Espíritu Emprendedor Emprendimiento

Día de la mujer: emprendedoras bolivianas destacan su historia de éxito (I parte)

Bolivia Emprende / Octubre 15, 2014

  

Fue gracias a la lucha por la igualdad de derechos, por mayor participación en la sociedad que las mujeres lograron abrirse campo en un mundo de hombres. ¿Quién puede reconocer el trabajo de las mujeres más que otra mujer? Y es que fue la primera presidenta de Bolivia, Lidia Gueiler Tejada, durante su corto mandato en 1980, quien dictó un Decreto Supremo instituyendo el 11 de octubre como el Día de la Mujer Boliviana en honor al nacimiento de la escritora, maestra, poetisa y luchadora social Adela Zamudio Ribero, precursora de la educación laica y de la reivindicación pedagógica, social y cultural de las mujeres bolivianas.

estrella coctel

Gabriela Prudencio

Así como quedaron marcados en la historia, el liderazgo y la labor de Gueiler y Zamudio, en conmemoración al día de la Mujer boliviana, Bolivia Emprende quiere conmemorar la labor de mujeres destacadas por su liderazgo, creatividad y capacidad emprendedora. A continuación rescatamos en esta I Parte 5 historias de mujeres ejemplares que llevan en alto el nombre de Bolivia.

1. La aspirante a estrella del coctel

Recientemente el nombre de la paceña Gabriela Prudencio se destacó en la agenda de las noticias y es que Prudencio es la única latinoamericana que logró llegar a la final del concurso internacional “Search for a Cocktail Star” (buscando a una estrella de la coctelería) nada menos que con su creación, quinua colada.

Con ingredientes en su mayoría nacionales como leche de quinua, frutilla, mandarina y zumo de jengibre y el ron, único producto importado, la emprendedora boliviana logró una combinación que marca la identidad boliviana y que hoy se disputa con cocteles de EEUU, Australia, Grecia y Tailandia.

2. Boliviana lidera la ciencia en América latina

La boliviana Kathrin Barboza Marquez, bióloga experta en murciélagos, fue la primera científica boliviana en ganar la beca del programa de la Unesco-L’Oreal (en 2012) y actualmente, tras 10 años de trabajo con grandes logros, es considerada como una de las diez mujeres que lideran la ciencia en América Latina, lista elaborada por la cadena de noticias BBC Mundo.

mujer cientifica

Bióloga, Kathrin Barboza Marquez

Barboza logró el debut de Bolivia en la lista de becas Unesco-L’Oreal al ganar la plaza con su trabajo sobre los servicios ambientales de los murciélagos urbanos.

El aporte que resalta el artículo de la BBC Mundo sobre Barboza en el mundo de la ciencia, es que “redescubrió en Bolivia el murciélago Nariz de Espada (Lonchorhina aurita)”.

Es un gran honor y un reto ser mujer en el ámbito científico, pero no es imposible ser científica. Como mujeres tenemos mucho potencial”, afirma la experta, que también considera que es necesario ser luchadoras y constantes con el trabajo.

3. Mamá cebra: el andar que deja huella en Bolivia

“(…) los trazos de la huella de su andar por la Patria, se deben manifestar como un ejemplo para todos” resume el reconocimiento que recibió en octubre del 2013, Kathia Salazar, conocida como la “Mamá Cebra” y coordinadora del Programa Cebra, uno de los ejes de acción que abraza la Dirección de Cultura Ciudadana (DCC) del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP).

100% actitud cebra

Desde sus 7 años, Kathia transitaba por los caminos de las artes, más específicamente la danza. Kathia danzaba en las calles, barrios, plazas y cuanto espacio podía ocupar en la ciudad de Santa Cruz, pues la danza era para ella una herramienta para desarrollar el apoyo y sobre todo la expresión social. Esos andares la trajeron a la ciudad de la paz, dispuesta a tomar acción por su ciudad.

Entre encuentros y convivencias en 2006 participó de un taller de expresión para mujeres en la Casa Jaime Sáenz y otros talleres de lenguajes artísticos donde se topó con las cebras y hasta hoy no ha dejado de apoyarlas y aprender de ellas. Creyendo sobre todo en lo que significa trabajar como equipo en lo que se llama la Actitud Cebra: ser positivos, ser considerados y productivos, y sobre todo ser capaces de ponerse en el lugar del otro.

Haber trabajado con estos jóvenes con una mirada abierta, sincera y de respeto por su presencia me vincula como somos hoy, una familia” afirma Kathia.

mama cebra

Kathia Salazar “La Mama Cebra” junto a las cebritas

Cebras: ícono de la ciudad

El esfuerzo y amor por la ciudad, hizo que Katia lleve adelante la acción de las Cebras, como educadores urbanos y portavoces de paz. Experiencia que actualmente se extienda a ciudades como Viacha, El Alto, Oruro, Tarija y Sucre en mayo.

Las primeras Cebritas salieron a las calles de La Paz un 19 de noviembre del 2001, y hoy por hoy, representan un icono que caracteriza a esta ciudad. Su trabajo -comprometido con una cultura ciudadana responsable- logró instalarse en el imaginario colectivo de la población, en especial de niños y niñas que copian las buenas actitudes que este grupo de jóvenes educadores inculca y transmite con alegría a propios y extraños.

4. La líder de FIE que trabaja por la inclusión financiera

pilaramirez1

Pilar Ramirez, Cofundadora del Banco FIE

Una de las principales razones por las que Bolivia es considerada como pionera y líder de las microfinanzas a nivel mundial es por el desarrollo de emprendimientos financieros que dieron acceso a créditos a un sector que el sistema bancario tradicional no tomaba en cuenta; sectores productivos con pequeña capacidad de pago.

Pilar Ramirez fue testigo desde muy joven de esa realidad. mientras dirigía a un equipo médico de atención a las Cooperativas Mineras de Tipuani (oro).

Vi que lo que necesitaban los y las trabajadoras, creadores de sus fuentes de ingresos, no era solo salud si no, el muy importante acceso a oportunidades económicas para mejorar sus emprendimientos” afirma Ramírez. De ahí que Pilar hizo una Maestría en Administración Pública y en un curso de Desarrollo Rural leyó sobre programas de “microcrédito” dirigidos a mujeres en varios países “pobres” y entonces se dijo manos a la obra.

Fue entonces que convenció a 4 otras compañeras del área social de crear una ONG para ofrecer microcrédito sobre todo a actividades productivas, de manufactura, etc.

Esta idea coincidió con la época del Decreto 21060 y la “relocalización” de los y las trabajadoras de las empresas públicas, quienes no tuvieron más alternativa que “crear” sus propias fuentes de ingresos a partir de miles de micro actividades de producción, comercio ambulante, etc.

El acceso a micro-créditos otorgados por la ONG FIE, con una metodología individual que se ajustó a las necesidades de los clientes, rápidamente mostró el crecimiento y beneficio no solo para las mujeres sino para familias íntegras.

Los clientes resultaron ser extraordinarios ‘comerciantes’, cumplidos en sus pagos y ávidos de aprender lo que necesitaban para mejorar sus micro-emprendimientos”, resume Pilar.

Gracias al esfuerzo y la conciencia social de Pilar y sus colaboradoras (María Eugenia Butrón, María Victoria Rojas, Pilar Velasco y Helga Salinas) es que hoy el Banco para el Fomento a Iniciativas Económicas (FIE) (1985), es uno de los más grandes del país, con créditos promedio que siguen siendo considerados “micro”. También se ha ganado la distinción como líder en microfinanzas de la Américas acuerdo al Ranking Anual de las principales Instituciones Microfinancieras (IMF) de América Latina y el Caribe, auspiciados por el BID.

El banco FIE que está cerca de cumplir sus 30 años, es reconocido a nivel nacional e internacional por su desempeño económico y social, y por su destacada contribución a la inclusión financiera principalmente de la Mujer.

5. Adriana Yaffar, potencial emprendedora

El éxito es simplemente una forma de ver la vida, una decisión” afirma la joven emprendedora Adriana Yaffar que luego de realizar un programa de liderazgo y competitividad global tomó la decisión de abrir su propia empresa.

“Con altas y bajas; alegrías y dolores” Adriana desarrolló DYA SRL, una empresa especializada en administración de plazas de comida y servicios de entretenimiento, así también en desarrollo de proyectos y administración de centros comerciales.

A la fecha su empresa ya es responsable de la apertura de la primera plaza de comidas y entretenimiento conocido como “La Jungla” en las ciudades de El Alto y La Paz. La Jungla es el resultado del esfuerzo de 12 empresas bolivianas.

Con este emprendimiento Adriana apuesta a mejorar la productividad y la economía a través del incremento de empleos y empleadores.

Adriana está convencida que la mujer boliviana tiene un gran potencial y trasciende una energía que debe ser asumida con responsabilidad para contribuir al empoderamientos de las mujeres.

 

Por: Bolivia Emprende

Comentar