 50% mayor que el actual. Eso se debe a una serie de factores que tienen que ver con la productividad. 

Por ejemplo, el bajo acceso al crédito por parte de las empresas de Bolivia, poca innovación en los procesos y, los factores importantes son el alto costo del transporte para el comercio exterior. Hay cientos de empresas bolivianas que operan con un montón de intermediarios, con camiones muy pequeños, cargas mal cargadas que se mueven en el camino y por cada costo adicional que genera el transporte de una mercancía a sus destinos es paralelo a pagar un arancel. Si uno quiere llevar productos a EEUU, curiosamente es mucho más barato hacerlo desde puertos de Asia que de América Latina.

Etiquetas: ,

Comentar