Emprendimiento

Comunicación para el desarrollo de la Cultura Emprendedora

Bolivia Emprende / Diciembre 16, 2013

  

empoderamiento“Sin comunicación no hay desarrollo” reza el título de la obra de Rosa María Alfaro, esta afirmación declara a la comunicación como componente indispensable para el desarrollo de la sociedad. Idea categórica que indica la imposibilidad de generarse proceso de desarrollo sin dar lugar a la comunicación. Este planteamiento refutaría con el común modelo de desarrollo establecido por países occidentales, donde se imponen medidas en pro del desarrollo económico de la sociedad, sin dar lugar al proceso comunicacional.

Los países autonombrados “desarrollados” califican el desarrollo de acuerdo al siguiente dicho: “Mientras más tienes, más vales”. De esa manera el valor de cada país depende del crecimiento económico expresado en infraestructura, PIB, desarrollo de la industria y del mercado, etc. Por ejemplo en el caso boliviano, se habla de un crecimiento de la economía de Bolivia de un 5.4% (2º país en crecimiento de la región en este 2013) de acuerdo a un informe del FMI, así también de acuerdo al INE hubo una reducción en la tasa de desempleo de un 8,2, en 2005, a 3,2% en 2012 debido a la inversión pública. Sin embargo estos hechos no han repercutido en los problemas sociales.

Aun la mitad de la población permanece en situación de vulnerabilidad (BM), los hechos cotidianos muestran la inequidad social, seguida de la desigualdad de género. Y la declaración de ser libres de analfabetismo se disolvió con el censo de 2012 que registra una taza de 5,02% de analfabetismo en el país. Pero además hay que preguntarse del nivel de la calidad educativa que se está brindando en todas las regiones, el hecho de que la formación primaria y secundaria sea de mejor calidad en las ciudades que en las áreas periurbanas o rurales hace referencia a la diferenciación educativa condicionada por el factor económico.

Los datos fríos de la economía boliviana dicen que estamos bien pero el día a día de las personas de a pie, señalan otra cosa.

Hay medidas gubernamentales y hay avances en la economía, sin embargo aun falta intervenir en los temas de fondo.

¿Cómo intervenimos en las problemáticas sociales?

Hacia el empoderamiento de la sociedad en el proceso de desarrollo

manosEn una oportunidad escuché la siguiente metáfora de un líder empresario, que decía “a la gente hay que darle la caña de pescar y no los pescados”, es decir proveer de la herramienta para trabajar por un objetivo para obtener buenos pescados.

En tanto, si en vez de darle la herramienta, le damos los pescados, le ahorraremos el trabajo de pescar y se alimentará cómodamente, pero estará a la espera de que así sea siempre, pero cuando no haya pescado que comer vendrán los lamentos y los problemas.

En este caso, qué es lo más conveniente para el pescador: ¿motivarlo a pescar para su propio bien, o darle el alimento y mantenerlo en su zona de confort? Tomando en cuenta el dicho que indica que todo tiene su límite, no siempre tendremos la protección de los padres, no siempre la paciencia para con los hijos, no siempre el dinero para gastar; es que impera la necesidad de generar respuestas sostenibles a las necesidades de la población.

Vamos a generar estas respuestas partiendo del conocimiento de estas necesidades, y esto solo se da a partir de un proceso comunicacional que permita el acercamiento, el encuentro entre el Estado y las instituciones a los sectores sociales. Es la idea, la necesidad de cambio, los motivos que van permitir salir de la pobreza, generar mayores oportunidades de empleo, que las mujeres salgan de la situación de vulnerabilidad, impulsar mayores emprendimientos en Bolivia.

Promover ese cambio de mentalidad y actitud en las personas es lo que va a afianzar el proceso de empoderamiento social, la participación de la sociedad civil en verdaderos proyectos de desarrollo.

El empoderamiento implica impulsar a través de la comunicación participativa procesos de intervención, para que las bases asuman la importancia de los proyectos. De esa manera no solo el estado y las instituciones sino todos los bolivianos estaremos contribuyendo a un verdadero desarrollo de la sociedad.

Comunicación para la cultura emprendedora

Volviendo al ejemplo de los pescados, puede haber un pescador sin caña de pescar, sin embargo movido por el hambre, busca y espera la posibilidad de encontrar o que alguien le preste una caña de pescar. Esto ocurre en la vida diaria, cada uno de nosotros tiene habilidades y capacidades para determinadas cosas, tenemos grandes ideas pero tal vez la ausencia de recursos y apoyo hace que nuestras ideas se difuminen en el tiempo.

Ante ese panorama, se han creado fundaciones, empresas como el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, Soboce, Innova y otros que también apoyan e impulsan iniciativas emprendedoras en Bolivia que emergen del seno de la comunidad, sectores sociales como jóvenes, mujeres, y otros a través de concursos centros de capacitación dirigidas a promover el espíritu emprendedor en la población de jóvenes, alentando la creación de empresas productivas innovadoras y el desarrollo de emprendimientos en Bolivia de diversa índole.

Para lograr la efectividad del desarrollo de emprendimientos, de empresas, la comunicación se constituye en un elemento esencial para generar espacios de encuentro, facilitar herramientas y recursos de asesoramiento, capacitación y asistencia en la identificación de posibles ideas de negocio, en el desarrollo de proyectos, y en la búsqueda de financiamiento para la puesta en marcha de los mismos.

La base de este proceso es el vínculo dialógico en el que todas las partes involucradas crecen, se nutren y se transforman a partir del mismo. En ese sentido, la acción comunicacional permite desde la identificación de los interlocutores en este diálogo, así como su especificidad y su valor sociocultural, con el objetivo de optimizar la relación con el sector y escuchar demandas y necesidades para poder ofrecer respuestas desde la Institución o la empresa.

Es decir, esto implica un proceso dirigido a una transformación para un grupo de actores institucionales y de integrantes de la comunidad. La gestión de espacios y las herramientas de comunicación utilizadas son pensadas para generar la apropiación por parte de los emprendedores bolivianos en este proceso, donde el empresario ya con las herramientas y capacidades fortalecidas sea capaz de levantar y hacer crecer su negocio, y al mismo tiempo desarrollar su propia autonomía económica.

Por Verónica Cayoja Mita
Lic. en Comunicación Social
Twitter: @cayojavioleta

Comentar