Economía

Alasita, el mercado de las miniaturas donde se depositan los sueños

Bolivia Emprende / enero 24, 2016

ekekoAlasita, a la plena, Alasita rebaja casera Alasita, a la vida, sé que el Ekeko cambiará mi vida” al ritmo de la canción tradicional de la Alasita del cantautor boliviano Manuel Monroy Chazarreta “El Papirri”, vamos dejando los malos humores y avivando la emoción pues la fiesta de la miniatura está cerquita. Se trata de Alasita, el mercado de las ilusiones y los grandes sueños a precios chiquitos donde las pequeñas cosas escoden el gran trabajo de artesanos y emprendedores bolivianos.

Quiero tener pasaporte, viajar al Polo norte, pasaje con su VISA, raspadillo de canela, anticucho mata pena, enterrarme en masitas…” son solo algunos deseos que la gente como canta el Papirri proyecta al adquirir cada una de las miniaturas que representan a los bienes tangibles e intangibles.

En Alasita todo es posible gracias a la creatividad e imaginación de los productores bolivianos que año tras año reflejan los deseos y sueños de la gente en miniaturas reales. “Es solo ver al plomero con su título de ingeniero, es solo ver a mi abuelo comprando 1000 dólares en 1 peso, es solo ver a la Hilaria con el camión que soñó en su infancia” sigue cantanto el Papirri pues son solo algunos sueños que simbólicamente se compran en las Alasita.

Grandes y variadas ofertas a pequeños grandes precios

alasitas 2016Las pequeñas grandes cosas que se ofertan en las Alasita vienen a precios del bolsillo, pero los sueños de la gente además de grandes son muchos y en la feria es infaltable la ch’alla para bendecir y confirmar que las miniaturas compradas se hagan realidad en un corto o mediano plazo. Todo ello suma en los visitantes a la feria y cada adulto asistente de acuerdo a información de Correo del Sur puede llegar a gastar por lo menos 110 bolivianos, tomando en cuenta los precios más bajos de una variedad de productos y servicios casi imposible de eludir.

A saber: La ch’alla (entre Bs. 15 y 25), más la compra de una casa (entre Bs. 15 y 70), de un auto (entre Bs. 10 y 50), de un negocio (Bs. 20 a 50, dependiendo el tamaño y el modelo), de un título profesional (Bs. 15), de un anticucho (Bs. 10), el paso por el sector de repostería (cinco masas por Bs. 10), alguna suerte sin blanca (entre Bs. 1 y 10), tiro al blanco (Bs. 5), dulces (entre Bs. 1 y 5), tostados (Bs. 5) y refrescos (Bs. 2 a 5).

El monto calculado varía de acuerdo con la capacidad de gasto del comprador, más la salvedad de que alguno de los productos mencionados puede ser reemplazado por otros.

Un añadido importante es el hecho de que a las Alasita no se acostumbra ir solo, sino con la familia entera. Así, la estimación no tiene techo, cuando los niños se ven atraídos por las miniaturas y los juegos.

Según el economista Ricardo Baldivieso, en la zona de Noria Alta de la ciudad de Sucre donde las Alasita también tiene lugar, se estima que durante la feria de emprendimiento boliviano se realizan transacciones de entre 2 y 3 millones de dólares, sin contar gastos del desfile folclórico ni los emergentes de la compra de miniaturas.

Así se desarrolla la Alasita, el encuentro donde se aviva la tradición y la fe en el Dios de la abundancia, una celebración que continúa manteniendo vivas las esperanzas de la gente de a pie y los emprendedores que sueñan con un mañana mejor.

Mi pueblo no necesita de una isla de la fantasía donde se cumpla sus sueños para eso está Alasita” finaliza el Papirri.

Lugar y fecha

Viernes 24 de enero de 2016
Parque Urbano Central
Ciudad de La Paz, Bolivia

Vea el videoclip Alasita de “El Papirri”

Por Verónica Cayoja Mita
Lic. en Comunicación Social
Twitter: @cayojavioleta

Etiqueta: \ \ \ \



Comentar

Nombre *


Email *


Comentario *

Los datos que están marcados con un asterisco (*) son obligatorios, por lo que no puede dejarlos sin contestar.