Economía

Biotecnología puede resolver problema de sequía en el agro

El Diario / Septiembre 05, 2016

  

VIII foro Biotecnologia

El experto guatemalteco Wayne Parrott, y la biotecnóloga boliviana, Celicia González, aseguraron que los cultivos genéticamente modificados (OGM) podrían ser la solución para enfrentar la grave sequía que afecta a varios países en el mundo y entre ellos, Bolivia. Según dijo, la biotecnología contribuye a lograr mayores rendimientos, seguridad alimentaria y económica, además de reducir daños medio ambientales.

Los OGM se denominan Organismos Genéticamente Modificados. Parrott realizó la presentación “OGM y Cambio Climático, entre lo factible y lo improbable”, en el marco del VIII Foro sobre Biotecnología para Bolivia promovido por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) y la Asociación de Proveedores de Insumos Agropecuarios (APIA) y realizado este miércoles en La Paz.

Parrott, experto de la Universidad de Georgia, aseguró que los alimentos genéticamente modificados, no solo se prestan como una solución estratégica para enfrentar una sequía extrema como la que vive Bolivia y que es considerada una de las peores crisis agrícolas de los últimos 25 años. Señaló que las OGM son una herramienta vital, orientada a cuidar el medioambiente y reducir, drásticamente, la emisión de gases de efecto invernadero.

De hecho, los alimentos OGM “son los más estudiados en la historia de la humanidad y hasta ahora no hubo ningún reclamo de efectos nocivos sobre la salud fue verificado”, sentenció.

Cultivos OGM

En el mundo, actualmente, usan cultivos OGM aproximadamente 18 millones de productores en 23 países –informó Parrot– a manera de poner en evidencia que los avances que se tiene en materia de producción genética de alimentos, algo más de tres décadas según dijo, obtuvo resultados importantes, pero más que eso, orientó acciones decisivas para ahuyentar el hambre en el mundo por la falta de alimentos como efecto del cambio climático en el planeta.

La realidad y los avances de la tecnología no pueden ser minimizadas, sostuvo. En tal sentido, el especialista fue más incisivo en sus comentarios justificando que la cantidad de hectáreas sembradas con cultivos OGM llegan a los 2.000 millones en el mundo, equivalentes solo al tamaño de la extensión territorial que tiene Sudamérica, ilustró el experto.

Variedades

De esta manera, al menos 3.217 variedades de alimentos se lograron obtener y registrar hasta ahora como resultado de la modificación genética, dijo el estadounidense con respaldo de informes oficiales emitidos por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) y el Instituto de Mejoramiento Atómico del Japón.

Limitaciones

Sin embargo, el experto internacional admitió que hoy en día, la aplicación de los alimentos OGM se hallan limitados en el mercado mundial, pero los cultivos de maíz, soya, algodón y la canola, son los más importantes producidos bajo esa tecnología.

Tolerancia

Solo estos cultivos y por sus características tienen tolerancia comprobada a los herbicidas y plagas, pero además, tienen cualidades para cumplir con los requisitos que exigen. Mostró estadísticas que señalaron que el glifosato es el herbicida de mayor aplicación en el mundo.

Inversión

Parrott argumentó que las OGM requieren a veces millonarias inversiones, por lo que los proveedores, deben recuperar su inversión. “Si gana el proveedor, también gana el agricultor en el desarrollo de sus actividades, lo que se traduce en mejores ingresos o la calidad de vida”.

Etiquetas:

Comentar