Tecnología Negocios Innovación Economía Competitividad

Reporte de Competitividad Global 2017-2018: Se necesita un nuevo foco para aumentar la competitividad global

WEF / Octubre 02, 2017

  

El Foro Económico Mundial (World Economic Forum – WEF) publicó el Informe Global de Competitividad 2017-2018 que evalúa los factores que impulsan la productividad y crecimiento en 137 países.

Las primeras posiciones son ocupadas por: Suiza (1) que continúa en el primer lugar seguida de Estados Unidos (2) que sube una posición, mostrando mejora constante desde el 2010. Luego se ubican Singapur (3), Holanda (4), Alemania (5), Hong Kong (6), Suecia (7), Reino Unido (8), Japón (9) y Finlandia (10).

Se necesita un nuevo foco para aumentar la competitividad global

  • Según el Informe Global de Competitividad 2017-2018, diez años después de la crisis financiera mundial las economías siguen corriendo el riesgo de sufrir nuevos impactos y no están preparadas para la próxima oleada de innovación y automatización
  • Los datos recabados durante una década ilustran la importancia de equilibrar flexibilidad y protección en los mercados de trabajo y ponen de manifiesto por qué el aumento que se esperaba en la productividad derivado de la innovación no ha llegado a producirse
  • Suiza sigue siendo la economía más competitiva del mundo, seguida de Estados Unidos y Singapur. Chile y Costa Rica son las dos economías más competitivas de América Latina.

Diez años después de la crisis financiera mundial, las perspectivas de una recuperación económica sostenida siguen estando en riesgo. Esto se debe a la incapacidad generalizada de los líderes y encargados de la toma de decisiones de implementar las reformas necesarias para apoyar la competitividad y el imprescindible aumento de la productividad que esto provocaría, según los datos del Informe Global de Competitividad 2017-2018 del Foro Económico Mundial.

Este informe es una evaluación anual de los factores que impulsan la productividad y la prosperidad de los países. Por noveno año consecutivo, su Índice de Competitividad Global (ICG) concluye que Suiza es la economía más competitiva del mundo, ligeramente por encima de Estados Unidos y Singapur.

Otras economías del G20 que están entre las diez primeras son: Alemania (5), Reino Unido (8) y Japón (9). China es la mejor clasificada del grupo de los BRICS de grandes mercados emergentes, subiendo un puesto hasta el 27.

En Latinoamérica los países mejor posicionados son, Chile (33), Costa Rica (47), y Panamá (50). Argentina (92) mejora 12 posiciones, Brasil (80) sube 1 posición,y México (51) conserva la misma posición.

Según datos de los últimos diez años, el informe destaca tres áreas concretas de mayor preocupación. Entre ellas se encuentra el sistema financiero, en el que los niveles de «robustez» aún tienen que recuperarse del impacto de 2007, y que incluso están bajando en ciertas partes del mundo. Esto resulta especialmente preocupante dado el importante papel que el sistema financiero deberá desempeñar para facilitar la inversión en innovación relacionada con la Cuarta Revolución Industrial.

Otra de las principales conclusiones es que la competitividad se ve reforzada sise combina cierto grado de flexibilidad en el mercado de trabajo con una protección adecuada de los derechos de los trabajadores. Ahora que un gran número de puestos de trabajo podría verse amenazado por la automatización y la robotización, será fundamental crear las condiciones para poder resistir el impacto económico y apoyar a los trabajadores durante los periodos de transición.

Los datos del ICG también sugieren que el motivo por el cual la innovación no se refleja en impulsos dela productividad se debe a un desequilibrio entre las inversiones en tecnología y los esfuerzos por fomentar su incorporación al grueso de la economía.

«La competitividad global se definirá más y más por la capacidad de innovación de cada país. El talento será cada vez más importante que el capital y, en consecuencia, el mundo se está desplazando de la edad del capitalismo a la edad del “talentismo”. Los países que mejor se preparen para la Cuarta Revolución Industrial y, simultáneamente, refuercen sus sistemas políticos, económicos y sociales serán los que triunfen en la carrera de la competitividad del futuro», declaró Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial.

El Índice de Competitividad Global en 2017

Con Suiza, Países Bajos y Alemania establecen el primer, cuarto y quinto puesto, los únicos cambios entre los cinco primeros son Estados Unidos y Singapur, que intercambian puestos (segundo y tercero, respectivamente). Por lo demás, el mayor ganador es Hong Kong, que adelanta tres puestos convirtiéndose en el sexto, por encima de Suecia(7), Reino Unido (8) y Japón (9), que bajan un puesto cada uno. Junto con Finlandia, que se mantiene firme en décima posición, el otro gran ganador entre los veinte primeros es Israel, que escala ocho puestos hasta el 16.

En Europa, la tercera mayor economía de la región, Francia, cae hasta el puesto 22. Por lo demás, parece no haber demasiados indicios de mejora para abordar la división norte-sur de la región, a juzgar por los puestos que ocupan España (34), Italia(43) o Grecia(87). Portugal, no obstante, sube cuatro puestos hasta el 42 y se sitúa por delante de Italia. Las tendencias generales de la última década han reflejado mejoras en ciertos aspectos de los ecosistemas de innovación de Europa, pero también un preocupante deterioro en importantes indicadores en materia de educación. Rusia mejora cinco puestos, hasta el 38, una subida impulsada por mejoras en los requisitos básicos y la innovación.

Norteamérica sigue siendo una de las regiones más competitivas del mundo, liderando en innovación, sofisticación empresarial y preparación tecnológica,y muy cerca de los primeros puestos en el resto de pilares de competitividad. Estados Unidos escala al segundo puesto y Canadá también mejora uno, subiendo al 14.

Entre las 17 economías de Asia Oriental y el Pacífico que abarca el Índice, 13 han aumentado supuntuación global (aunque sea marginalmente), siendo Indonesia y Brunéi Darusalam las que más han avanzadodesde el pasado año. Singapur, la economía más competitiva de la región, cayó del segundo al tercer puesto, mientras que Hong Kong subió del noveno al sexto superando a Japón, ahora en novena posición. Se han observado indicios de una desaceleración de la productividad entre las economías más avanzadas, como China, lo cual sugiere la necesidad de hacer mayor hincapié en aumentar la preparación tecnológica y promover la innovación. India (40) sigue siendo el país más competitivo del sur de Asia y la mayoría de los países de la región mejoran su desempeño. Los dos países del Himalaya, Bután(82, sube 15 puestos) y Nepal (88, sube diez) se encuentran entre los países que más han mejorado en todo el mundo, mientras que Pakistán (115, sube siete) y Bangladés (99, sube siete) han mejorado sus puntuaciones en todos los pilares decompetitividad. Mejorar las infraestructuras y el uso de TIC siguen siendo los mayores retos para la región: en la última década, la preparación tecnológica se estancó en la mayor parte del sur de Asia.

Latinoamérica y el Caribe han experimentado diez años de mejoras continuas en competitividad. Chile sigue liderando la región y se mantiene en la posición 33, seguido de Costa Rica en el 47. A continuación viene Panamá,en el 50, tras bajar ocho puestos. Argentina es el país que más ha mejorado, en el 92, tras escalar 12 puestos. Brasil se estabiliza en el 80, mejorando un puesto, al igual que México, en el 51. Colombia y Perú caen cinco puestos y ocupan el 66 y el 72 respectivamente. Los últimos países de la región son Haití y Venezuela.

Oriente Medio y Norte de África mejoran su desempeño medio este año, a pesar del deterioro en el entorno macroeconómico en algunos países. Los bajos precios del petróleo y el gas están forzando a la región a implementar reformas para apoyar la diversificación,y las fuertes inversiones en infraestructuras digitales y tecnológicas han dado lugar a grandes mejoras en la preparación tecnológica. Sin embargo, aún no se ha producido un giro en el nivel de innovación de la región. Emiratos Árabes Unidos(17) lidera la clasificación de los países árabes, seguido de Qatar (25), mientras que el país que más ha mejorado es Egipto(101, sube 14).

De media, la competitividad del África subsaharianano ha cambiado demasiado en la última década, y solo unos pocos países (Etiopía108, Senegal 106, Tanzania 113, Uganda 114) siguen mejorando este año. Lideran la clasificación de la región Mauricio (45), Ruanda (58), Sudáfrica (61) y Botsuana (63). En líneas generales, África sigue siendo penalizada por su entorno macroeconómico. La inflación media alcanzó las dos cifras el año pasado, mientras que las finanzas públicas siguen viéndose afectadas por unos precios de materias primas relativamente bajos que limitaron los ingresos públicos y, por consiguiente, las inversiones gubernamentales.

Al mismo tiempo, las infraestructuras y los mercados financieros de la región siguen subdesarrollados, y el proceso de mejora de las instituciones sufrió un revés este año debido a la incertidumbre política, en aumento en países claves.

«Los países deben propiciar un entorno que favorezca la creación, desarrollo e implementación de nuevas ideas por parte de ciudadanos y empresas,y les permita avanzar y crecer. El Informe Global de Competitividad nos ayuda a entender los motores de la innovación y el crecimiento, y esta edición llega en un momento en el que aumentar la capacidad de los países de cara a adoptar innovaciones es fundamental para lograr un crecimiento incluyente y progreso económico», afirma Xavier Sala-i-Martin, profesor deEconomía en la Universidad de Columbia.

Acerca del Índice de Competitividad Global (ICG)

La clasificación del Informe de Competitividad Global se basa en el Índice de Competitividad Global (ICG), introducido por el Foro Económico Mundial en 2005. Definiendo la competitividad como el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país, las puntuaciones ICG se calculan con datos a nivel nacional que cubren doce categorías (los pilares de competitividad) que colectivamente forman una imagen completa de la competitividad de un país. Estos doce pilares son los siguientes: instituciones, infraestructuras, entorno macroeconómico, sanidad y enseñanza primaria, enseñanza secundaria y formación, eficiencia del mercado de bienes, eficiencia del mercado laboral, desarrollo del mercado financiero, preparación tecnológica, tamaño del mercado, sofisticación empresarial e innovación.

Descargar el Reporte de Competitividad Global 2017-2018

Índice de Competitividad Global

Te presentamos los indicadores de 3 principales categorías y 12 pilares para 137 economías del mundo.

Comentar