Economía

Cinco bancos lideran metas de crédito productivo y de vivienda

Página Siete / Junio 13, 2015

  

Los bancos múltiples Fassil, Unión, Bisa, Mercantil Santa Cruz y  Banco de Crédito  lideran la colocación de créditos productivos y de vivienda social hasta abril de este año.

El FIE, BancoSol, Fortaleza y Prodem  están entre los más rezagados y deberán esforzarse más, según un análisis con base en datos de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

La cartera dirigida a estos sectores de las primeras entidades en la lista está encima del 40%, en cambio del último grupo por debajo del 31% (ver gráfica). Cabe aclarar que los datos toman en cuenta en el caso de vivienda la cartera global de préstamos.

La Resolución 031 del Ministerio de Economía, emitida el pasado 23 de enero y que reglamenta la Ley de Servicios  Financieros, da los lineamientos para que las instituciones financieras puedan alcanzar en los siguientes cuatro años la meta de 60% de su cartera colocada en proyectos productivos.

De acuerdo con los datos de la ASFI, hay un grupo intermedio de bancos, como el Nacional de Bolivia, Ganadero y Económico, que están cercanos a alcanzar el 40% de su cartera en los sectores que  ordena la normativa.

Entre los bancos PyMe, el que está más avanzado es Los Andes con 39,96%, pero la meta para estas instituciones es mantener un 50% de su cartera en proyectos de índole productivo.

El secretario ejecutivo de la Asociación de Entidades Especializadas en Microfinanzas (Asofin), José Antonio Sivila, opinó que si bien se observa un “pequeño rezago” en las metas que se deben alcanzar, no es algo que genere alarma y suscite un incumplimiento.

BancoSol y Prodem son entidades fuertes, con fortaleza financiera, son bancos grandes que cumplirán con las metas y no habrá mayor inconveniente”, remarcó Sivila.

Asofin cree que las entidades afiliadas cumplirán con las metas, pero no es una tarea fácil.

Para nosotros subir 1% en volumen significa una gran cantidad de clientes, no es como otro tipo de entidades bancarias que fijan un crédito de 10 o 15 millones de dólares, que de repente cubren e incluso podrían pasar la meta. En cambio para nosotros colocar 10 millones de dólares en cartera son 5.000, 6.000 clientes que tenemos que conseguir y que sean productores”, ejemplificó el ejecutivo de Asofin.

Sivila aclaró que cualquier decisión para solicitar una posible flexibilización o más plazo en el cumplimiento de la Resolución 031, emergerá de un análisis que se hará al final del semestre. ” Veremos qué problemas hay, cuáles son las dificultades”, explicó.

La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) recientemente en un encuentro con los medios de prensa sostuvo que se ha efectuado un gran esfuerzo para colocar más crédito productivo, pero, pese a ello, apenas hubo un  crecimiento de un 1%  y todavía faltan cinco puntos para llegar a la meta establecida este año. Para el sector la relación 60/40 para los préstamos puede ser un chaleco de fuerza que no responda a la realidad del negocio.

Para el exsecretario ejecutivo de Asofin Reynaldo Marconi, a abril los bancos de microfinanzas y los ex FFP, que migraron hacia Banca Multiple, presentan brechas importantes respecto a las metas.

Estos resultados son comprensibles, por cuanto estas entidades estaban especializadas principalmente en operaciones de microcrédito y con las mismas es muy improbable que lleguen a completar las metas sectoriales, ni siquiera en el futuro inmediato”, manifestó Marconi.

Para acatar la norma, en su criterio las instituciones encaran adecuaciones funcionales y de orden operativo.

En criterio del analista económico Alberto Bonadona el cumplimiento de las metas es más complicado para las entidades de microfinanzas, porque el giro de su negocio siempre fue el comercio y servicios.

La fórmula es inflexible,  no hay distinción entre la capacidad del banco y el sector al que estuvo dirigido tradicionalmente”, afirmó Bonadona.

Ampliar la cartera de vivienda social es más factible por la demanda que existe.

La normativa

Previsión Moody’s, en su informe denominado Bolivia’s Annual Lending Quotas Are Credit Negative for Banks, advierte que el cumplimiento de la reciente disposición gubernamental podría reducir la calidad de los activos de los bancos porque en el propósito de cumplir la meta impuesta por el Gobierno, los bancos podrían flexibilizar sus requerimientos.

El incumplimiento a las metas intermedias de cartera productiva será objeto de sanciones, según en el régimen de sanciones de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), señala la Resolución Ministerial 031

Punto de vista

Armando álvarez  Economista. “La fórmula que se aplica es inflexible”

Los bancos PyME  deben llegar a metas del 50% y los Múltiples al 60%. Aquellos que están rezagados, seguramente tendrán que hacer mayor esfuerzo, pero además este año, dependiendo de cómo han partido, tienen que cumplir ya una meta determinada.

Por ejemplo, si un banco tenía 30% y tiene que llegar al 60%, tiene que aumentar 30% en los próximos cuatro años, eso implica 7,5% por año. Hasta fin de año eso implica un 37%, puede ser que algunos estén retrasados, pero no necesariamente  llegar al 40%.

Entonces, aquellos que tienen un cierto rezago hasta abril  tendrán que hacer mayor esfuerzo en lo que resta del año.

Los créditos de vivienda, donde hay demanda, de alguna manera facilita la colocación. En el sector productivo es más complicado, hay que ver que el cliente no sólo  esté en el sector, sino que tenga capacidad de pago. Creo que la fórmula que se aplica es inflexible, porque una cosa era aplicarla hace dos años, cuando la economía estaba en otro tipo de comportamiento, y otra en las actuales circunstancias. La fórmula debería tener un  ajuste en relación al   comportamiento de la economía.

Comentar